43 infraestructuras sanitarias de Ucrania ya han sido atacadas, según la OMS

La organización ha aclarado que aún no se sabe el número total de víctimas y de personas heridas

16.03.2022 | 18:16
Hospital de Mariupol

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado este miércoles que se han producido un total de 43 ataques contra infraestructuras sanitarias en Ucrania desde el inicio de la guerra, si bien ha aclarado que aún no se sabe el número total de víctimas y de personas heridas. El director ejecutivo del Programa de Emergencias de la OMS, Michael Ryan, ha asegurado en rueda de prensa que "nunca a nivel global se había visto esta tasa de ataques a instalaciones sanitarias", advirtiendo de que "se están volviendo un objetivo", lo que es "totalmente inaceptable".


"Va contra el derecho internacional humanitario. De hecho, este derecho dice que las partes en conflicto deben tomar medidas específicas para evitar ataques que dañen las infraestructuras sanitarias o a los trabajadores sanitarios de manera intencional", ha advertido Ryan.

Según el directivo del organismo sanitario de las Naciones Unidas, todas las partes del conflicto "tienen que asumir la responsabilidad de garantizar que pueden identificar esas infraestructuras y asegurarse de que no van atacarlas". En este sentido, Ryan ha recordado que la OMS en estos momentos está coordinando el despliegue de 20 equipos médicos de emergencia de expertos de muchos países a Ucrania, a la espera de una solicitud formal de asistencia del Ministerio de Sanidad de Ucrania.

Sin embargo, ha reconocido la dificultad de hacer llegar grupos de médicos externos a este país. "Hemos estado intentando llevar equipos médicos al terreno, pero, ¿cómo podemos llevarlos allí si las infraestructuras a las que tienen que respaldar van a verse atacadas, bombardeadas y van a sufrir daños catastróficos?", se pregunta Ryan, que ha reconocido el trabajo de los sanitarios ucranianos.

"Esta crisis llega a un punto en que el sistema de salud de Ucrania está trabajando excepcionalmente bien. Hay que brindarle apoyo y darle las herramientas para salvar vidas, y parte de ello es brindar equipos, pero, ¿cómo brindamos equipos si la infraestructura a la que los mandamos está siendo atacada de forma directa?", ha insistido.

Evacuaciones de los pacientes

En este mismo sentido se ha expresado Flavio Salio, encargado de liderar los equipos médicos de emergencia de la OMS. "Se está volviendo un desafío garantizar que el nivel de respaldo adecuado llegue a las instalaciones hospitalarias en Ucrania", ha señalado. Otro de los grandes "desafíos" que ha destacado son las evacuaciones de los pacientes que sufren de afecciones crónicas en los hospitales atacados. "Estamos realizando una evaluación del sistema para ver cómo podemos evacuar hacia las fronteras a estas personas, así como a otras instalaciones de Europa", ha avanzado Salio.

En este sentido, ha argumentado que el aumento de la capacidad hospitalaria mediante instalaciones temporales "también podría ser una opción". "Sin embargo, como ha dicho Ryan, tenemos que asegurarnos de que las partes del conflicto ponen de su parte", ha defendido, en referencia a la importancia de no atacar infraestructuras sanitarias durante un conflicto bélico.

"Seguimos pidiendo que cesen los ataques a la sanidad", ha reclamado por su parte el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, para recordar que hay más de 300 instalaciones sanitarias a lo largo de las líneas de conflicto o en zonas que ahora controla Rusia, y otras 600 a menos de 10 kilómetros de la línea de conflicto.

Así, ha hecho hincapié en que ya se han establecido líneas de suministro a muchas ciudades de Ucrania, aunque ha advertido de que "siguen existiendo desafíos con el acceso". "Hasta ahora, hemos enviado unas 100 toneladas métricas de suministros, incluyendo oxígeno, insulina, material quirúrgico, anestesia y kits de transfusión de sangre", ha enumerado.

Apertura de una oficina de campo

"También se han entregado otros equipos, como generadores de oxígeno, generadores eléctricos y desfibriladores, entre otros", ha añadido, para anunciar que esperan enviar otras 108 toneladas métricas. De igual forma, ha informado de la apertura de "una oficina de campo" en Polonia para apoyar las operaciones de la OMS en Ucrania, y para coordinar la respuesta a las necesidades sanitarias de los refugiados.

Sin embargo, ha advertido de "limitaciones financieras" en su capacidad para prestar el apoyo necesario. "Hasta ahora, la OMS ha recibido solo 8 millones de dólares de nuestro llamamiento de 57,5 millones de dólares", ha lamentado Tedros. Así, ha criticado que los Gobiernos "gasten" dinero en armas, en lugar de garantizar la atención de los ciudadanos ucranianos. "Se están gastando enormes cantidades de dinero en armas. Pedimos a los donantes que inviertan en garantizar que los civiles de Ucrania y los refugiados reciban la atención que necesitan", ha reclamado el director general de la OMS.

Con todo, Tedros ha recordado durante la rueda de prensa que Ucrania "no es el único lugar donde los pacientes, los trabajadores de la salud, las instalaciones, la infraestructura y el suministro están bajo ataque", ya que, en total, se han confirmado 89 ataques a hospitales en 2022. "2022 solo tiene 75 días, pero la OMS ya ha verificado 89 ataques a la atención sanitaria en todo el mundo: en Afganistán, Burkina Faso, República Democrática del Congo, Libia, Nigeria, el territorio palestino ocupado, Sudán, la República Árabe Siria y, por supuesto, Ucrania", ha destacado Tedros. En total, estos ataques han herido a 53 personas y han matado a 35, entre ellos trabajadores sanitarios. "Eso incluye a 8 trabajadores sanitarios de la polio que fueron asesinados en Afganistán el mes pasado", aclara el director general de la OMS.

Denunciar la situación en Tigray

En concreto, Tedros ha aprovechado la ocasión para denunciar la situación de Tigray (Etiopía). " 6 millones de personas en Tigray han estado bajo el bloqueo de las fuerzas etíopes y eritreas durante casi 500 días, sellados del mundo exterior. En las últimas dos semanas, la OMS y nuestros socios han distribuido suministros a 65 centros de salud en Tigray, pero se necesita mucho más", ha detallado.

"Así como seguimos pidiendo a Rusia la paz en Ucrania, también seguimos pidiendo a Etiopía y Eritrea que pongan fin al asedio y permitan el acceso seguro de los suministros y trabajadores humanitarios para salvar vidas", ha concluido Tedros.

noticias de noticiasdenavarra