uso de ficheros de salud para obtener datos

Aranburu responde a UPN que "no hay irregularidad" en la encuesta de condiciones de vida

08.02.2020 | 16:02
Mikel Aranburu, consejero de Hacienda Foral.

PAMPLONA. El consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno de Navarra, Mikel Aranburu, ha manifestado, ante las acusaciones de UPN al Ejecutivo de "amañar" la Encuesta de Condiciones de Vida de 2018, que "no se ha cometido ninguna irregularidad en la Encuesta Social y de Condiciones de Vida".

Aranburu ha señalado que "es totalmente falso" lo expuesto por UPN, que ha acusado al Ejecutivo de "amañar" la encuesta para "construir de manera artificiosa una supuesta opinión pública favorable a la imposición del euskera". UPN ha hablado además de "una sucesión de irregularidades detectadas" en el Instituto de Estadística de Navarra (NaStat) con motivo de la realización de esta encuesta con el objetivo de "modificar el porcentaje de la población navarra que usa el euskera".

El consejero ha respondido que no ha habido irregularidades en el uso de ficheros de salud para obtener datos de menores y que "la muestra se extrae del Registro de Población de Navarra, que se regula en Ley Foral 11/1997 de Estadística de Navarra". Ha precisado que los datos de contacto que no se encuentran en dicho Registro, como el teléfono, se obtienen efectivamente de la TIS "de forma legal y estando autorizado según la regulación estadística existente", ha añadido el departamento.

Ha señalado además el departamento que "tampoco es cierto que haya habido ninguna irregularidad en el hecho de pedir el C1 para cubrir el ratio del 50% de personal asignado a la operativa con acreditación de nivel C1 de euskera". "Siempre se ha solicitado encuestadores con euskera en todas las encuestas dirigidas a la población (también en legislaturas anteriores). Y también es cierto que era habitual detectar incumplimientos por parte de las empresas adjudicatarias en cuanto al conocimiento de euskera que decían disponer para cumplir las exigencias del pliego", ha dicho.

Por ello, ha manifestado que "para subsanar esa deficiencia, en este caso se ha pedido la acreditación del C1". "En cualquier caso, ese requisito está contemplado en el pliego y es perfectamente conforme a la normativa y a la ley de contratos", ha expuesto.

Mikel Aranburu ha negado también "manipulación alguna para que la encuesta se dedique casi en exclusiva al uso del euskera" y que haya preguntas sesgadas y dirigidas a obtener respuestas favorables al uso del euskera. Desde el departamento se ha añadido que "el número de preguntas del cuestionario es de 54: las 25 primeras se dirigen a la caracterización socioeconómica de la población; las preguntas 26 y 27 son genéricas sobre conocimiento de cualquier idioma y la 28 pregunta específicamente por conocimiento y uso del euskera", ha informado.

Según ha añadido, "en caso de mostrar algún conocimiento se le realizan las preguntas 29 a 44; y las posteriores, de la 45 a la 54 se refieren al conocimiento de inglés y francés". "Por lo tanto, si en la pregunta 28 responde que no conoce o solo entiende unas palabras en euskera, tan sólo tendrían que responder a esa pregunta. Las preguntas 29 a 44 están referidas a la utilización del euskera en diferentes entornos, pudiéndose consultar el cuestionario", ha señalado.