La jueza deja libre a Zaplana tras incautarse de 6,3 millones en Suiza

La magistrada, que atribuye el 90% del dinero al exministro, sostiene que el riesgo de fuga ha disminuido

08.02.2020 | 18:27

pamplona - La jueza que instruye el conocido como caso Erial ha dejado en libertad provisional al expresident de la Generalitat y exministro Eduardo Zaplana, enfermo de leucemia, tras haberle bloqueado 6,3 millones de euros ocultos en Suiza, que supuestamente cobró en el proceso de privatización de las ITV y de los parques eólicos de la Comunidad Valenciana.

El juzgado ya ha librado una orden para que le sean transferidos esos fondos desde una entidad bancaria suiza, de modo que se hará imposible que ni Zaplana ni los otros dos detenidos, el abogado Francisco Grau y el exdirectivo de Terra Mítica Joaquín Barceló, ambos puestos en libertad ayer, puedan acceder a ellos.

Ni Zaplana ni los otros dos detenidos deberán hacer frente a ninguna fianza para salir de prisión, aunque sí están obligados a comparecer una vez a la semana en el juzgado de guardia más próximo a su domicilio. Así, la puesta en libertad de Zaplana y los otros dos detenidos, que se hará efectiva en cuanto entreguen su pasaporte en el juzgado, ha sido posible al verse reducido el riesgo de fuga, en opinión de la jueza instructora y la Fiscalía Anticorrupción.

La titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, en colaboración con Anticorrupción y la Guardia Civil, han bloqueado 6,3 millones de euros que habían sido transferidos a una entidad bancaria suiza y cuya propiedad, al 90%, es de Zaplana, según las estimaciones de las fuentes judiciales consultadas (el resto se atribuye a Barceló y Grau). La magistrada Isabel Rodríguez ya decomisó en junio al exministro dinero y bienes por valor de otros siete millones de euros. Según el sumario, el también expresidente de la Generalitat valenciana había reintroducido en España esos fondos, procedentes presuntamente de sobornos, en parte mediante la amnistía fiscal aprobada por el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro (2,2 millones) y en parte mediante inversiones, sobre todo en inmuebles, para lo que habría utilizado una red de testaferros.

Tras conocerse la decisión de su excarcelación, Zaplana negó en un comunicado tener cuentas en el extranjero, ni en Suiza "ni en ningún otro país fuera de España ni a mi nombre, ni al de terceros" y afirmó que tampoco cobró "un euro en sobornos o comisiones ilegales" ni se "apropió" o "distrajo" fondos o activos relacionados con la administración pública.

Zaplana fue detenido el pasado 24 de mayo y remitido posteriormente a prisión preventiva en el penal de Picassent (Valencia), si bien desde el pasado 18 de diciembre se encuentra ingresado en el hospital La Fe de Valencia debido a complicaciones derivadas de la leucemia que sufre y por la que fue trasplantado de médula en 2015. Fuentes sanitarias informaron de que no se había preparado la documentación necesaria para concederle el alta y que además tenía pendientes varias pruebas médicas, por lo que estaba previsto que siguiera ingresado.

Su puesta en libertad se produce 259 días después de que entrara en prisión, de los que se ha pasado los últimos 51 en el hospital. Esta medida fue una petición reiterada de su defensa y de su familia, que durante las 37 semanas transcurridas desde su ingreso en la cárcel han presentado varios informes médicos y recursos, argumentando que su estado de salud es incompatible con el riesgo de fuga.

blanqueo y prevaricación En el caso Erial se investiga el presunto cobro de comisiones derivadas de la concesión de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) realizadas en 1997 durante la gestión de Zaplana al frente de la Generalitat, y del Plan Eólico de la Comunidad Valenciana, puesto en marcha en 2003. Además de Zaplana, Grau y Barceló, en la causa constan como investigados el ex director general de la Policía y expresidente de Les Corts Juan Cotino; la mujer de Zaplana, Rosa Barceló, y la secretaria personal del expresident, Mitsuko Henríquez.

Sobre todos ellos pesan acusaciones de blanqueo de capitales, cohecho, prevaricación, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, fraude en la contratación, delito fiscal, falsedad documental, asociación ilícita para delinquir y pertenencia a un grupo criminal.

La portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, expresó su "satisfacción" por la puesta en libertad provisional del exministro, si bien puntualizó que es una decisión "tardía".

La portavoz adjunta de Compromís en Les Corts Valencianes, Mireia Mollà, expresó su respeto a la decisión judicial y recordó que "hay muchos enfermos en las cárceles" que deberían tener el mismo "derecho" a pasar con sus familias la enfermedad. - D.N.

las claves

Pagos. La investigación que desembocó en la operación Erial se inició en 2015, después de que la UCO encontrara, gracias a la colaboración del arrepentido del caso Taula, Marcos Benavent, indicios de que Zaplana había cobrado por dos grandes adjudicaciones de su etapa como presidente de la Generalitat (1995-2002): la privatización de las ITV, a finales de los 90, y el plan Eólico Valenciano.

Leucemia. Gravemente enfermo de una leucemia diagnosticada en 2015, la defensa del exministro había reclamado reiteradamente desde mayo su puesta en libertad bajo fianza. Los jueces rechazaron en cinco ocasiones las peticiones, argumentando que existía riesgo de que Zaplana interfiriera en la investigación o huyera. Consideraban esto último posible por el dinero que sospechaban que seguía ocultando en el extranjero y que ahora han sido bloqueados.