El soberanismo se moviliza en la calle contra el juicio del ‘procés’

Miles de personas claman justicia y libertad en la primera gran movilización en Barcelona contra el proceso del 1-O

Rechazan las acusaciones que pesan sobre los líderes independentistas presos

08.02.2020 | 19:58
Cabecera de la marcha convocada por ANC y Òmnium Cultural, ayer en el centro de Barcelona para protestar contra el juicio del ‘procés’. Fotos: Efe

barcelona - Unas 200.000 personas, según la Guardia Urbana de Barcelona, participaron ayer en la primera gran movilización en Barcelona contra el juicio del procés, secundada por JxCat-PDeCAT, ERC, CUP y comunes bajo el lema "La autodeterminación no es delito", que figuraba en la pancarta de la cabecera.

La movilización, que arrancó poco después de las 17.00 horas, transcurrió por la Gran Vía, entre plaza España y plaza Universidad, en un ambiente festivo y reivindicativo, sin incidentes, y con una importante afluencia de participantes, algunos venidos de diferentes puntos de Catalunya en autocares.

Si bien la Guardia Urbana cifró en 200.000 personas las que secundaron la movilización, las entidades organizadoras, ANC y Òmnium Cultural, elevaron la cifra a 500.000 manifestantes.

Los participantes exhibieron lazos amarillos, estelades y carteles, algunos en inglés, con lemas como Nos juzgan a todos o Libertad presos políticos, además de alzar carteles con los rostros de los imputados en el juicio del procés, que arrancó el pasado día 12 en el Tribunal Supremo.

También se escucharon entre los manifestantes gritos como "independencia" y proclamas a favor de la "unidad" del soberanismo.

En la cabecera, con la pancarta "la autodeterminación no es delito", estaba el presidente de la Generalitat, Quim Torra, quien en declaraciones a los periodistas pidió a la comunidad internacional "que escuche el clamor del pueblo de Catalunya" que denuncia la "farsa" del juicio del procés.

También estaba al frente de la movilización el presidente del Parlament, Roger Torrent, quien llamó a ver el adelanto electoral del 28-A como "una oportunidad para llenar las urnas de independencia y de república".

Acompañaban a Torra y Torrent la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, que protagonizaron algunas de las intervenciones de dirigentes políticos, sociales y sindicales desde el escenario de plaza Universidad, al término de la marcha.

Mauri replicó al fiscal del Supremo Fidel Cadena, que tildó de "murallas humanas" a los votantes del referéndum ilegal del 1 de octubre y dijo: "Somos un muro de disidentes dignos y orgullosos".

Paluzie confió en que el "golpe" que cree que el Estado pretende asestar a los independentistas se les vuelva "como un bumerán".

También desde el escenario, la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, acusó al Estado de ser "franquista", "corrupto" y "autoritario" por "reprimir a la disidencia política", y al presidente del Parlamento Europeo (PE), Antonio Tajani, de ser "una vergüenza" tras vetar una conferencia en la Eurocámara del president Quim Torra y el expresidente catalán Carles Puigdemont. La consellera ha reclamado a los eurodiputados que "no claudiquen" ante "los viejos estados europeos".

El diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián, lamentó que "el fascismo campe a sus anchas" y, en alusión a los líderes de PP, Ciudadanos y Vox, añadió: "Les decimos a los tres jinetes del apocalipsis ultras que no pasarán y que Catalunya será su tumba".

La parlamentaria de la CUP Natàlia Sànchez llamó a "no olvidar" el referéndum del 1 de octubre y subrayó que "los derechos se defienden en las calles".

Los comunes también participaron en la manifestación, con la presencia d Jéssica Albiach, Jaume Asens, Gerardo Pisarello o Joan Josep Nuet, diputado en el Parlament con una causa judicial abierta también en relación al procés, quien pidió "seguir con la unidad republicana porque solo la unidad nos hará libres y nos hará vencer".

agradecimientos Algunos de los líderes soberanistas que son juzgados por el Tribunal Supremo y están en prisión preventiva agradecieron por Twitter la movilización.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, reiteró, como ya dijo en su declaración en el Supremo, "votar no es delito, impedirlo por la fuerza sí", y dio las "gracias a todos por llenar de nuevo las calles de Barcelona, como siempre, de forma pacífica y cívica".

También el exlíder de la ANC Jordi Sànchez indicó que pese a llevar 16 meses en prisión no se siente "solo", y dijo a los manifestantes: "Gracias por estar ahí siempre".

Desde Bélgica, el expresidente catalán Carles Puigdemont aplaudió la imagen "de gente diversa, pacífica y solidaria movilizada contra la injusticia", que es la que quieren "censurar personajes" como el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, que ha vetado su conferencia en la Eurocámara.

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, agradeció a través de Twitter, desde Ginebra, "las imágenes de complicidad, autoestima, fortaleza y coherencia".

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, parafraseó a Séneca para asegurar que los independentistas "no tienen miedo": "Tu poder radica en mi miedo y, si yo no tengo miedo, tu ya no tienes poder".

También mostraron su agradecimiento dirigentes que huyeron de España, como el expresidente catalán Carles Puigdemont y la secretaria general de ERC, Marta Rovira. - Efe