El Tribunal Supremo rehabilita al juez Vidal, padre de’ la Constitución catalana

Fue suspendido por el CGPJ por redactar el borrador del texto y ahora deberá competir por una plaza

09.02.2020 | 00:21

pamplona - El Tribunal Supremo permite al juez catalán Santiago Vidal reingresar en la carrera judicial después de que el Constitucional declarase inconstitucional la ley en la que se basó el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para denegarle la vuelta por falta de aptitud tras cumplir los tres años de suspensión por una falta muy grave. El magistrado que redactó durante el procés la Constitución catalana, que no se puso en práctica, deberá participar en el primer concurso en el que se anuncien plazas de su categoría después de la notificación de este fallo. Suspendido por participar en el redactado de un borrador de la Carta Magna catalana, Vidal fue apartado de sus funciones como juez el 26 de febrero de 2015 y, tras dejar la Audiencia de Barcelona, se hizo senador por parte de ERC, y posteriormente pidió su reincorporación a la carrera judicial tras cumplir la sanción pero el órgano que preside Carlos Lesmes se lo rechazó.

El pleno del CGPJ le suspendió por tres años, el plazo máximo que prevé la ley, como autor de una falta muy grave consistente en la "ignorancia inexcusable en el cumplimiento de los deberes judiciales". Su participación en el borrador de Constitución para una hipotética Catalunya independiente no podía quedar amparada, según la autoridad disciplinaria, bajo el derecho fundamental de libertad de expresión porque choca con "la dignidad, integridad e independencia del Poder Judicial". Sin embargo, la Sala de los Contencioso Administrativo del alto tribunal reconoce el derecho del magistrado a reingresar en la carrera al no ser ya exigible la previa declaración de aptitud después del pronunciamiento del Constitucional, pero tendrá que hacerlo en los términos establecidos en la ley que establece que queda obligado a participar en el primer concurso en el que se anuncien plazas de su categoría después de la notificación de la sentencia.

La resolución del tribunal reconoce a Vidal sus derechos profesionales de todo tipo, económicos y administrativos, desde la fecha de extinción de la responsabilidad disciplinaria por la que fue sancionado y siempre que efectivamente reingrese en el servicio activo en los términos que han sido expuestos. En un comunicado del colectivo de abogados Drets, que ejerció su defensa, Vidal se mostró "muy satisfecho" por la resolución aunque lamentó que tenga que volver a ejercer de juez en el Estado español y no en la república catalana. El magistrado dice sentir una "sensación agridulce" tras conseguir el objetivo de una "reparación jurídica" sobre una decisión "arbitraria e injusta" pero a la vez se siente "muy incómodo" por tener que ejercer de juez en España. "Me habría gustado poderlo hacer en el sistema judicial de la república de Catalunya", consideró Vidal.