Barkos: "En los próximos meses Navarra se juega su autogobierno"

“UPN va de la mano de quien quiere eliminar el Convenio; han cruzado una línea roja” - “Siempre hubo un cierre de filas ante los ataques infundados contra nuestro Régimen Foral, blanquean posiciones antiforalistas por mero interés electoral”

“Frente a quien defiende a Navarra como cuestión de Estado o moneda de cambio, la reivindico como sujeto político. Mientras yo sea presidenta, Navarra no se toca”

09.02.2020 | 02:13
La presidenta Uxue Barkos, durante su intervención este martes en el Foro SER Navarra.

La presidenta del Gobierno foralUxue Barkos, ha repasado los logros de su Ejecutivo este martes en una conferencia titulada "Navarra a la defensa del autogobierno" en el Foro Ser Navarra.

PAMPLONA. La presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos, ha alertado este martes de que en los próximos meses "Navarra se juega su autogobierno", que su formación defiende ya no solo como un derecho histórico sino como un elemento imprescindible para "no perder el tren de la vanguardia".

Así lo ha señalado en una conferencia titulada "Navarra a la defensa del autogobierno" en el Foro Ser Navarra, en el que la presidenta ha repasado los logros de su Ejecutivo en estos cuatro años, en los que la sociedad navarra ha vivido el relevo institucional "con enorme sensatez", tras constatar los "anuncios infundados de que llegaba el apocalipsis".También se ha referido a las próximas elecciones y, teniendo en cuenta el "poliédrico" panorama político en Navarra, a los posibles pactos postelectorales, un aspecto en el que ha negado tener "líneas rojas" con las actuales fuerzas parlamentarias, pero ha reconocido que sí hay "alarmas rojas en muchas de las propuestas" que defienden partidos como UPN o PP.Así, ha señalado que el autogobierno será "el mayor reto" al que Navarra se enfrenta en la próxima cita electoral, ya que ve roto el "cierre de filas" que hasta ahora presidía la actitud "unánime" de los partidos navarros en torno al régimen foral, al alertar de un cambio en la actitud de UPN por su coalición con Ciudadanos, ha dicho sin citar expresamente sus siglas."Hay quien desde Navarra está restando importancia, blanqueando esas posiciones antiforalistas por un mero interés electoral. Una actitud grave e irresponsable que lo único que hace es debilitar la posición de Navarra en una relación bilateral como es la que en esta y otras materias mantiene con el Estado", ha afeado la candidata de Geroa Bai.

También sobre el PP ha aludido a "imposibilidades políticas" de acuerdos por ser un partido que "vota en contra" de que Navarra aumente transferencias como la de Tráfico, y "también sería difícil llegar a pactos con partidos que prometen bajada de impuestos y aumento del gasto", ha advertido.En el ámbito nacional también ha señalado que los políticos "debemos a la sociedad la capacidad de encuentro y diálogo", y por ello ha sido rotunda al expresar un "sí al pacto", pero de igual manera firme al señalar que "no de cualquier manera", aunque también advirtiendo de que en el Congreso Geroa Bai no tendrá capacidad de liderar un pacto "pero sí puede aportar".Así, ha afirmado: "Tenemos claro que en el caso de que hubiera que votar un presidente al bipartidismo tradicional lo haríamos sin ninguna duda y de manera clara a Pedro Sánchez, pero no a cualquier Pedro Sánchez o no a cualquier pacto"."No a un pacto con Ciudadanos, sí a un pacto con encuentro, con diálogo, desde la defensa de los propios posicionamientos políticos de unidad territorial en el caso del PSOE pero no de cualquier manera", ha insistido.

También, y preguntada por los logros y frustraciones de su legislatura, entre los primeros se ha mostrado "satisfecha" del equipo de Gobierno, de su "apuesta por la convivencia" y de "haber puesto en orden las cuentas de Navarra".No ha sido tan concreta en la autocrítica, más allá de reconocer que "ha habido cuestiones que no hemos sabido y podido acometer", como algunos recortes y cuestiones que "impone" la Ley de estabilidad presupuestaria.Entre otras cuestiones por las que ha sido preguntada, ha considerado "falso" que en Navarra las empresas tengan la peor fiscalidad del Estado y ha dicho confiar "por descontado" en su vicepresidente Manu Ayerdi tras su apuesta frustrada por la empresa Davalor, donde "ha ocurrido lo que ocurrió en otras ocasiones haciendo bien las cosas sin buenos resultados".

Además, ha reiterado que la transferencia de la gestión de Tráfico debería llegar en breve "si depende del trabajo hecho y de la palabra dada por el Gobierno de Navarra, y confío que del otro lado sea igual".En cualquier caso, ha dedicado la mayor parte de su intervención a glosar los logros de la legislatura, apoyados en datos que sostienen la mejora económica y social, todo ello para defender que el autogobierno es esencial para ello y para situar a Navarra en otros escenarios como el europeo.También el autogobierno permite a Navarra actuaciones en ámbitos como el cambio climático, la I+D+i, la era digital o la inteligencia artificial, por lo que ha avanzado su deseo de consolidar estas políticas: "Frente a quien defiende Navarra como moneda de cambio, nosotros la reivindicamos como sujeto político".Aún así, ha eludido poner un plazo a su vida política: "Me presento ahora con toda la fuerza, convicción y experiencia que da mi bagaje. No me planteo mucho más, bastante tengo con eso", ha dicho Barkos con humor.