Podemos duda de que el PSOE haya liquidado a la policía política como afirma Marlaska

El juez cita al presidente del grupo Zeta por el robo del móvil a Iglesias

09.02.2020 | 03:03
El ministro del interior Fernando Grande-Marlaska

El juez cita este martes a declarar al presidente del grupo Zeta por el robo del teléfono móvil a Pablo Iglesias

pamplona - Podemos ha acusado al PSOE de no haber querido investigar hasta dónde llegan las cloacas del Estado y de haberse unido al PP y a Ciudadanos para evitar la citación en el Congreso del excomisario de Policía José Manuel Villarejo. "Hay muchas dudas y nosotros hemos querido investigar hasta qué punto llegan las cloacas del Estado", dijo en la rueda de prensa posterior a la ejecutiva de Podemos su secretario de Organización, Pablo Echenique.

Podemos considera que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tiene que aclarar a qué se refiere cuando dice que hay que pedir responsabilidades políticas a los anteriores dirigentes de su departamento por su supuesta vinculación con el caso Villarejo. Lo dice, reprochó Echenique, "como si no fuera ministro del Interior, como si fuera un señor que pasaba por ahí".

El también coportavoz de Podemos, que preguntó quien entró y por qué en la casa del juez que investiga el caso Villarejo, o por qué se protege al director de Ok Diario, Eduardo Inda "y se le abre las puertas de los medios para que difunda basura falsa", insistió en que hay muchas dudas: "El PSOE ha impedido que lo pudiéramos investigar en sede parlamentaria y todo esto tiene que ser una realidad. Si Podemos no está en el Gobierno las cloacas de interior no se van a limpiar en este país".

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, proclamó que "las cloacas" del Estado ya no existen en su departamento porque "se han adoptado medidas claras y contundentes" desde que él ocupa este cargo. En un acto en Cádiz, donde presentó su candidatura como número uno provincial del PSOE al Congreso de los Diputados, el ministro, sin precisar esas medidas, aseguró que ya son "cosas del pasado".

Grande-Marlaska se refería así a la investigación sobre "personas concretas, policías concretos con nombres y apellidos" que "hacían utilizaciones fraudulentas de parte del aparato ministerial", en asuntos como el robo de un móvil a un persona cercana al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que investiga la Audiencia Nacional. El ministro del Interior cree que "a día de hoy" estas actuaciones deberían tener "alguna responsabilidad política", mientras las penales "siguen su curso".

El juez en excedencia insistió en que las llamadas "cloacas" del Estado ya no existen en el Ministerio del Interior. Grande-Marlaska recordó que es "funcionario público desde hace 30 años" y que no considera "mayor deslealtad" que "la de un funcionario público incumpliendo con sus compromisos con la ley y la Constitución".

citado el presidente de zeta El juez del caso Villarejo, Manuel García Castellón, dio un nuevo impulso a la investigación y citó hoy como testigo al presidente del grupo Zeta, Antonio Asensio, en relación con el robo del móvil a una asesora de Podemos y cuyos datos acabaron en poder del excomisario, que admitió que elaboró un informe y dio traslado a sus superiores. La citación de Asensio se produce después de que la pasada semana declarara como perjudicado el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que señaló que el presidente del Grupo Zeta le entregó la tarjeta de móvil que le fue sustraída a la asesora del partido en 2016.

Por estos hechos, también ha declarado como investigado el propio Villarejo, que explicó que una copia con los datos del teléfono en un pendrive llegó a la redacción de la revista Interviú, que consideró que el contenido no era publicable y su entonces director, Alberto Pozas (aunque no citó su nombre), se lo hizo llegar al excomisario. Con el contenido del pendrive, según su declaración, elaboró un informe que elevó a sus superiores en el que señalaba que no tenía "interés policial" y lo archivó, como hacía con todos sus trabajos.

Villarejo se desvinculó también de la autoría del informe Pisa (Pablo Iglesias Sociedad Anónima) sobre la presunta financiación iraní de Podemos, y que aparentaba haber sido elaborado por la UDEF, pero no llevaba firma ni sello, por lo que fue rechazado en todos los tribunales. Apuntó a que la exvicepresidenta del Gobierno de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, conocía de la elaboración de ese informe con el que, según el excomisario, se trataba de frenar el ascenso de Podemos en detrimento del PSOE. - D.N.