Dotaciones acordes a su dimensión

el tercer municipio navarro, a la espera del polideportivo y la casa de cultura, avanza con el instituto y la 0-3

09.02.2020 | 08:28

En la legislatura que termina el Valle de Egüés se ha convertido en el tercer municipio más poblado de Navarra, superando a Barañáin gracias al desarrollo de Sarriguren y la porción de Erripagaña que le corresponde. 21.300 vecinos, según el último dato del padrón municipal, repartidos en 10 concejos, tres lugares y cinco señoríos, que reclaman servicios y dotaciones acordes a la dimensión del valle.

El equipo de Gobierno ha avanzado en esta dirección a lo largo de la legislatura. En primer lugar, como detalló el alcalde Alfonso Etxeberria en la presentación de la candidatura de Geroa Bai, dimensionando estructuralmente la plantilla del Ayuntamiento, que ha pasado de 118 a 150 empleados con un aumento de gasto en personal de más de un millón de euros.

En cuanto a las dotaciones públicas, el Pueblo Viejo, un espacio abandonado hasta hace bien poco, ya comienza a ser una realidad como punto neurálgico cultural y social de Sarriguren, con su antigua iglesia convertida en un pequeño auditorio/sala de exposiciones, o el proyecto ya adjudicado para hacer de otra de sus casas un gazteleku. También verá la luz el próximo curso 2019-2020 el instituto de Sarriguren, igual que la nueva escuela infantil situada entre las calles Doñana y Elizmendi de la ecociudad, dotaciones en ambos casos en fase de construcción.

Por el camino se han quedado otras dos infraestructuras también muy demandadas: el polideportivo y la casa de cultura. El Ayuntamiento ha intentado sin éxito licitar estas obras, concursos que han quedado desiertos hasta el momento (el del polideportivo, en dos ocasiones). Y volverá a hacerlo en un pleno extraordinario convocado para este jueves en el que busca aprobar el pliego de licitación de estas dotaciones, con un coste estimado de siete millones en el caso del polideportivo, y de ocho para la casa de cultura. En cualquier caso, será uno de los retos para la próxima legislatura.

Equipo de Gobierno y oposición han debatido largo y tendido sobre si el Gobierno de Navarra ha respaldado o no al Valle de Egüés en estos últimos cuatro años. Alcaldía recordó recientemente los 11 millones invertidos por el ejecutivo foral en el instituto en o las ampliaciones de los colegios. Y la oposición ha criticado "el abandono" del valle por parte del Ejecutivo foral, al que reclaman que asuma los compromisos firmados en su día con el PSIS de Sarriguren (con la casa de cultura o la 0-3, por ejemplo). En lo que sí coinciden todos es en el reparto del Fondo de las Haciendas Locales, "injusto" con el valle a ojos de la corporación. Un asunto que seguirá vigente después del 26 de mayo.