Los líderes europeos discrepan en la forma de sustituir a Juncker

El PPE apoya al que ganó, los socialistas, a quien sume más apoyos y Macron, a cualquier otro

09.02.2020 | 15:59
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, conversan durante la cumbre de la UE.

Bruselas - El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, opinó ayer jueves que los países comunitarios están "lejos de alcanzar un acuerdo" en lo referente a la elección del próximo presidente de la Comisión Europea (CE) que se está debatiendo en la cumbre de líderes europeos. Durante su intervención ante la prensa tras participar en el inicio del Consejo Europeo, Tajani recalcó que la Eurocámara se mantiene inquebrantable en la defensa del sistema del candidato principal, el llamado spitzenkandidat, ya que en su opinión es el sistema "más democrático y transparente con los ciudadanos". Los países de la UE tienen la capacidad de nominar al candidato a presidente de la CE, pero rechazan que el nombre que propongan sea obligatoriamente uno de los cabezas de lista de las familias políticas europeas, como quiere buena parte del Parlamento. Este sistema se usó en 2014 para escoger al actual presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, que había sido el cabeza de lista del Partido Popular Europeo, ganador de las elecciones ese año, pero en esta ocasión no está claro que el nominado por los países vaya a ser uno de los candidatos principales.

El Parlamento Europeo debe, en cualquier caso, dar luz verde al candidato que propongan los países, por lo que si éstos nominan a un nombre fuera de los cabezas de lista podrían encontrarse con el rechazo de la Eurocámara.

En este contexto, Tajani defendió la necesidad de un acuerdo y aseguró que en la Eurocámara se quiere "evitar una guerra entre instituciones", en referencia a este posible choque entre el Consejo Europeo, que representa a los Estados miembros, y el Parlamento.

En ese sentido, los líderes del Partido Popular Europeo (PPE) dejaron claro que están unidos en el respaldo al alemán Manfred Weber, cabeza de lista de esa formación en la carrera por ocupar la futura presidencia de la Comisión Europea.

El PPE: Weber porque ganó En una cumbre previa al Consejo Europeo, los dirigentes populares reiteraron su "apoyo inquebrantable" al candidato principal del PPE, Manfred Weber. Al término de la reunión recordaron en un comunicado que el PPE "fue pionero en el proceso democrático y transparente de spitzenkandidat como un medio para acercar Europa a los ciudadanos" y dejaron claro que siguen "comprometidos" con ese procedimiento y con Weber.

Indicaron que en las elecciones europeas del mes pasado, los europeos "volvieron una vez más" a hacer que el PPE sea "el grupo más grande en el Parlamento Europeo" y señalaron que consideran su "deber" el "respetar los votos ciudadanos y apoyar que Manfred Weber se convierta en el próximo presidente de la Comisión Europea".

socialistas: un cabeza de lista Por contra, el presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, insistió ayer jueves en que la familia socialdemócrata defiende al holandés y actual vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, como candidato para presidir el Ejecutivo comunitario durante los próximos cinco años.

Sánchez, que junto con el primer ministro portugués, Antonio Costa, ejerce como negociador de la familia política de los socialistas europeos, subrayó que Timmermans fue el cabeza de lista de los socialdemócratas en las elecciones, por lo que se cumpliría "con el mandato del Parlamento Europeo". El presidente español señaló que el spitzenkandidat no es "aquel que gana las elecciones", pues el Partido Popular Europeo fue la formación con más votos, con el alemán Manfred Weber como cabeza de lista. "Es el candidato común que tenemos todas las familias y la persona que debe de ser elegida es la que cuente con mayor apoyo, primero, dentro del Consejo y, en segundo lugar, dentro del Parlamento Europeo", señaló.

Macron: el que sea mejor El presidente de Francia, Emmanuel Macron, apuesta por una tercera vía. Macron aseguró ayer que no se "encierra" en apoyar nombres concretos para los principales puestos de las instituciones comunitarias en favor de tener "el mejor equipo para" la Unión Europea. "Considero que el papel de Francia es intentar crear una solución constructiva, de no encerrarse en ningún camino y lograr hacer emerger el mejor equipo para Europa", afirmó Macron ante la prensa a su llegada a la cumbre de líderes de la UE en la que se debe abordar la renovación de la cúpula comunitaria tras las elecciones europeas de mayo.

"No me quiero encerrar en un nombre porque quiero ayudar a construir colectivamente", agregó, al tiempo que consideró que para estos puestos hacen falta "figuras, personas que permitan realizar el proyecto". El presidente galo dejó claro que se centrarían "sobre todo en una discusión sobre el proceso y la agenda" para elegir a los próximos presidentes de la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos, así como al alto representante de la UE para la Política Exterior y al máximo responsable del Banco Central Europeo.

Las nominaciones, "como siempre he dicho, tienen que derivar de esta discusión estratégica", continuó, y apuntó: "Los diferentes responsables que debemos proponer o nominar, según nuestras competencias en virtud de los tratados, se han de hacer a la luz de esta discusión estratégica y de los equilibrios políticos".

En opinión de Macron, son necesarias "personas que tengan competencias, que compartan sus ambiciones, que tengan credibilidad para hacerlo". "Apoyaré a las figuras más fuertes en ese sentido", aseguró. - Efe