Abascal se estrena con el esperado ataque al feminismo y la inmigración

El líder de Vox pronuncia un discurso guerracivilista y catastrofista que Sánchez deja en evidencia

09.02.2020 | 21:02

pamplona - El presidente de Vox, Santiago Abascal, afirmó que España soportará la "calamidad" que prepara Pedro Sánchez y erigió a su partido como la voz que combatirá el "frente popular" que traerá, ha dicho, "miseria, enfrentamiento y ventajas e impunidad para los enemigos" del país. En su primera intervención el Congreso, Abascal alertó de lo que llamó "conglomerado populista, chavista y comunista" y recalcó que Vox será un "obstáculo insalvable" para su proyecto. Según dijo el dirigente de extrema derecha, las clases medias tendrán más difícil llegar a fin de mes, los catalanes estarán desprotegidos, continuará el efecto llamada a la inmigración, habrá salarios de miseria y las mujeres estarán más desamparadas porque "no meterán en la cárcel para siempre a los violadores".

Abascal recalcó que su partido ha llegado para denunciar "la ficción política de quienes se arrogan la representación de todos con el dinero de los españoles" y defender a "millones de españoles que están hartos de que les digan lo que tienen que pensar, decir y hacer. En este sentido, cuestionó que cuando una violación es cometida por españoles se conozcan todos los detalles de los violadores, pero cuando la cometen extranjeros se oculta su origen para evitar problemas de xenofobia. "¿Acaso tiene que tutelar a los españoles como si fueran menores?", preguntó Abascal, que se quejó de esta "dictadura progre".

Abascal exigió la dimisión del ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, por los indecentes durante el día del Orgullo y criticó a "las voceras del feminismo supremacista", recordando que Vox representa a "muchas mujeres y homosexuales", todos ellos contrarios a que se implante lo que ha definido como "tenebrosa ideología totalitaria".

El jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, utilizó su respuesta al líder de Vox para atizar a los presidentes de PP y Cs, Pablo Casado y Albert Rivera, por los acuerdos que han alcanzado con esa formación en comunidades y ayuntamientos. A su entender, están viendo un "retroceso" en los planteamientos de esos dos partidos por sus pactos con la ultraderecha.

En su réplica, el presidente saludó que la representación de la "ultraderecha" en España sea menor que en otros países europeos, pero recalcó que el "problema" es la "irresponsabilidad" de PP y Cs porque están permitiendo que "influya decisivamente en gobiernos autonómicos y municipales".

"Eso es lo que me preocupa, señor Casado y señor Rivera", proclamó Sánchez, para recalcarles que sus partidos "hermanos" en Europa están manteniendo un comportamiento "radicalmente distinto".

Además, aseguró que Abascal ha pronunciado un discurso "cargado de intolerancia y nostalgia" de época "predemocráticas" y le recalcó que lo que quieren es cerrar las "heridas" que sufren muchos españoles que "están buscando los restos de sus seres queridos en muchas cunetas" de España.