ÚLTIMA HORA
Navarra pide el estado de alarma para aplicar otras medidas como el toque de queda

Los socios del Gobierno foral piden al PSN que negocie los Presupuestos de 2020 con EH Bildu

Alzórriz no cierra ninguna puerta y asegura que las cuentas sociales se basarán en el acuerdo programático

10.02.2020 | 06:03
Adolfo Araiz (EH Bildu), María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra y Txomin González( EH Bildu) en un pleno del Parlamento de Navarra.

Alzórriz no cierra ninguna puerta y asegura que las cuentas sociales se basarán en el acuerdo programático.

PAMPLONA. La Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra han conocido este lunes de forma oficial el techo de gasto que para los Presupuestos de 2020 ha fijado el Gobierno, unas cuentas que sus socios quieren que negocie con EH Bildu.

Se trata, han dicho, de conseguir una mayoría suficiente para aprobar una cuentas sociales en línea con el acuerdo programático suscrito por PSN, Geroa Bai, Podemos e I.E, algo que debería hacerse antes de que llegue el proyecto presupuestario a la Cámara.

Sin embargo el socialista Ramón Alzórriz no ha querido cerrar ninguna puerta, ni a EH Bildu ni a Navarra Suma, y por eso, aunque ha asegurado que las cuentas se basarán en el acuerdo programático, ha señalado que "los Presupuesto tiene que ser negociados" y la negociación para conseguir los votos necesarios será "en el Parlamento".

"Ya hemos dicho que la propuesta del anteproyecto será con base en el acuerdo programático y posteriormente, como no se tiene a mayoría, se abrirá al conjunto del Parlamento", ha afirmado Alzórriz, que ha precisado que la voluntad es buscar "el mayor consenso posible" para unas cuentas que "tienen que ser la imagen de las necesidades de la ciudadanía y del progreso de nuestra comunidad.

Por Geroa Bai, Uxue Barkos ha apuntado que una propuesta para negociar "debe ser sumida por el Gobierno, que es quien debe presentar el anteproyecto", porque "puede permitir que se supere la falta de mayoría absoluta", y ha considera que existe "coherencia" en la postura defendida en primer lugar por I-E de "incorporar a EH Bildu a las negociaciones puede dar mayor visualización" a unas cuentas progresistas.

Mikel Buil, de Podemos, ha admitido por su parte que en la formación morada "vamos a estar siempre más cómodos con un proyecto de presupuestos que gire a la izquierda y no a la derecha" y por lo tanto la negociación "tendría que ser con EH Bildu" para así "desarrollar el acuerdo e impulsar los servicios públicos".

Por su parte Marisa de Simón, de I-E, ha comentado que han presentado una pregunta al Gobierno sobre proceso de elaboración de los Presupuestos de 2020, que se deben guiar por "la senda de lo social y la búsqueda de consenso" y para ello "le pedimos que abra un proceso de negociación a cinco, ente las fuerzas progresistas" para "establecer prioridades para un anteproyecto consensuad".

"Navarra Suma tiene otro tipo de propuestas que no tienen nada ver con los pilares del acuerdo de legislatura", ha añadido y apelado a acuerdo entre 30 parlamentarios "para tener garantías" de que los Presupuestos tendrán "un claro perfil progresista" y de que serán aprobados, por lo que ha adelantado que I-E apoyará los presupuestos "en función de los contenidos" y "no me imagino votando a favor unas presupuestos negociados con Navarra Suma".

En ese sentido, la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, le ha pedido al Gobierno que "sea muy consciente de que está en minoría" y "tendrá que gestionar con humildad y voluntad de acurdo" y presentar un proyecto coherente en ingresos y gastos, porque si quiere unos presupuestos de corte social la fiscalidad tiene que ser "justa y progresiva" y no basada en "planteamientos populistas que miran a los lobis ", y ha advertido de que "una vez que el proyecto llega al Parlamento es muy difícil negociar con base en enmiendas".

Por el contrario, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha asegurado que en su plataforma "no vamos a renunciar a nuestros principios", y entre estos ha citado una baja de impuestos para la clase trabajadora y las empresas a fin de mejorar la competitividad y crear empleo, el Canal de Navarra y el Tren de Alta Velocidad " que "mejoran la calidad de vida y ayudan a crecer" o la igualdad de oportunidades.

Y ha subrayado que los socios de Chivite "le están marcando el camino al Gobierno y al PSN", por lo que "el diálogo y la participación tiene que ser con EH Bildu y excluir a Navarra Suma forma parte del circo a cinco en el que han convertido este Parlamento", lo que le ha llevado a dudar de la intención del PSN de hablar con NA+ cuando "el acuerdo programático está por encima de todo".