Goñi celebra el final del bipartidismo rodeada de sus socios del PP

La candidata de Navarra Suma al Senado aboga por la recentralización de la educación y la sanidad

10.02.2020 | 07:58
Alberto Catalán, Ruth Goñi, Sergio Sayas, Carlos García Adanero y Amelia Salanueva, ayer.

La candidata de Navarra Suma al Senado aboga por la recentralización de la educación y la sanidad

pamplona - Navarra Suma inauguró ayer la precampaña para las elecciones generales del próximo 10 de noviembre evidenciando las mismas contradicciones internas que ya demostró el pasado mes de abril. Durante la presentación de los candidatos al Congreso y al Senado, la número uno a la Cámara Alta, Ruth Goñi -puesto que UPN cedió a Ciudadanos en virtud del acuerdo entre Esparza y Rivera- celebró rodeada de cargos del PP e históricos socios -los de UPN- "la muerte" del bipartidismo, y reivindicó la recentralización, por parte del Estado, de servicios públicos transferidos a la Comunidad Foral, como la educación y la sanidad. "Queremos un sistema educativo, y no diecisiete", defendió, para poco después pedir "una sanidad igual para todos". "Queremos la tarjeta sanitaria única, que podamos viajar con los mismos derechos", deseó. Goñi fue la última en intervenir. Tras lamentar que se haya tenido que llegar a una repetición electoral, pidió interpretar la nueva cita como "una oportunidad" para "explicar" el proyecto de Navarra Suma, "sacar a la gente de la abstención" y "a Sánchez de La Moncloa". El mismo Sánchez, por cierto, al que Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ofreció un acuerdo de última hora a cambio de intervenir el Gobierno de María Chivite en Navarra.

meritocracia La candidata al Senado de UPN, PP y Ciudadanos reflexionó sobre el hecho cierto de que "los españoles llevan cinco años votando" a varias opciones políticas, en lo que a su juicio es la constatación de que "el bipartidismo ha muerto, aunque no les guste". Allí no había nadie del PSOE. Pero sí del PP, sus socios en la coalición, que dejaron pasar la afirmación como si nada. Tras defender la necesidad de trabajar en políticas a largo plazo -como la natalidad-, hizo una encendida defensa de la meritocracia a la hora de optar a cargos políticos, criticando los nombramientos de Rosa María Mateo en RTVE y de José Félix Tezanos en el CIS, en el cargo por "tener el carné del partido en la boca". Terminó su intervención lamentando los altercados en Barcelona -"Hay que tener libertad para protestar, pero esto no son protestas"- y mandando ánimos a la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra.

Antes había hablado Sergio Sayas, candidato al Congreso, que alertó de los planes del nacionalismo de regar poco a poco con el objetivo de que Navarra sea Catalunya en un futuro.

El primero en intervenir fue Javier Esparza, líder de Navarra Suma, que verbalizó uno de los objetivos principales de la coalición de derechas: "Que los independentistas no tengan nada que decidir". Enseguida volvió a la carga contra Chivite, a la que acusó de no saber leer los resultados y hacer "políticas nacionalistas" cuando "la sociedad dijo que no quería política nacionalista".- A.I.R.