Esparza carga contra el PSN y descarta acuerdos con el Gobierno

Acusa a los socialistas de pactar en Navarra “con los testaferros de ETA” y hacer “políticas nacionalistas”

10.02.2020 | 08:35
Representantes del Gobierno de Navarra reunidos ayer con las asociaciones de víctimas.

Pamplona - El presidente de UPN, Javier Esparza, afirmó ayer que el PSN "ha dejado de ser un partido fiable" porque "hace lo contrario a lo que está diciendo" y toma decisiones "perjudiciales para los navarros". Durante su intervención al inicio del Consejo Político de UPN insistió en que la presente legislatura se resume en que "el PSN no es de fiar, viene diciendo unas cosas antes y durante la campaña electoral, pero luego, cuando llega al Gobierno hace otras". Esparza afirmó que el PSN "no tiene un proyecto para Navarra porque no sabemos qué se va a hacer en cuestiones fundamentales para el desarrollo de esta tierra" y las decisiones que se están tomando "están siendo perjudiciales para los navarros".

El presidente de UPN criticó así que el Ejecutivo foral ha dicho que no va a haber exenciones retroactivas en el IRPF, "que no se va a devolver el IRPF por las prestaciones por maternidad", y "no va a cumplir su palabra". Una medida con la que una familia de Navarra "está en peor situación que cualquier familia en este país", reprochó el presidente de Navarra Suma que recordó que "el PSN llevaba en su programa electoral que iba a implantar las exenciones en las prestaciones por maternidad".

Javier Esparza censuró también la "vieja política nacionalista rancia, excluyente" que "solo piensa en una parte de la sociedad navarra". "Políticas que se vinieron haciendo en la legislatura pasada y se siguen haciendo en la actualidad", aseveró. En este sentido, acusó al PSN de pactar "con la izquierda más radical, el nacionalismo vasco de derechas y los testaferros de ETA". En su opinión, el Partido Socialista "se ha radicalizado y está haciendo políticas nacionalistas".

El presidente de UPN acusó así a la formación socialista de "renunciar a sus principios para llegar al Gobierno". Aseguró que Navarra ha sido "un pago del socialismo al nacionalismo vasco" y que la Comunidad Foral "fue moneda de cambio para garantizarse el apoyo del PNV al señor Sánchez". "¿Cómo se va a defender el autogobierno con los que quieren un Estado vasco?", se preguntó el dirigente regionalista, que afirmó que el PSN "está siendo cómplice de un proyecto nacionalista en nuestra tierra". En este sentido, remarcó que si la formación socialista "se modera" y "vuelve a la senda de la centralidad" y de "alejarnos de lo identitario, podremos hablar y llegar a acuerdos; pero no vamos a ser cómplices de ningún proyecto nacionalista".

Esparza remarcó que "hay que llegar a acuerdos, desde siempre hemos llegado a acuerdos" pero "el problema es si para pactar tienes que renunciar a tus principios, valores e ideología". Para Esparza, "no se puede ser centrado de la mano de Podemos, IU y Bildu" y reprochó que los socialistas "no se sientan con la principal fuerza de esta comunidad". "Lo que estamos viendo es a un PSN que está haciendo todo lo que el nacionalismo vasco le pide", subrayó. Así, afirmó que el PSN quiere una Ley de Símbolos sin régimen sancionador "para que el nacionalismo vasco siga haciendo lo que le da la gana", reprochó el voto en contra de los socialistas a la derogación del decreto del euskera "cuando hace cuatro meses votó que sí", así como su voto en contra en el Parlamento a "derogar la reforma del mapa local". "Más allá de la incoherencia, tan grave como engañar a los ciudadanos es tomar decisiones perjudiciales para el conjunto de los ciudadanos", criticó. - E.P.