PSOE y ERC avanzan en “la vía política” para resolver el conflicto en Catalunya

No cierran el acuerdo pero se volverán a ver el 10 de diciembre y decidirán si se deja la investidura para enero

17.12.2019 | 17:27
Gabriel Rufián pasa ante Pedro Sánchez durante la sesión constitutiva del Congreso.

No cierran el acuerdo pero se volverán a ver el 10 de diciembre y decidirán si se deja la investidura para enero.

pamplona - Segunda reunión de los equipos negociadores del PSOE y ERC para desbloquear la investidura del líder del socialista, Pedro Sánchez, y ambas formaciones reconocieron avances "para activar la vía política" en el objetivo de resolver el "conflicto político" en Catalunya.

Por primera vez desde que iniciaran las conversaciones, PSOE y ERC firmaron un comunicado conjunto el que reafirmaron la existencia de ese "conflicto" de naturaleza política en la comunidad catalana que, como tal, debe ser resuelto "políticamente". El comunicado es muy significativo, por el tono, el contenido y el hecho de que sea conjunto.

"Hemos avanzado en la reflexión para activar la vía política buscando los instrumentos necesarios para su encauzamiento", aseguran en la nota socialistas y republicanos.

Junto a esta apuesta por la "vía política", las formaciones lideradas por Pedro Sánchez y Oriol Junqueras subrayan que también han avanzado en "temas concretos" y los dos partidos comparten una "sensibilidad social" y apuestan por la "recuperación de derechos civiles, laborales y sociales".

En la reunión de la dirección permanente del PSOE del lunes ya se planteó que enero ganaba enteros para la investidura. El ambiente en la ejecutiva fue tranquilo y en ningún momento se vio en peligro que saliera adelante. Pero según fuentes presentes ya se aceptó tener que renunciar a los plazos que querían Sánchez e Iglesias de que la investidura se celebrase en la semana del 16 de diciembre. ERC no comparte esas prisas e incluso espera que los equipos negociadores se vean al menos una vez en Catalunya. Algo que dilataría todavía más los tiempos y llevaría la formación del Gobierno a mediados de enero.

A la espera de lo que pueda dar de sí la reunión de hoy en el Congreso entre el PSOE y JxCat, suspendida ayer por el traspié de Adriana Lastra, las delegaciones de socialistas y ERC acordaron reunirse de nuevo dentro de una semana, el martes 10 de diciembre, pasado ya el puente de la Constitución. Ese 10 de diciembre se barajaba inicialmente como la fecha probable para que el rey comenzara la ronda de consultas con los grupos políticos para proponer un candidato a la investidura.

Consultas de Felipe VI que según esos planes acabarían al día siguiente, el martes 11 de diciembre, con tiempo suficiente para convocar el pleno de investidura y formar Gobierno antes de Navidad. Sin embargo, ERC ya ha dejado claro estos días que no tiene prisa para la investidura sino garantías de que el acuerdo con el PSOE se va a cumplir en todos sus términos. También el propio Pedro Sánchez enfriaba las expectativas y no descartaba una investidura durante el mes de enero.

Por el momento, JxCat ya ha dicho que acudirá a la reunión con el PSOE para "escuchar" las propuestas socialistas y reclamar "una solución global" para Catalunya que, en cualquier caso, "debe pasar por el derecho a la autodeterminación".

En esta misma línea, la portavoz del Gobierno catalán, Meritxell Budó, defendió que para resolver el "conflicto político" hay que retomar cuanto antes el "diálogo sincero" entre ambos gobiernos. Diálogo que, en su opinión debería arrancar con una reunión encabezada por los presidentes de la Generalitat, Quim Torra, y del Gobierno, Pedro Sánchez.

Budó negó que existan discrepancias entre los socios de Govern -JxCat y ERC- sobre este punto, pues la petición de que Torra esté presente en el inicio de las conversaciones no excluye que puedan ser otros miembros del Gobierno catalán quienes las continúen.

cita en barcelona Fuentes de ERC explicaron tras el encuentro que ya la semana pasada se acordó el establecimiento de una mesa de diálogo entre los dos gobiernos y ayer se ha profundizó sobre este asunto. En este sentido, se ha hablado de los elementos necesarios para establecer esa mesa, tales como el calendario o los bloques temáticos, pero aún no se han terminado de concretar estos aspectos.

Las mismas fuentes reconocieron que en la mente de las dos delegaciones está poder celebrar alguna reunión próxima en Barcelona, si bien hoy por hoy no se ha decidido el lugar del encuentro el 10 de diciembre. Desde ERC se señala que esta segunda reunión negociadora se celebró en un clima "cordial" que favorece seguir avanzando. También el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, admitía tras abandonar el Congreso de los Diputados, donde se había llevado a cabo el encuentro, que la reunión había ido "bien". Preguntado si estaba más cerca la abstención de ERC, Ábalos contestó: "Bueno, vamos ahí avanzando".

Desde Unidas Podemos y las confluencias, socios de Gobierno de Sánchez, el portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, alertó de que un acuerdo que llegue tarde "es un mal acuerdo" y que no se puede esperar más. "La ciudadanía merece que antes de Navidad podamos tener un Gobierno en España", avisó Asens, en la misma línea de lo apuntado el lunes por Pablo Iglesias.

En este contexto, el líder del PP, Pablo Casado, ya ha advertido de que su partido no será nunca sustitutivo de ERC o de Podemos para facilitar la formación de un Gobierno y que el PSOE se equivoca si pretende recurrir a los populares en el caso de no conseguir un acuerdo con los independentistas.

Casado recordó ayer que el PSOE todavía no se ha dirigido a su partido para negociar la investidura, entre otras cosas porque Sánchez ya ha elegido sus socios de Gobierno.