Casado utiliza la investidura de Sánchez para iniciar la "reagrupación nacional"

PP, Vox y Ciudadanos se confabulan ante un Gobierno que consideran "ilegítimo y traidor"

08.01.2020 | 06:16

Pamplona - Cuando en política se dice que la "lucha será sin cuartel" significa que se irá hasta las últimas consecuencias, hasta la liquidación política del adversario. Con esta frase tan cuartelaria y pendenciera -"lucha sin cuartel"- se resume la postura que va a mantener la derecha, PP, Vox y Ciudadanos, frente al Gobierno de Pedro Sánchez a lo largo de la legislatura. Lo visto en los tres días que ha durado el pleno de investidura se puede considerar a modo de ensayo y probatura de lo que va a suceder de ahora en adelante en la política española.

Ayer, nada más finalizar la votación en el Congreso, Vox escribía en su cuenta de Twitter: "Un mal día para España con la investidura de Sánchez, pero hoy comienza la lucha sin cuartel que va a dar la #EspañaViva desde todos los frentes". Además, la formación de la extrema derecha convocaba concentraciones "frente a los Ayuntamientos de toda España" el próximo domingo para denunciar un "Gobierno ilegítimo y traidor" tal como le calificó Santiago Abascal, presidente de Vox.

La duda estriba en saber si, como ocurrió en la plaza de Colón en febrero del pasado año, PP y Ciudadanos se van a sumar a la convocatoria de Vox. De entrada, el PP organizó ayer sus propias concentraciones. Aunque bien es verdad que con poco éxito, el PP de Castilla-La Mancha y el de Extremadura convocaron concentraciones minutos antes de la votación en la Cámara Baja para pedir a los diputados socialistas "decentes" que no apoyaran la investidura de su líder. Un tamayazo que no tuvo ninguna opción ya que todos los diputados socialistas mantuvieron la disciplina de voto.

Desde el atril del Congreso, los líderes de PP y Vox, Pablo Casado y Santiago Abascal, coincidieron en deslegitimar el Ejecutivo de Sánchez, al que acusaron de arrodillarse ante los "independentistas y los herederos de ETA".

El líder del PP, Pablo Casado, acusó a Sánchez de "engaño masivo" a los españoles con el Gobierno "ultra" que va a conformar con Unidas Podemos con el apoyo de los independentistas y EH Bildu, algo que, recalcó, "todo el mundo sabe que no acabará bien". Casado anunció que el PP va a centrar su oposición, en "impulsar la reagrupación de la España constitucionalista" para construir una nueva mayoría social en la que cree que pueden integrarse incluso los socialistas que estén en desacuerdo con esta deriva de Sánchez.

En la carrera por ver quién se mostraba más duro ante Sánchez, el líder de Vox, Santiago Abascal, echó mano de su mejor repertorio para señalar que el Gobierno "ilegítimo" que presidirá Sánchez, es fruto de "la mentira y la traición" y cuenta con "el beneplácito de ETA".

A juicio del máximo responsable del partido de la extrema derecha, el nuevo Ejecutivo nace "arrodillado" ante diputados que "no merecían haber sido acreditados" y supondrá la "culminación" de los pactos "iniciados hace más de 20 años" entre el PSOE y ETA.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que será previsiblemente proclamada presidenta de Ciudadanos el próximo 15 de marzo, mantuvo en la formación naranja la deriva hacia la derecha.

Según Arrimadas, "hay muchos españoles muy preocupados" con el Ejecutivo que formará Sánchez, por las políticas económicas "populistas y comunistas" de Unidas Podemos y por las "cesiones al nacionalismo". La portavoz naranja señaló que los socios de Sánchez arremeten contra el rey, los jueces y los símbolos nacionales porque "saben que son garantía de unión y libertad".

De cara al futuro, consideró que "no vamos a tener estabilidad, ni un gobierno sensato, ni unos socios que piensen en España". Asimismo, insistió en que a Sánchez "no le ha votado ni un solo español para hacer lo que está haciendo". - J.N./D.N.

los Datos falsos

Abascal sigue con sus mentiras

Violaciones grupales. No hay datos que demuestren que el 69% de los agresores imputados en violaciones grupales sean extranjeros, como defendió ayer el líder de Vox, Santiago Abascal, durante su intervención en el pleno del Congreso, y como viene repitiendo desde hace varios meses. Sí hay estadísticas oficiales sobre el conjunto de agresiones sexuales y todas ellas reflejan lo contrario: que la mayoría de los autores son españoles. Así, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), del total de 2.917 adultos condenados en 2018 por delitos contra la libertad e indemnidad sexuales, 2.184 eran españoles y el resto extranjeros (un 25,1%).

el bloqueo

254 días en funciones. La investidura de Pedro Sánchez pondrá fin a partir de hoy a 254 días de Gobierno en funciones, desde las elecciones del 28 de abril del año pasado, un tiempo extenso que, sin embargo, no supera los 315 días que estuvo Mariano Rajoy durante prácticamente todo 2016.

Presupuestos. Estar en funciones supone una limitación considerable de las tareas ejecutivas, especialmente porque no permite la disponibilidad presupuestaria. La imposibilidad de movilizar el presupuesto generó polémica cuando las comunidades autónomas reclamaron el pago de los anticipos a cuenta en septiembre.

Solo decretos. A diferencia de la anterior legislatura fugaz, la XI, sí hubo sesiones de control al Gobierno y hasta se crearon las comisiones, pero muy pocas llegaron a tener desarrollo. De hecho, el Congreso acumula un año sin actividad legislativa, más allá de convalidar reales decretos leyes. La actualización de las pensiones fue posible por un decreto.