Sus candidaturas han sido validadas

Listo el pulso para las primarias en Cs entre Arrimadas e Igea

27.02.2020 | 21:10
La presidenta y portavoz del Grupo de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas (i), conversa con el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea (i).

Madrid. La Comisión de Garantías de Ciudadanos ha avalado este jueves las candidaturas de Inés Arrimadas y Francisco Igea, que se disputarán el liderazgo del partido en las primarias del 7 y 8 de marzo, aunque está pendiente de dar el visto bueno a una tercera lista que registró un militante de Valencia.

Ha sido después de conseguir el visto bueno de este órgano cuando se ha hecho pública la candidatura completa de Arrimadas a la Ejecutiva, que está integrada por 35 nombres y deja diez huecos (la dirección puede tener hasta 45 integrantes) para poder incluir más adelante a otros dirigentes de su confianza.

Por ejemplo, Edmundo Bal, el portavoz adjunto de Cs en el Congreso, que estará en la dirección de Cs si gana Arrimadas como es previsible, pero que no ha podido ser incluido en la candidatura al no cumplir todavía el mínimo de seis meses de militancia que se exige.

Hay 15 mujeres y 20 hombres en esta lista que lidera Arrimadas, en la que son ellas las que tienen más peso orgánico que en el anterior equipo de Albert Rivera, puesto que el núcleo duro incluye como secretaria general a Marina Bravo, diputada del Parlament que sustituyó a Toni Roldán, y a dos portavoces nacionales: Melisa Rodríguez y la líder de Cs en Cataluña, Lorena Roldán, que ejercerá de portavoz adjunta.

El organigrama que propone Arrimadas incluye ahora dos vicesecretarías, que ocuparán Carlos Cuadrado, que mantiene la responsabilidad de las Finanzas, y el exmilitante socialista Joan Mesquida, uno de los fichajes estrella de Rivera de las elecciones del pasado abril.

José María Espejo, diputado naranja y uno de los hombres de confianza de Arrimadas, será vicesecretario adjunto.

Otros miembros con los que Arrimadas contará en su equipo, aunque en la candidatura que han presentado no constan con un cargo determinado, son los vicepresidentes de Madrid, Andalucía y Murcia, Ignacio Aguado, Juan Marín e Isabel Franco, respectivamente; la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís; y los portavoces de Cs en la Comunidad Valenciana, Toni Cantó, y en Aragón, Daniel Pérez.

Cuenta también con el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, enemigo político de Igea y uno de los apoyos de la expopular Silvia Clemente, la candidata de la dirección de Rivera a las primarias de las autonómicas de esa comunidad cuya victoria tuvo que se anulada por irregularidades.

En esta candidatura continuista, está también Miguel Gutiérrez, César Zafra y la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, entre otros.

También figuran la consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera; los diputados María Muñoz y Marcos de Quinto; el portavoz en la cámara catalana, Carlos Carrizosa; y Guillermo Díaz y Beatriz Pino, que son miembros de la gestora, como la mayoría de los nombres.

Arrimadas cuenta además con el eurodiputado Jordi Cañas, que en el congreso anterior abanderó un sector crítico para mantener el ideario socialdemócrata del partido, una batalla que perdió al imponerse el modelo liberal progresista que defendió Rivera.

Destaca la ausencia del jefe de la delegación europea de Cs, Luis Garicano, amigo de Igea y uno de sus principales apoyos, que ayer explicó a través de su cuenta de Twitter que no ha querido sumarse a ninguno de los proyectos en liza después de haber intentado durante estos meses "unir al partido y recuperar la ilusión".

"No ha sido posible y he decidido no estar en ninguna candidatura", ha argumentado tras recibir la invitación a sumarse de ambos dirigentes.

La campaña por la presidencia del partido naranja arrancará el sábado y concluirá el día 6 de marzo, una semana en la que Arrimadas defenderá un modelo de partido más horizontal y con más peso de la militancia frente al proyecto más descentralizado de Igea, que también apuesta por dar más voz a las bases.