alerta sanitaria

Sánchez busca apoyos para pedir otra prórroga pero pone en marcha un plan B

El Gobierno contempla usar un "paraguas de decreto ley" si no hay mayoría y advierte de que no pactará nada accesorio

27.05.2020 | 01:39
Carmen Calvo se quita la mascarilla antes de intervenir ayer en su comparecencia en el Congreso. Foto: Efe

pamplona – El Gobierno español aspira a aprobar una nueva prórroga de 15 días del estado de alarma si tiene los apoyos necesarios para ello. Eso sí, de no contar con una mayoría parlamentaria que resulta cada vez más cara de conseguir, contempla un plan B, actuar vía decreto ley para culminar el proceso de desescalada con unas actuaciones, eso sí, reducidas a su mínima expresión. Así lo confirmó ayer por primera vez la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, que explicó que el Gobierno prepara un decreto ley que ordene el final de la desescalada con las medidas "mínimas posibles" hasta su finalización, en caso de que no consiga, como pretende, volver a prorrogar el estado de alarma.

Esta última prolongación contemplaría, según Calvo, "modificaciones muy importantes" del decreto de alarma para "dejar a las comunidades autónomas que desescalen" y permitiendo, porque "constitucional y legalmente es posible", que unos territorios salgan de la alarma antes que otros.

Pero si no logra una mayoría en el Congreso, avanzó que el Gobierno ordenará la legislación vigente por medio de las órdenes ministeriales que se han ido aprobando y utilizará un "paraguas de decreto ley" para regular la reacción y la respuesta sanitaria hasta el final de la desescalada. Junto a ese decreto ley, el Ejecutivo planteará "en legislación de urgencia" una reforma de la legislación básica "para poder responder a un rebrote".

Sin esa mayoría, el Ejecutivo "ordenará la legislación vigente que a la luz del decreto de alarma se ha generado en las órdenes ministeriales, con un paraguas de decreto ley, para dejar las mínimas posibles que ordenen la reacción y la respuesta sanitaria hasta el final de la desescalada de los territorios" que van más retrasados en las fases: la Comunidad de Madrid, Castilla y León y Barcelona y su área metropolitana.

Calvo aseguró que, ahora sí, sería "la última prórroga" con el fin de llevar a su fin la desescalada. Eso sí, "si hay una mayoría suficiente para hacerlo", dadas las crecientes dificultades para ello. Con el fin de evitar otra polémica como la que siguió al acuerdo con Bildu para derogar la reforma laboral a cambio de evitar su voto negativo a la aprobación de la última prórroga, el gabinete de Pedro Sánchez advierte de que esta vez no se negociará nada fuera del ámbito sanitario.

En su comparecencia ante la Comisión de Reconstrucción del Congreso, Carmen Calvo también adelantó la intención del Gobierno de llevar a cabo un cambio legislativo para contar con un instrumento distinto del estado de alarma, en el caso de que se produzca un rebrote del coronavirus. Tras recordar que el Estado saldrá "pronto" de dicho estado, emplazó a una reflexión para reformar la legislación básica sin "recentralizar" competencias autonómicas, de manera que el Ejecutivo pueda responder a una nueva situación "peliaguda sanitariamente hablando" y tener un instrumento distinto del estado de alarma.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, advirtió a los partidos de que el Ejecutivo no piensa negociar nada que se salga del ámbito sanitario a la hora de buscar una nueva prórroga del estado de alarma, un mensaje que el Ejecutivo ya ha trasladado directamente a los grupos. Este aviso se dirige en especial a formaciones que facilitaron la investidura de Sánchez y que se han pasado al no en las últimas votaciones de prórroga del estado de alarma, como ERC y Compromís.

"El Gobierno se plantea, si hay mayoría, una última prórroga que nos permita terminar la desescalada"

Carmen calvo

Vicepresidenta primera del Gobierno