Al menos 54 presos muertos en tres motines en Ecuador

El Gobierno apunta a que las peleas simultáneas entre internos fueron organizadas por mafias

24.02.2021 | 00:44

Quito – Al menos 54 reclusos murieron ayer en varios amotinamientos ocurridos en tres prisiones de Ecuador, según confirmó la Policía Nacional. Los incidentes se registraron en cárceles de las provincias de Guayas y Cotopaxi, además de la prisión El Turi, en la provincia de Azuay, donde se produjo la mayor cantidad de muertes.

La Fiscalía de Ecuador informó que al menos 38 reclusos del pabellón de máxima seguridad del CRS El Turi, en la ciudad de Cuenca, fallecieron durante el motín. "Los cadáveres han sido trasladados al centro forense para el respectivo reconocimiento, identificación y autopsia de los cuerpos", informó la Fiscalía.

Asimismo, el Servicio de Atención de Personas Privadas de Libertas (SNAI) informó del fallecimiento de 8 reclusos en la provincia costera del Guayas y 8 en la andina de Cotopaxi.

Durante la disputa, que los primeros indicios apuntan que se habría producido entre bandas, varios guardias penitenciarios fueron retenidos por internos en cuatro pabellones, siendo liberados tiempo después "sin ningún tipo de lesión", de acuerdo con el jefe de Policía que estuvo a cargo del operativo, Francisco Silva, que no ofreció una explicación sobre la coincidencia de los tres motines casi simultáneos.

uso de la fuerza "progresivo"Durante el programa De frente con el Presidente, el mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, indicó que había autorizado "que se use la fuerza de manera progresiva para asegurar la seguridad de los ciudadanos que se encuentran en estado de reclusión" a fin de controlar los motines que se dan de forma simultánea en tres cárceles del país.

"En uno de los centros penitenciarios ya se encuentra controlada esta pelea sincronizada de mafias organizadas que aunque se da con poca frecuencia, pero siempre causa agitamiento social y la preocupación del Ejecutivo y la Policía", añadió Moreno.

Estos hechos se habrían dado en "señal de resistencia y rechazo por parte de los internos, ante estas acciones de control", de acuerdo con la institución.