La titular del DNI quiso retirar la denuncia al descubrir que lo había utilizado Larrion

La investigación policial sigue su curso tras pillarla in fraganti suplantando la identidad de una compañera de EH Bildu

26.02.2021 | 00:47
La exportavoz de Bildu en Vitoria, Miren Larrion, en las elecciones municipales de 2019. Foto: J. Chavarri

pamplona – Desde el minuto uno del estranbótico caso que ha acabado con la prometedora carrera política de Miren Larrion, tanto la exportavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Vitoria como el propio partido se han esforzado en subrayar que la investigación de la Ertzaintza contra ella por suplantación de identidad obedecía a una cuestión de índole "personal". La coalición abertzale insistió ayer en dar por zanjado el tema tras la dimisión de Larrion, que se hizo efectiva el pasado lunes después de prestar declaración en comisaría. Sin embargo, en el momento en que, en el curso de la investigación, se confirmó que fue Larrion la que hizo uso de la documentación de una compañera de partido para abrir una cuenta bancaria, dicha dirigente trató de retirar la denuncia que ella misma había interpuesto y que estaba en marcha. Así lo afirmaron fuentes conocedoras de los hechos a este medio, que añadieron que para entonces ya no se podía dar marcha atrás.

Llegados a este punto, la actuación policial ya cuenta con elementos suficientes para continuar de oficio, y la propia Miren Larrion, en el comunicado que difundió el martes para dar su versión de lo sucedido, aseguró que todo deriva de un "tema personal" que está dispuesta a "explicar en el proceso judicial que se desarrolle". En dicho pronunciamiento admitió que las pesquisas de la Ertzaintza se centran en la "apertura de una cuenta corriente con la tarjeta de una compañera, con el fin de ingresar algún dinero". Aseguró que "un momento personal difícil" la llevaron a "pensar que podría explicarle los motivos y que ella lo entendería y así lo he hecho. Obviamente, abusé de su confianza y mis explicaciones no llegaron a tiempo". Admitió por ello su "responsabilidad como representante público sin ningún tipo de excusas", que ha derivado en su dimisión, y dijo esperar que este "error personal no afecte como proyecto político a EH Bildu ni a la ciudad de Gasteiz".

La compañera a la que aludía Larrion, miembro de la Mesa Política en Araba de EH Bildu, supo de la existencia de una cuenta abierta con su documentación tras recibir en su domicilio una comunicación de la entidad bancaria. Al parecer, Larrion trató de ocultar este rastro vinculando la cuenta a un apartado de correos en lugar de a un domicilio particular. Sin embargo, según ha podido saber este periódico, la entidad necesitaba comunicarse directamente con la titular de la documentación y así lo hizo. Como consecuencia, al conocer la existencia de esa cuenta abierta a su nombre sin su conocimiento, la compañera de partido de Larrion presentó una denuncia por suplantación de identidad. Aún no sabía quién era el responsable de esta forma de proceder.

Las pesquisas siguieron su curso y la entidad bancaria citó a la persona que había abierto en persona la cuenta, Miren Larrion, a sus oficinas. Así lo hizo y, según las fuentes consultadas, allí se encontró con agentes de la Ertzaintza que la estaban esperando y que pudieron comprobar in situ que no era la titular de la documentación presentada para abrir la cuenta. En ese momento, la exportavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Vitoria fue llevada a prestar declaración en comisaría y se comunicó su identidad a la propietaria del DNI y compañera en la ejecutiva alavesa del partido. Fue entonces cuando esta expresó su deseo de no denunciar los hechos o de suspender la denuncia en curso. Pero ya era tarde, no en vano Larrion fue encontrada in situ en la sucursal bancaria suplantando la identidad de su compañera, por lo que la investigación sigue en marcha.

Críticas del PNV Mientras, este asunto siguió provocando ayer reacciones políticas y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, pidió a EH Bildu que "rompa su silencio" sobre la dimisión de su exportavoz en el Ayuntamiento de la capital alavesa, Miren Larrion. Para el primer edil, este asunto "excede del ámbito personal", tal como lo viene calificando la formación soberanista, y cree que "la gravedad" de los hechos, con una investigación policial, exige que se ofrezcan explicaciones.

"Afecta, al menos que nosotros sepamos, a dos personas relevantes de EH Bildu en Gasteiz y Araba, y creo que este caso excede el ámbito personal. Este no es un caso personal, es un caso de partido. Por lo tanto, obliga a EH Bildu a romper ese silencio que lleva ya 72 horas. Es incomprensible el silencio de Bildu", aseveró Urtaran en declaraciones a los medios de comunicación.

El presidente del PNV de Araba, José Antonio Suso, consideró que este caso ha supuesto para EH Bildu "un varapalo importante, un torpedo en la línea de flotación de esa sutil estrategia diseñada para blanquear una marca con unos antecedentes que hacen sonrojar". En una entrada en su blog, dijo que ha provocado "conmoción y perplejidad" y advirtió de la existencia en la coalición de "una herida abierta que la propia Larrion intenta cerrar en falso, en menos de 24 horas, taponándola con la venda de un error cometido en el ámbito personal".

Se preguntó por ello por "los motivos que han llevado a una persona inteligente, a una profesional de valía, a una política reconocida" a actuar de este modo, y concluyó que "extraña la falta de explicaciones de quienes en otras ocasiones han sido férreos defensores de la transparencia y autoproclamados cicerones de las buenas conductas".