Navarra recuperó un 43% menos del fraude fiscal en 2020

Ahora Navarra denuncia que Hacienda cambia los criterios para contabilizar el fraude, disimulando así los malos datos

29.03.2021 | 01:26
La sede de la Hacienda Foral de Navarra. Foto: Javier Bergasa

Pamplona – El Gobierno de Navarra recuperó el pasado año un 43% menos que en el ejercicio anterior por la lucha contra el fraude fiscal. Así lo afirma Ahora Navarra-Nafarroa Orain Bai, que cifra en 100 millones la cantidad recuperada, frente a los 174 de 2019. El colectivo denuncia además que el Departamento de Hacienda ha incorporado nuevas variables para aumentar la cifra final recuperada y equipararla a la del ejercicio anterior.

El pasado 12 de marzo, la consejera de Hacienda, Elma Saiz, anunció que el año pasado habían aflorado 174,7 millones en las actuaciones de control tributario, una cifra muy similar a la de 2019 (174,5 millones). En concreto, el área de Gestión recuperó 56,7 millones; Inspección 27,1 millones; el área de Recaudación 16,3 millones; y mediante el control de la correcta tributación se habían recaudado 74,3 millones.

Ahora Navarra señala sin embargo que este último apartado nunca se había tenido en cuenta para computar el fraude fiscal, por lo que la cifra real recuperada son 100,3 millones y no los 174 anunciados, un 43,5% menos que en 2019. "La variable que introduce la consejera de Hacienda este año, relacionada con la correcta tributación por las grandes empresas de la cifra relativa correspondiente a Navarra o el control de deslocalizaciones de domicilio, nunca se ha considerado fraude fiscal", apunta el colectivo, que atribuye los resultados de 2020 "a la desidia y nula voluntad política demostrada por este Gobierno de Navarra, a la hora de dotar de los suficientes medios humanos a los Servicios de la Hacienda Foral dedicados a este cometido".

Ahora Navarra-Orain Bai destaca que a día de hoy el Servicio de Inspección de la Hacienda Foral de Navarra cuenta con 26 inspectores (Técnicas y Gestores), "uno menos que en el año 2019 y tres menos que en el año 1999". "El continuo retraso en las convocatorias de oposiciones, así como el trasnochado formato de las mismas, hace que ni siquiera se lleguen a cubrir las plazas suficientes para reemplazar a los inspectores e inspectoras que se jubilan", apunta Ahora Navarra, que denuncia además "la irresponsabilidad demostrada en la Consejería de Hacienda al no hacer cumplir el mandato parlamentario, traducido en enmiendas aprobadas por unanimidad, dotando al Servicio de Recaudación de partidas presupuestarias destinadas a la lucha contra el fraude fiscal y que este Servicio no ejecuta".