Rescatan a un anciano caído en un ribazo en Sangüesa

Un vecino dio la voz de alarma al ver una silla de ruedas eléctrica junto al río Onsella

08.02.2020 | 18:20
El hombre, ayudado por bomberos y agentes de la Policía Foral, tras ser encontrado.

PAMPLONA - Un vecino de Aoiz de avanzada edad fue rescatado ayer por la Policía Foral y efectivos del Servicio de Bomberos del Gobierno de Navarra en Sangüesa después de caerse al fondo de un ribazo cerca del río Onsella, por lo que había quedado oculto entre los matorrales sin poder moverse. Fue trasladado al centro de salud por sus propios familiares con algunos rasguños y contusiones.

Un vecino de la localidad de Sangüesa contactó sobre las 13.15 horas, con los agentes de Policía Foral adscritos a esa comisaría, relatando que había encontrado una silla de ruedas eléctrica en las cercanías del río, en la zona del puente viejo del Onsella. Sin embargo, no había rastro del usuario del vehículo por los alrededores.

Ante la posibilidad de que el usuario de la silla pudiera haber caído en algún barranco o incluso al río, a través del 112 fueron movilizadas patrullas de la propia comisaría y de la Brigada de Protección Medioambiental, además de una dotación de bomberos del parque de Sangüesa. También fue prealertado al personal de Protección Civil por si las pesquisas iniciales no lograban localizar al desaparecido.

Además de la búsqueda sobre el terreno, las indagaciones se centraron en averiguar la identidad de la persona desaparecida, por lo que agentes de la Policía Foral se pusieron en contacto con el Ayuntamiento y con la residencia de ancianos de la localidad para comprobar si tenían constancia de algún desaparecido. En ambos lugares obtuvieron respuesta negativa.

Gracias a la marca y modelo de la silla de ruedas, pudieron contactar con la empresa de Pamplona que la había vendido y así lograron identificar al comprador. A pesar de contar con su número de teléfono, el dispositivo no se encontraba disponible. Indagaciones posteriores en diversas bases de datos consiguieron obtener también datos de otros familiares, que relataron que el usuario de la silla se había dirigido a la zona del río y que contaba con cierta movilidad como para realizar desplazamientos cortos.

Con esta información, se amplió el perímetro de búsqueda y finalmente se encontró al usuario del vehículo, un vecino de Aoiz de avanzada edad, que se encontraba en el fondo de un ribazo, entre abundantes zarzas. Al parecer, se había bajado de la silla para acercarse hasta un árbol. En el trayecto habría perdido el equilibrio, cayendo por el ribazo hasta quedar oculto entre los matorrales sin poder moverse.

Tras ser rescatado por los integrantes del dispositivo de búsqueda, fue trasladado hasta el centro de salud de la localidad por sus propios familiares en buen estado de salud, a pesar de presentar algunos rasguños y contusiones por la caída. - D.N.