63 de los 358 condenados por violencia de género el pasado año en Navarra tenían menos de 24 años

Las sentencias condenatorias por malos tratos a parejas o exparejas se disparan un 45% en Navarra desde 2015
Las víctimas con orden de protección suben un 4,5%

09.02.2020 | 12:08
Concentración de colectivos feministas en Pamplona.

Las sentencias condenatorias por maltrato a parejas o exparejas se disparan un 45% en Navarra desde 2015

PAMPLONa - 63 jóvenes menores con una edad que oscila entre los 18 y los 24 años fueron condenados durante el año pasado en los juzgados navarros por delitos relacionados con la violencia de género. En total, en la Comunidad Foral, se condenó en sentencia firme a un total de 358 personas por este tipo de infracciones penales, en donde destaca como grupo de edad protagonista el de los varones entre los 25 y los 44 años, que reunieron un total de 195 condenados. Hasta 98 contaban entre 45 y 64 años mientras que solo dos eran mayores de 65 años. En las sentencias que ha recapitulado la Estadística de Violencia Doméstica y Violencia de Género publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) se produjeron hasta una treintena de sentencias absolutorias.

Los asuntos juzgados que han finalizado en condena se han disparado en los últimos cuatro años en la Comunidad Foral, fruto también de la mayor concienciación para la denuncia y de la sensibilidad institucional acompañada de los recursos de los que Navarra ha dotado al sistema de protección policial y judicial para que las mujeres denunciantes se sientan acompañadas y dispongan del asesoramiento pertinente en este tipo de situaciones. Desde 2015 a 2018 las resoluciones firmes de violencia de género reflejan un 45% de crecimiento en cuanto a las condenas, ya que se han pasado de las 247 de hace un lustro al último dato conocido de 358. Los menores de 24 protagonizan buena parte de estas cifras estadísticas, puesto que en 2015 solo fueron 31 los condenados en el rango de edad que oscila desde los 18 a los 24 años. Por tanto, dichos números a día de hoy se han doblado con las 62 condenas del pasado ejercicio.

NAVARRA, LA QUE MENOS VÍCTIMAS TIENE CON orden de PROTECCIÓN El número de víctimas de violencia de género inscritas en el Registro Central del Ministerio de Justicia aumentó hasta las 31.286 en 2018, un 7,9% más que en 2017, y el número de víctimas de violencia doméstica creció un 6,9%, hasta las 7.388, según la Estadística del INE. Además, de los datos se desprende que hay un total de 35.882 mujeres víctimas de ambas violencias (de género y doméstica) frente a 2.792 hombres víctimas de violencia doméstica; y 34.946 agresores varones frente a 1.397 agresoras. En este sentido, en Navarra, hubo 309 víctimas con órdenes de protección o medidas cautelares, lo que supone un incremento de un 4,7% respecto a las registradas en 2017. Pero, aún así, se trata de la comunidad que registra con menos víctimas con órdenes de protección. En cuanto a las víctimas de violencia doméstica, se contabilizaron hasta 81 denuncias durante el año pasado.

LAS JÓVENES DENUNCIAN ANTES La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, adscrito al CGPJ, Ángeles Carmona, declaró ayer sobre el hecho de que tres de cada mil mujeres de 20 a 39 años haya sufrido violencia de género, la presidenta del Observatorio lo achacó a que "las mujeres jóvenes tardan menos tiempo" en denunciar. "En los últimos estudios realizados se ha concluido que existe una correlación entre la variable edad de la víctima y el tiempo que tarda en dar el paso para pedir ayuda y denunciar: las mujeres más jóvenes tardan menos tiempo en tomar la decisión de salir del círculo de la violencia de género. El estudio muestra que las mujeres de menos de 35 años son las que reaccionan antes", indicó. Por su parte, su antecesor en el cargo, Miguel Lorente, ve "preocupante" que el número de víctimas de violencia esté creciendo, al tiempo que destacó que afecta a gente más joven cada vez. "Es una reacción del machismo", apuntó. Para él, la estadística refleja que "hay una continuidad de la violencia". "Es muy preocupante", remarcó.- D.N.