El Parlamento foral tratará de limitar la expansión de las tiendas de apuestas

También analizará cómo mejorar el control de acceso de los menores a los locales

10.02.2020 | 05:34
Una persona realiza un pronóstico en una tienda de apuestas.

PAMPLONA - El Parlamento de Navarra acordó ayer por unanimidad constituir una ponencia para analizar en profundidad la situación en Navarra de las casas de apuestas y elaborar una normativa que intente limitar su expansión y mejorar el control de acceso de menores.

La iniciativa partió de la coalición Izquierda-Ezkerra que ve en las casas de apuestas un "problema de salud pública" por las ludopatías que está generando y que afectan también a los jóvenes ya que cuanto antes se contacta con el juego más difícil es dejarlo, dijo Marisa de Simón, quien señaló que este es un negocio, junto con lasa apuestas deportivas on line que ha crecido un 300% en cinco años y los establecimientos se localizan sobre todo en barrios precarizados y junto a lugares de ocio de jóvenes e institutos. De hecho subrayó que estudios recientes indican que el 2% de los jóvenes entre 15 y 17 años tiene problemas con el juego.

Con estos datos de Simón defendió que la ponencia debe estudiar un mayor control en el acceso a las casas de apuestas, la limitación de su presencia en función de distancias y otros elementos, cómo abordar una publicidad muchas veces engañosa y cómo evitar el patrocinio deportivo por parte de estos negocios.

Para Navarra Suma, dijo José Suárez, es un mandato constitucional la protección de la salud y por tanto una obligación del Parlamento prever que el ocio no se convierta en una ludopatía que puede tener consecuencias extremas, aunque haya que garantizar la libertad de los ciudadanos.

Por el PSN, Jorge Aguirre apostó también por que desde la educación se intervenga para ayudar a los jóvenes a discernir los riegos, al tiempo que ha alertado de que este tema afecta a tres niveles competenciales y no solo al Parlamento foral.

Desde Geroa Bai, Blanca Regúlez subrayó el problema que supone que las apuestas suelan estar ligadas a eventos deportivos , algo que además va en contra de los principios y valores inherentes al deporte, por lo que apoyó la búsqueda de medios que permitan reducir le impacto.

Adolfo Araiz, de EH Bildu, advirtió de que las competencias de Navarra en este asunto son limitadas y se preguntó si un club como Osasuna aceptaría renunciar a su patrocinador si legalmente no se le puede exigir.

Por último Podemos destacó que las casas de apuestas y las apuestas on line representan el 1% del PIB español, denunció la existencia de fondos buitres detrás de estos negocios, y pidió que se les aplique un impuesto del 1% para ayudar a la rehabilitación de ludópatas. - Efe