Más de 400 personas, contra el cierre de taquillas en Castejón y Tafalla

Inician recogida de firmas para pedir al Gobierno de Navarra y al Estado la reapertura de las oficinas

06.01.2020 | 06:17
Concentración en la estación de Castejón ayer por la mañana.

castejón - Más de 400 personas se concentraron ayer en Castejón y el sábado en Tafalla contra el cierre de las taquillas de venta de billetes de tren en las localidades de Castejón, Tafalla y Alsasua desde el pasado 1 de enero de 2020. En el acto se reclamó la apuesta por un tren social que dinamice la región y evite la despoblación, al tiempo que se pidió al Gobierno de Navarra y al Estado que se apueste por el trazado actual y no por el TAV "que destruye recursos económicos y destruye recursos naturales, justo lo contrario de lo que se necesita en una situación de emergencia climática". Los asistentes mostraron su "indignación" y el "duro golpe moral" que supone para las tres localidades, al tiempo que enmarcaron la medida en un abandono del servicio público ferroviario en las localidades pequeñas desde el año 1982.

El acto de Castejón de ayer fue convocado por la asociación de vecinos Valentín Plaza y por la Plataforma Ribera por el tren social, si bien acudieron vecinos de Tafalla de la Asociación Zona Media por el tren, así como vecinos de Castejón, concejales de diferentes localidades riberas, parte de la propia corporación de Castejón (concejales de IU y PSN), y parlamentarios de I-E y Bildu.

Durante la concentración anunciaron que van a iniciar tanto en Tafalla como en Castejón y Alsasua una recogida de firmas para tratar de que se revierta la decisión de cerrar la taquilla que ha tomado el Estado para sustituir a los trabajadores por máquinas o por la compra a través de internet. Además propusieron una serie de medidas para potenciar el uso del ferrocarril regional.

peticiones En el comunicado que leyó Villar Plaza, integrante de la asociación de vecinos Valentín Plaza, calificaron como "duro golpe a la moral del pueblo" el cierre de las taquillas al tiempo que mostraron su "indignación" porque "de la noche a la mañana nos enteramos de que somos una estación de segunda y, por lo tanto, prescindible".

Según explicaron, esta decisión no es algo que se haya adoptado ahora sino que "se lleva décadas cerrando estaciones, apeaderos, reduciendo personal y servicios ferroviarios, potenciando la privatización en todo el Estado desde 1982". En este sentido añadieron que la decisión del pasado 1 de enero está "enmarcada en un proceso de privatización y desmantelamiento del ferrocarril público y convencional, el que soluciona las necesidades del transporte normal", por lo que mostraron su más "profundo rechazo".

Desde los colectivos castejoneros recordaron que el cierre de taquillas se están adoptando por parte de Fomento "mientras se avanza en la construcción de un TAV" que además de no ser sostenible "destruye puestos de trabajo y deja a las poblaciones sin opciones de futuro". Para su solución pidieron a los ayuntamientos afectados, así como al Gobierno de Navarra y al Estado que se reabra este servicio "además de hacer una apuesta real por el tren público y social".

Para ello pidieron que se adoptaran tres medidas esenciales: el desdoblamiento de la vía entre Castejón y Alsasua "aprovechando el actual trazado", una política de transporte "sostenible con servicios de cercanías y regionales y media distancia con paradas en todas las estaciones y apeaderos" y, por último, la reapertura de la línea Castejón Soria, una vía abandonada hace años y cuya puesta en servicio se reclama desde hace un tiempo como eje vertebrador de zonas despobladas.