Una técnica del CIMA sobre cáncer potencia el sistema inmunitario

En la investigación del abordaje de efecto antitumoral participan investigadores de Navarra y Cataluña

04.02.2020 | 06:17
Álvaro Teijeira, Iñaki Etxeberria, Elixabet Bolaños e Ignacio Melero, investigadores de la CUN.

PAMPLONA - Investigadores del CIMA y de la Clínica Universidad de Navarra (CUN) en colaboración con el Instituto de Oncología Vall d'Hebrón y el Instituto Catalán de Oncología (Idibell), de Barcelona, han desarrollado recientemente una técnica experimental de inmunoterapia que aumenta extraordinariamente la eficacia en modelos animales. "La terapia celular adoptiva consiste en extraer los linfocitos T del tumor, activarlos, expandirlos en el laboratorio y volver a infundirlos en el paciente. El procedimiento convencional se realiza mediante expresión inducible; esto es, una expresión permanente aunque parcialmente regulada. Pero este proceso ha demostrado unos niveles altos de toxicidad y seguridad en ensayos clínicos", explica Iñaki Etxeberria, investigador predoctoral del Cima y primer autor del trabajo.

modificación genética "Nuestro grupo ha puesto en marcha una estrategia de ingeniería genética basada en el diseño de células T para que funcionen en el microambiente tumoral. En concreto, modificamos la expresión génica de una citoquina proinflamatoria -denominada interleukina-12- para que se convierta en transitoria", apuntó el doctor Ignacio Melero, investigador senior del Programa de Inmunología e Inmunoterapia del CIMA y de la CUN y director del trabajo.

Este novedoso abordaje confirma por primera vez el efecto antitumoral de la terapia celular adoptiva en cáncer de endometrio humano injertado en ratones inmunodeficientes. Además mejora el tratamiento sin aparente toxicidad asociada en modelos de melanoma, cáncer de ovario y cáncer de riñón.

"Hasta ahora, la terapia celular adoptiva se había probado únicamente por vía intravenosa. Nuestro estudio demuestra que la inyección de las células 'ingenierizadas' por vía intratumoral (dentro de las lesiones) requiere menos preacondicionamiento de las células y es más eficaz", aseguraron los investigadores del Cima.

Una vez finalizado el proceso de investigación preclínica, que ha incluido muestras de pacientes y un modelo humanizado de cáncer de endometrio, los científicos trabajan en la puesta en marcha y validación de los procedimientos necesarios para la aprobación y realización de un ensayo clínico piloto en la Clínica Universidad de Navarra.- Diario de Noticias