Dos años de cárcel al ultra que tuiteó una foto de la víctima de La Manada mientras la violaban

El condenado, residente en Valladolid, publicó la imagen de la chica en la red y la llamó "golfa borracha"

05.02.2020 | 10:12
Tres miembros de la Manada, encarcelados por violar a una joven en Sanfermines de 2016, siguen a un funcionario de prisiones de la cárcel de Pamplona, en una imagen de archivo.

PAMPLONA. El Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona ha condenado al ultra A.Q.S. como autor de un delito de revelación de secretos y de un delito contra la integridad moral a la pena de dos años y un día de prisión por publicar en Twitter una foto en la que aparecía la víctima de La Manada mientras era violada.

El juez le condena a indemnizar a la denunciante con 6.000 euros por el daño moral causado. También, a inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y a 13 meses de multa con una cuota diaria de 12 euros con una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no satisfechas, así como al pago de las costas causadas en ambos delitos incluidas las de la acusación particular. El condenado publicó la foto en Twitter el 6 de diciembre de 2017.

La resolución no es firme y es susceptible de recurso de apelación ante este juzgado dentro de los diez días siguientes a su notificación, cuyo conocimiento corresponderá a la Audiencia Provincial de Navarra. Inicialmente, la querella fue interpuesta por un delito de injurias en Valladolid, cuyos juzgados rechazaron la misma enviándola a Pamplona.

En los hechos probados, el juez indica que el condenado publicó en su perfil público de Twitter una fotografía en la que aparecía parte del rostro de una mujer manteniendo relaciones sexuales con un hombre. Según continúa, tal imagen formaba parte del sumario del juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona sobre el caso de La Manada, del que posteriormente se dio traslado a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial.

El juez indica que "la mujer que aparecía en la fotografía era la perjudicada en dicho sumario, que en este procedimiento es la denunciante". "El acusado obtuvo tal imagen por algún medio que se ignora y, conociendo a quién correspondía y que procedía del sumario judicial indicado, la publicó", señala. El condenado acompañó la foto con un texto que decía, entre otras cosas, que 'La chica supuestamente violada por #LaManada ha pedido que no se difunda esta imagen porque quizá pensemos que solo era una golfa borracha'.

Este comentario, hasta las 17,25 horas del día 7 de diciembre, fue compartido 16 veces, marcado con un like 13 veces y generó 64 comentarios.

En el momento de la publicación por el acusado de la fotografía de la denunciante en su cuenta de Twitter, ésta se encontraba abierta, "por lo que cualquier persona, fuera seguidora o no de dicha cuenta, podía acceder a los contenidos que el acusado publicara".

Según el juez, "el acusado utilizó la referida fotografía con ánimo de divulgar y difundir la imagen de la víctima, para lo cual, hizo uso, en el propio post publicado junto a dicha fotografía, del hashtag #LaManada con la finalidad de favorecer la difusión del mensaje".

La sentencia precisa que la fotografía publicada por el ahora condenado era una de las imágenes que se encuentran en el procedimiento ordinario seguido ante la Audiencia Provincial de Navarra, Sección Segunda, y "que la denunciante rehusó visualizar durante su declaración en el acto de juicio dado el daño moral que le habían causado los hechos allí enjuiciados".

El juez indica que "como consecuencia de la publicación de la fotografía, la denunciante se ha visto ridiculizada y avergonzada, y ha sufrido temor de poder ser identificada por terceras personas como la víctima que sufrió la agresión sexual durante las fiestas de San Fermín en 2016 por el grupo conocido como La Manada, lo que ha obligado a la denunciante a abandonar sus estudios universitarios, e incluso a marcharse, durante una temporada, a vivir al extranjero".

Según añade, "familiares y conocidos de la denunciante, que no conocían su condición de víctima en ese procedimiento, se enteraron de dicha circunstancia".

En el escrito de acusación del Ministerio Público se relataba que el acusado, al que no le constan antecedentes penales, publicó un tuit el 6 de diciembre de 2017 en su perfil de Twitter. Era pocos días después de que hubiera finalizado el mediático caso y antes incluso de que se conociera la polémica sentencia de la Audiencia navarra. Lo hizo a las 14.47 horas y, en el mismo, adjuntó una fotografía en la que aparecía parte del rostro de la víctima manteniendo relaciones sexuales con uno de los acusados.

Tal imagen, recuerda la Fiscalía, formaba parte del sumario judicial del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona que se encargó de investigar el caso. La mujer que aparecía en la imagen era la perjudicada en dicho sumario.

COMENTARIOS HIRIENTES Recordaba el Ministerio Fiscal que el procesado obtuvo tal imagen por algún medio que se desconoce y, conociendo a quien correspondía y que procedía de dicho sumario judicial, la publicó acompañada del siguiente texto: "La chica supuestamente violada por La Manada ha pedido que no se difunda esta imagen porque quizá pensemos que era una golfa borracha. Pero cómo íbamos a pensar eso si se le ve súper forzada a lamerle el ojete a uno de ellos", añadió en la red social a la vista de cualquier usuario. Este comentario, hasta las 17.25 horas del día siguiente, 7 de diciembre de 2017, había sido compartido (retuiteado) 16 veces, marcado tres veces como me gusta por sendos usuarios y generó un total de 64 comentarios.

El acusado en cuestión fue citado por la jueza en la fase de instrucción como investigado pero se acogió a su derecho a no declarar. En su perfil de Twitter, suele compartir mensajes de Vox y de Santiago Abascal y se define en la red social como "republicano", "socialista", "iberista" y "antisionista" y suele ser un comentarista activo atacando el feminismo y la inmigración.

VALORACIÓN POSITIVA DE LA SENTENCIA El portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha valorado "positivamente" la sentencia conocida este miércoles.

En la rueda de prensa tras la sesión del Ejecutivo, Remírez ha manifestado que respetan los pronunciamientos judiciales y ha señalado que "no todo vale".

Según ha continuado señalando, "todo tipo de actuación tanto en el ámbito político, como social, como judicial que cierre el paso a todo tipo de actuaciones machistas es una buena noticia y será por parte del Gobierno de Navarra bien recibida dentro siempre del marco de la legalidad".