1.500 familias en situación de exclusión social utilizan al año el servicio de apoyo para acceso a la vivienda

El servicio denominado EISOVI llega ya a 63 municipios, el 62% del territorio foral

02.03.2020 | 11:20

PAMPLONA. Un total de 1.500 familias en situación de exclusión social utilizan cada año el servicio que presta el Equipo de Incorporación Social a través de la Vivienda (Eisovi) del Gobierno de Navarra. Se trata de un recurso que el Departamento de Derechos Sociales pone a disposición de los Servicios Sociales de Base para que puedan apoyar a personas en situación de exclusión social, o en riesgo de estarlo, y con dificultades para acceder o mantener una vivienda.

Eisovi, con su extensión al área de Servicios Sociales de Tudela en 2018 (que abarca 22 municipios), llega ya a 63 localidades de Navarra, incluidas Pamplona y pueblos de la Comarca, lo que supone en conjunto una cobertura del 62% de la población de la Comunidad foral, según ha destacado el Gobierno de Navarra en una nota.

Asimismo, está inspirado en el Plan de Lucha contra la Exclusión Social, y empezó a funcionar en 2008. Ese año el Gobierno de Navarra lo incluyó en su Cartera de Servicios Sociales, con carácter de "prestación garantizada". En el caso de Pamplona se gestiona a través de 12 unidades de barrio, mientras que en el resto del territorio son los 17 servicios sociales de base los que derivan los casos. Eisovi ha atendido en los últimos cinco años un total de 6.427 casos, una media de 1.000-1.200 casos al año y 1.500 desde la incorporación del área de Tudela.

La inversión del Departamento de Derechos Sociales en este servicio en los últimos cinco años (2015-2019) asciende a 1.148.170 euros. En 2020 el coste previsto es de 311.584 euros.

Desde una metodología de trabajo basada en el "acompañamiento", este servicio lleva aparejadas diversas medidas de apoyo relacionados con la vivienda, como son la información y orientación en la tramitación para la compra de vivienda o el alquiler o el control de pagos de alquiler, préstamos o suministros.

Otra línea de acción incluye la intervención comunitaria para transmitir información sobre los recursos de la zona, incorporar a las personas usuarias en la vida social del entorno inmediato donde se sitúa la vivienda, fomentar una red de apoyo familiar y mediar en situaciones de conflictos de convivencia o vecinales. De hecho, desde 2018, el Eisovi de Pamplona y Comarca cuenta con una persona del equipo técnico dedicada a la mediación comunitaria a jornada completa y en el caso del área de Tudela también una persona del mismo perfil a media jornada para este cometido. En los últimos 5 años se han realizado 153 intervenciones de estas características.

Por último, Eisovi también atiende las consultas que formulan las personas técnicas profesionales de los Servicios Sociales. El servicio lo presta la Fundación Santa Lucía-Adsis, entidad adjudicataria del mismo.