Alerta mundial por el coronavirus: Gasteiz se blinda hasta el día 23

Los 70 centros educativos de Gasteiz, en su primer día de cierre preventivo

El cierre de las centros educativos de la capital alavesa afecta a 45.000 alumnos de la red escolar de Gasteiz y a 8.000 universitarios

10.03.2020 | 11:46
Cargos públicos asistentes a la reunión interinstitucional, presidida por el lehendakari, para analizar el escenario generado por el covid-19 en Euskadi y particularmente en la capital alavesa.Foto: Jorge Muñoz

PAMPLONA. Las familias gasteiztarras hacen uso de la imaginación, tiran de apaños, echan mano de abuelos y se benefician de las medidas de flexibilidad horaria en las empresas que lo permiten en el primero de los quince días sin colegio en la capital alavesa, por cuyas calles y parques infantiles se pueden ver más niños que cualquier otro día laborable.

La vida de los padres y madres trabajadoras se ve alterada desde este martes en Vitoria. Ningún centro educativo abre sus puertas, tampoco ninguno de los socorridos lugares que ofrecen espacios lúdicos en la ciudad para los más pequeños y los más mayores, como son los centros cívicos, las piscinas municipales y las bibliotecas.

La suspensión temporal de las clases ha pillado desprevenidas a las familias y a las empresas, que desde ayer cuentan con recomendaciones de la patronal para facilitar este trance a sus empleados con hijos menores en edad escolar.

Ante situaciones imprevisibles algunos centros de trabajo ya han arbitrado soluciones imaginativas para posibilitar la conciliación laboral y familiar de su plantilla. Así lo ha hecho una pequeña empresa de servicios de la ciudad que ha puesto a disposición de los trabajadores un espacio y una monitora para dinamizar la estancia de media docena de pequeños mientras sus progenitores trabajan.

Pero en la mayoría de los casos en los que no hay amigos ni familia a la que acudir no queda otra que apelar a la voluntad de las empresas y a la flexibilidad de los horarios o recurrir a un "mix". Es el caso de Oihana, con dos hijos de 5 y 8 años que está sorteando el problema con "favores, vacaciones y dinero".

Oihana tira de dinero para pagar horas extras a la ciudadora esporádica de sus hijos y se turna con su marido para combinar sus horarios de trabajo, lo mismo que hace Eider, quien con un niño de 7 años tiene la suerte de poder flexibilizar su jornada, que combina con la disponibilidad que tiene su pareja para gastar estos días las horas extra acumuladas en los últimos meses.

"Aquí estamos mi hijo y yo en un parque infantil, rodeados de abuelos con nietos", explica Eider. La opción de los abuelos en un principio no parece la más idónea al ser uno de los colectivos más afectados por la tasa de mortalidad de esta epidemia, aunque por las calles y los supermercados de Vitoria se puede ver a muchos mayores acompañando a sus nietos.

A Ander no le queda otra que dejar a sus hijas con sus padres, conscientes de que es un colectivo de riesgo porque en su trabajo "la flexibilidad de horarios da risa", opción que Koldo descarta totalmente porque su suegro tiene patologías previas y no quiere ponerle en riesgo, ya que en el colegio de su hijo dos profesoras han dado positivo.

Susana, por su parte, se ha marchado a las seis de la mañana a trabajar y ha dejado a sus dos hijas en casa, al cuidado de una vecina mientras el padre descansa porque ha salido del turno de noche. "Estamos en comunicación telefónica", o lo que es lo mismo, "cuidando de ellas semipresencialmente", explica esta 'ama'.

Ya desde ayer algunos centros de ocio privados ofertan colonias de día como posible solución e incluso estudiantes se ofrecen a ocupar su tiempo libre de estos días sin clase cuidando a los más pequeños por el módico precio de dos euros la hora.

A los colegios de Vitoria solo acude el personal docente, ocupado en preparar material que enviarán a las familias para que los niños y no tan niños acusen lo menos posible la pérdida de clase. Los profesores siguen trabajando, pero no así personal como el de los comedores escolares, servicio contratado por el Departamento de Educación del Gobierno Vasco a distintas empresas, que ya han anunciado ERTEs (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) a sus empleados.

Colegios, centros cívicos, instalaciones deportivas cerrados y sin posibilidad de deporte escolar por las tardes y tampoco de actividades como la catequesis a pocos meses de que comience el periodo de comuniones. Este es el panorama que dejan las medidas de contención del coronavirus en Vitoria, donde muchos establecimientos regentados por ciudadanos de origen chino están cerrados.

Por detrás de Vitoria, a partir de mañana Madrid.

CRÓNICA El crecimiento exponencial de los casos de coronavirus en Araba -la cifra casi se ha cuadruplicado desde el viernes, con 122 contagios, 43 en las últimas horas, de los que tres son menores de edad que se encuentran en buen estado de salud- y el temor a que la propagación comunitaria del covid-19 se dispare desembocó ayer en una medida inédita y contundente que, a última hora también fue adoptada por la Comunidad de Madrid. El Departamento de Educación, siguiendo las directrices del de Salud, decidió suspender la actividad lectiva desde hoy y hasta el próximo día 23 en todos los centros educativos de Gasteiz, tanto públicos como concertados, y en todas las etapas formativas.

Más de 50.000 alumnos de guarderías, colegios, institutos, centros de Formación Profesional o de la UPV/EHU se verán afectados por el cierre temporal de las aulas durante estas dos semanas, que podrán ser ampliadas en función de las circunstancias. La decisión afecta también a todos los centros de titularidad municipal, las haurreskolak, así como a la escuela de música, la academia de folclore, el conservatorio de danza y la escuela de artes y oficios. Lakua también confirmó la suspensión de la actividad en la Academia de la Ertzaintza de Arkaute para evitar posibles contagios en un colectivo clave.

A todos estos centros se sumaron desde ayer el Colegio Público y la ikastola de Labastida, así como el IES Samaniego de Laguardia, por su cercanía al foco de la vecina Haro y por contar con alumnos de la localidad riojana en sus aulas. También desde ayer las clases están suspendidas en la ikastola Odón de Apraiz de Gasteiz, donde hay registrados al menos dos casos de covid-19 entre la comunidad docente. La restricción afectará también a todas las actividades extraescolares ?también al deporte?, pero no al profesorado, y al personal administrativo, que deberá acudir con normalidad a sus puestos de trabajo durante estos próximos días, tal y como indicó la consejera, Cristina Uriarte.

El hecho de prestar atención a ese segmento de población escolar no se debe a una especial preocupación por esta franja de edad, "que pasa la enfermedad con relativa solvencia y muchas veces con pocos síntomas", apostillaron Nekane Murga e Iñaki Berraondo, consejera y viceconsejero de Salud, respectivamente. La decisión responde a criterios científicos y sanitarios: existen muchas más probabilidades de contagio al encontrarse en recintos cerrados "que se puede expandir hacia otros ambientes. Es una medida de corte epidemiológico. Se trata de contener las transmisión, para no dejar al virus libre", apuntó Berraondo. En definitiva, no poner alfombra roja a la propagación del coronavirus en ese tramo de edad. Ayer precisamente trascendió que entre los 148 casos de coronavirus detectados en Euskadi hay tres menores de edad, que "están en buen estado", precisó Murga.

Por el momento, la batería de respuestas activadas para tratar de contener la dispersión del coronavirus únicamente tendrá vigencia en tierras alavesas. "La diferencia entre los tres territorios es muy grande", matizó Berraondo, tras precisar que en Gipuzkoa y Bizkaia la incidencia del covid-19 es mucho menor, por lo que las recomendaciones se centran especialmente en la capital alavesa. De hecho, la suspensión temporal de la actividad lectiva no afectaría a un estudiante universitario gasteiztarra que cursa estudios en el campus guipuzcoano o vizcaino, siempre y cuando no tenga síntomas. Eso sí, recordó que los efectos del coronavirus pueden tardar un par de semanas en manifestarse. "El que no es contacto de un positivo y no tiene síntomas respiratorios ni fiebre, no tiene limitada su movilidad", zanjó.

¿Permisos? Y la razón de no haber decretado antes una medida de estas características, como manifestó Berraondo, "es porque no ha estado el virus circulante en las semanas previas a este último brote". Y dio un dato: se habían analizado 276 muestras de personas que podría tener gripe entre el miércoles, jueves y viernes de la semana pasada y todos habían resultado negativos en coronavirus. En cualquier caso, el escenario que supondrá la suspensión temporal de la actividad lectiva en todos los centros de la capital alavesa abre nuevas preguntas vinculadas, esta vez, con la conciliación laboral. Preguntada la consejera sobre si los padres podrán recibir alguna ayuda económica para atender a los menores que no pueden asistir a clase, Murga avanzó que "es un asunto que se ha tratado con el Ministerio correspondiente y se están trabajando aspectos como permisos remunerados", pero según puntualizó "no es competencia" del Gobierno vasco.

En cualquier caso, la consejera dejó claro que "nuestros niños no tienen la enfermedad. Queremos que no la cojan. Si están controlados, se les toma la temperatura y se les vigila, nuestros niños pueden estar con sus abuelos. Con nuestras personas mayores debemos tener especial cuidado y mantener una higiene muy especial con ellos", insistió.

Para frenar la propagación del virus, y con carácter general, el Departamento de Salud recomienda que se tome la temperatura a los menores antes de acudir a los centros educativos, así como a las personas que acudan a los centros sociosanitarios. "En el caso de superar los 37 grados y presentar síntomas respiratorios, deberán permanecer en casa", apostilló la consejera.

Otros apuntes

Arkaute

Sin actividad. La Academia Vasca de Policía emitió ayer una resolución de suspensión temporal hasta nueva indicación de la actividad docente desarrollada en Arkaute como medida dirigida a frenar la expansión del coronavirus. La suspensión afecta a los procesos formativos actualmente en curso o próximos a comenzar como, por ejemplo, el curso de ingreso a la categoría de agente de la escala básica de la Ertzain-tza correspondiente a la 28 promoción. También quedarán suspendidos los cursos de ingreso en la Policía Local de Euskadi y varios relativos a la formación de Bomberos, entre otros.

Espectáculos

Con autorización. En Gasteiz se estudiarán una a una las actividades que supongan un aforo superior a 5.000 espectadores, incluidas las deportivas. Asimismo, recuerdan a la población la recomendación de dejar un mínimo de un metro de distancia entre asistentes a eventos cerrados en aforos mayores de 500 personas; y de aplicar medidas para limitar las aglomeraciones en entrada y taquillas de los mismos.

Compañía

Sociosanitario. Restricción del acceso de acompañantes a las urgencias hospitalarias en Gasteiz y recomendación de esta misma medida, reduciendo al máximo, para los centros sociosanitarios. En las urgencias de los centros sanitarios de la capital alavesa, en la atención a pacientes con procesos respiratorios agudos, se establece el uso generalizado de mascarillas y guantes por parte de los profesionales sanitarios.

Temperatura

37 grados. Para frenar la propagación del virus, y "con carácter general" para toda Euskadi, se recomienda tomar la temperatura a los niños y niñas antes de acudir a los centros educativos, así como a las visitas a los centros sociosanitarios. En el caso de superar los 37 grados centígrados y presentar síntomas respiratorios, los pacientes deberán permanecer en casa.

53.000

Alumnos. La consejera reconoció que la medida es "extraordinaria" ?afecta a 8.000 universitarios y 45.000 escolares?, pero que "puede resultar crucial en este momento para contener la propagación" del virus en el ámbito escolar y como consecuencia también en los hogares.