Prisiones restringe el acceso y las visitas en todas las cárceles del Estado

12.03.2020 | 20:27
Panorámica del centro penitenciario de Pamplona.

Madrid. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha ampliado a todos los centros dependientes de la Administración del Estado las restricciones de visitas y acceso que ya había aplicado en las zonas más afectadas por el coronavirus, con medidas como la suspensión de los "vis a vis" y las comunicaciones que no sean en locutorio.

Así lo ha informado este jueves la Secretaría General, que ha tomado la decisión de acuerdo con el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad y que no afectan a las cárceles de Cataluña, que tiene transferida esta competencia.

Hasta ahora, las medidas para contener el coronavirus solo afectaban a las prisiones de Madrid, Álava, Logroño, Ocaña, Burgos y Dueñas.

Entre las medidas está la suspensión de todas las comunicaciones familiares, de convivencia e íntimas, y solo se permitirán las ordinarias, ya que se producen en locutorios separados por una mampara de cristal.

Los abogados y ministros de culto comunicarán exclusivamente a través de locutorio.

Además, solo se permitirá el acceso a personal funcionario, laboral y personal extrapenitenciario cuya labor sea imprescindible, por lo que está excluida la entrada a voluntarios de ONG, entidades colaboradoras y profesionales acreditados, entre otros.

En cuanto a la actividad docente, Prisiones estará a lo dispuesto por las diferentes administraciones educativas.

Por otro lado, se suspenden los traslados intercentros, salvo aquellos que obedezcan a razones excepcionales, sanitarias o judiciales, y se cancelan las salidas programadas, así como el resto de salidas tratamentales, que se comunicarán a los juzgados de Vigilancia Penitenciaria en el caso de que hubiesen sido autorizadas por esos órganos.

Estas decisiones no implican la suspensión de los permisos penitenciarios ni las salidas del artículo 100.2 del Reglamento, pero todos los primeros ingresos o los que retornen de permiso tendrán que permanecer en observación sanitaria en módulos separados del resto de internos.

Los penados en tercer grado, residentes en los Centros de Inserción Social o secciones abiertas de los centros penitenciarios, continuarán con su régimen de semilibertad.

Prisiones subraya que el objetivo de todas estas medidas es proteger la salud de todos los empleados penitenciarios, así como la de los internos -considerados colectivo vulnerable-, que "están recibiendo con comprensión las explicaciones de los funcionarios".

Hasta el momento, solo se han registrado dos positivos por coronavirus en las prisiones de la Administración General del Estado: el de una trabajadora de la cárcel de Aranjuez (Madrid VI) y el de un interno de la de Álava.

De todos modos, se mantienen las medidas de carácter sanitario ante un positivo o un caso de sospecha que se decretaron el pasado 4 de febrero, antes de la llegada del coronavirus a España, añade Prisiones.

Entre ellas, el aislamiento en celda individual mientras se da traslado del caso a la autoridad sanitaria para su evaluación y la toma de las medidas pertinentes, o la comunicación inmediata a la autoridad sanitaria y judicial si se decreta la libertad de un caso confirmado o de sospecha.

Asimismo, se está dotando al personal de equipos de protección: más de 90.000 mascarillas quirúrgicas y otras 15.000 FFP2 y FFP3, más de 2.000 batas resistentes a líquidos y un millar de protecciones oculares.

También se está reforzando la instalación de dispensadores de geles hidroalcohólicos en los diferentes departamentos, en especial en los departamentos de comunicaciones.
noticias de noticiasdenavarra