alerta sanitaria

Gobierno y Cruz Roja cubren la necesidad alimentaria de 12.748 personas vulnerables

De ellas, 8.089 son miembros de familias con problemas económicos y 4.659, menores que recibían becas de comedor kits de alimentos y tarjetas monedero con dinero

17.04.2020 | 00:27
Personal voluntario de Cruz Roja prepara los paquetes de alimentos para distribuir por los hogares de las personas más necesitadas.

pamplona – El Gobierno de Navarra y Cruz Roja han puesto en marcha un programa para cubrir las necesidades alimentarias de personas en riesgo de exclusión social cuya situación se ha agravado con el confinamiento y la crisis derivada por el coronavirus. En concreto, el programa que gestionan el departamento de Derechos Sociales y Cruz Roja atiende a un total de 12.748 personas, de ellas 4.659 son menores beneficiarios de las becas en comedores escolares, que se han visto afectados tras el cierre de los colegios.

Una de las necesidades más básicas que no todas las familias pueden cubrir por si mismas es la alimentación, que en el caso de los menores el Gobierno la atendía con las becas de comedor. No obstante, tras el cese de la actividad escolar Derechos Sociales sustituyó esta ayuda por kits de alimentos y/o tarjetas monedero para abonar el coste de la beca, de la que se beneficiaban 4.615 menores –a los que se han añadido otros 44 que disfrutaban de esta ayuda a través de la Subdirección de Familia y Menores–.

Así lo explicaron ayer en rueda de prensa la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu; el presidente de Cruz Roja en Navarra, Rafael Huarte; y el director general de Protección Social y Cooperación al Desarrollo, Andrés Carbonero, quien explicó que además de estos menores, los Servicios Sociales de Base han detectado que un total de 2.689 familias navarras –8.089 personas– se encuentran "en situación de vulnerabilidad económica" por lo que también se les ha incorporado a este programa.

El coste total del proyecto, aproximadamente, medio millón de euros, de los que 200.000 son aportados por Cruz Roja y el resto corre a cargo del Gobierno de Navarra, quien podrá incorporar donaciones privadas a su aportación.

kits de alimentos y tarjetas Por un lado, a los familias de los menores que se beneficiaban de las becas comedor, Huarte detalló que la aportación ha consistido en la entrega de una de estas dos opciones: un lote de alimentos valorado en 30 euros y una tarjeta monedero de 27, o una tarjeta monedero por importe de 53 euros. El procedimiento de entrega, precisó, prevé "el contacto previo con las familias" por parte de Cruz Roja para identificar a una persona adulta de referencia y concretar el día de entrega. La entidad comenzó el reparto el pasado 28 de marzo y hasta el momento han sido entregadas 3.469 tarjetas y 576 kits alimentarios. Esta entrega cubre el periodo del 16 de marzo al 30 de abril y, en el supuesto más que probable de que no se reanude la actividad escolar, se recargarán las tarjetas para otro mes, y así hasta la finalización del curso.

En cuanto a las familias vulnerables, Cruz Roja les entregará una tarjeta monedero con una cuantía en función del número de miembros de la unidad familiar que puede ir desde los 60 a los 120 euros, aproximadamente. El reparto lo realizará la entidad en colaboración y coordinación previa de los servicios sociales de base correspondientes.

Liberar "tensión" El objetivo de estas medidas, y del resto de acciones destinadas a personas vulnerables, es liberar "tensión" que están sufriendo los servicios sociales como consecuencia de la crisis del coronavirus y, especialmente, por el mantenimiento de la situación de confinamiento. Al respecto, la consejera Maeztu señaló que esta crisis "está poniendo a prueba el actual sistema de cobertura" y destacó que, si en un primer momento el sistema de protección respondió y "ha estado a la altura", están pasando las semanas de confinamiento y reconoció que la prolongación del estado de alarma "está empezando a pasar factura".

"Nos tenemos que preparar, porque sabemos dónde están los puntos más débiles", indicó la consejera, que mencionó las necesidades existentes en alimentación, empleo, vivienda y suministros a las familias, la brecha digital y otras relacionadas con la soledad, el aislamiento o la distancia social.

Ante esta situación, avanzó que el Gobierno foral ya está dando algunos pasos para tratar de aliviar la situación. Así, desde el departamento de Derechos Sociales existe la previsión de un presupuesto adicional de un millón de euros para reforzar los servicios sociales, además de otros cinco millones adicionales para sufragar la renta garantizada desde el segundo semestre del año.

En breve

Menores. Las familias de los menores que recibían la beca de comedor escolar han recibido o un lote de alimentos valorado en 30 euros y una tarjeta monedero de 27, o una tarjeta monedero por importe de 53 euros. Esta entrega es para el periodo entre el 16 de marzo y el 30 de abril, pero sin no se vuelve a las clases se recargarán.

Familias. A las familias con vulnerabilidad económica, Cruz Roja y el Gobierno foral les entregarán una tarjeta monedero con una cuantía en función del número de miembros de la unidad familiar que puede ir desde los 60 a los 120 euros, aproximadamente.

10 residencias intervenidas. La consejera Maeztu señaló ayer que hasta ahora se han intervenido diez residencias navarras por diversos motivos. De esta manera, recordó que las CCAA tienen esta capacidad de acción "atendiendo siempre a las necesidad y a la proporcionalidad". De esta manera, recordó que, de acuerdo a la Orden Ministerial, se podrán intervenir las residencias en el caso de traslados de personas a otros centros, de creación de nuevos espacios sociosanitarios, cuando haya que reforzarlas con personal cuidador y para nombrar direcciones de apoyo en estos centros.