Entidades del sector de la dependencia en Navarra piden más test y apoyo en recursos humanos

27.04.2020 | 13:31
Un personas mayor leyendo un libro.

La Asociación Navarra de Entidades Asistenciales (ANEA) ha reclamado más medidas de prevención en el sector de la dependencia ante la crisis del coronavirus y ha pedido test diagnósticos generalizados así como apoyo en recursos humanos.

La asociación se reunió el pasado 24 de abril con la consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, María Carmen Maeztu, para valorar la situación del sector de la dependencia ante la pandemia de COVID-19. El encuentro tuvo lugar un mes después de que la asociación se reuniera con la presidenta del Ejecutivo, María Chivite, con la consejera de Salud, Santos Induráin y con la propia Maeztu para trasladarles las necesidades del sector.

ANEA trasladó al Gobierno las circunstancias en que se encuentran los centros asistenciales de la Comunidad foral, que acogen a una población de alto riesgo por su situación de pluripatología y facilidad de contagio, y afirmó que la mayoría de las residencias "no están preparadas para afrontar la crisis sanitaria por sus limitaciones estructurales, la carencia de recursos humanos y la escasez de medidas de prevención", según ha señalado la propia asociación en una nota.

ANEA, que ha analizado la situación de 19 centros de Navarra, ha trasladado que los test de diagnóstico de COVID-19 "se han realizado tarde, de forma irregular y sin un protocolo claro" y ha criticado que el Departamento de Salud "no les ha suministrado materiales de protección, esenciales para hacer frente a la enfermedad, en lo que llevamos de pandemia". "Por el contrario, los centros han debido adquirirlos en el mercado y servirse de las donaciones recibidas por parte de instituciones públicas y asociaciones o empresas privadas", ha apuntado.

En el encuentro mantenido con la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, ANEA le trasladó la situación del sector un mes después de su reunión con el Gobierno de Navarra, en la que la asociación elaboró un listado de ocho puntos esenciales que se debían abordar para "paliar los efectos de la crisis sanitaria".

Así, en primer lugar la asociación ha reclamado el "suministro y reparto inmediato de equipos de protección individual (EPI) con criterios de proporcionalidad y equidad". "A pesar de que, en estado de alarma, le corresponde al Departamento de Salud garantizar el reparto de EPI, continúan sin llegar a los centros residenciales ni a tiempo ni en cantidad suficiente. La falta de medios materiales de prevención y de soporte sanitario por parte de Salud ha llevado a las residencias a una situación límite", ha afirmado ANEA.

En segundo lugar, la asociación ha pedido la realización de test diagnósticos tanto para los trabajadores de los centros, de modo que puedan reincorporarse, como para los residentes. "Dada la población de riesgo que reside en los centros, es necesario llevar a cabo test diagnósticos a todas las personas que viven en ellos, sintomáticas y asintomáticas. Hay que adelantarse a la enfermedad, no ir detrás de ella", ha añadido.

Por otro lado, la asociación ha planteado que en el caso de que se produzcan casos positivos en los centros, los contagiados solo permanezcan en los mismos "cuando se den suficientes garantías sanitarias, sin olvidar que las residencias no son hospitales". "Los afectados han sido tratados en los propios centros sin disponer de los recursos necesarios adecuados", ha señalado.

También ha reclamado ANEA que los centros sean consultados en cuanto a los protocolos e instrucciones en el manejo del COVID-19 y ha lamentado que "las residencias no han sido consultadas por Salud en las medidas y protocolos que les afectan". "Además, la coordinación con este Departamento ha sido deficiente: se han emitido numerosos protocolos, informaciones e instrucciones cambiantes e incluso contradictorios", ha criticado.

Por otro lado, la asociación ha solicitado "apoyo económico para los centros de día que han suspendido su actividad y para aquellos que están soportando un sobrecoste operativo".

En sexto lugar, ha incidido en "la dificultad de reclutamiento de personal para los centros residenciales" y ha reclamado "apoyo desde la Administración a los que carezcan de los profesionales necesarios". También ha pedido incorporar los datos del personal contagiado en estos centros a la estadística de personal sanitario contagiado.

Otra reivindicación de la asociación es "la mejora en la coordinación con el Departamento de Salud y Derechos Sociales y equipamiento para los centros más medicalizados".

Por último, ANEA ha reclamado la "no utilización exclusiva de criterios de edad para el acceso de las personas mayores a los servicios y tratamientos sanitarios especializados". "Es urgente desarrollar un plan de desconfinamiento para los residentes en centros asistenciales, elaborar protocolos de altas y plantear medidas dirigidas a que las familias puedan visitar o comunicarse presencialmente con los pacientes", ha afirmado.