Navarra lidera una treintena de proyectos de investigación sobre el COVID-19 que buscan financiación

El Instituto Carlos III concede 232.000 € a David Escors, de Navarrabiomed, y a Jesús Castilla, de Salud Pública, para desarrollar sus trabajos

03.05.2020 | 01:23
Juan José Lasarte, investigador de uno de los proyectos del Cima, con una compañera.

pamplona – La investigación navarra no descansa. Prueba de ello es la excelente respuesta obtenida ante la irrupción del coronavirus. Investigadores de al menos una treintena de proyectos relacionados principalmente con el diagnóstico y tratamiento de pacientes infectados por SARS-COV-2 se han dirigido al Instituto de Salud Carlos III en busca de financiación. Una ayuda fundamental para sacar adelante sus trabajos. La mayoría de los trabajos han sido presentados por investigadores de Navarrabiomed-Fundación Miguel Servet, el Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (Idisna) y la UPNA, mientras que el resto procede del sector privado.

Dos de los equipos investigadores están de enhorabuena ya que han recibido el 100% del montante solicitado. Se trata de los proyectos liderados por David Escors Murugarren, de Navarrabiomed, y Jesús Castilla, del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra que a finales de esta semana recibieron la esperada noticia. El resto sigue a la espera de conocer la resolución. La convocatoria Fondo COVID-19, dotada con 24 millones de euros, ha recibido más de 1.300 propuestas y va resolviendo según el orden de llegada. Ante la posibilidad de que algunos proyectos navarros se queden sin ayuda y por ende no puedan desarrollar sus investigaciones, el departamento de Universidad, Innovación y Transformación Digital ha habilitado una partida de 700.000 euros para complementar los trabajos que logren la valoración positiva del Carlos III pero no reciban financiación suficiente para sus gastos.

Navarrabiomed

Diseño de vacunas y nuevos tratamientos

Navarrabiomed, centro de investigación biomédica del Gobierno foral y la UPNA , está inmerso en varios proyectos sobre el SARS-COV-2 y la enfermedad COVID-19. Seis de estas iniciativas se han presentado desde Navarrabiomed-Fundación Miguel Servet y versan sobre diferentes temáticas. En concreto, los grupos de investigación liderados por Jacinto López Sagaseta y DavidEscorsMurugarren trabajan en proyectos relacionados con la vacunación y prevención de la enfermedad. Y es que, tal y como explica López, el repentino brote y letalidad del COVID-19 "ha disparado las alarmas a nivel mundial, haciendo crítica la necesidad de una vacunación de prevención y protección". Su propuesta busca diseñar inmunógenos optimizados para vacunación frente a SARS-COV-2. Por su parte, el equipo de Escors, que ha obtenido los 115.000 € solicitados al Instituto Carlos III, trabaja en el desarrollo de una plataforma de ingeniería de vacunas bioseguras contra el virus que ocasiona el coronavirus y que se centra en la expresión de proteínas del virus que pueden generar inmunidad.

Otros dos proyectos ponen el foco en la neumonía, enfermedad asociada al coronavirus. PatriciaFanlo, del servicio de Medicina Interna del Complejo Hospitalario de Navarra, trabaja en un ensayo clínico de uso de anakinra en el síndrome de activación macrofágica secundario a COVID-19. Su objetivo es estudiar la eficacia y seguridad de anakinra en combinación con el tratamiento estándar en pacientes con neumonía grave COVID-19 y SAM. También se pretende analizar la disminución de la carga viral así como la reducción de la tasa de mortalidad, la estancia en UCI, hospitalización y el tiempo que transcurre hasta el alta. Por su parte, ÍñigoLesBujanda, del mismo servicio, investiga en un tratamiento precoz de la neumonía COVID-19 con glucocorticoides. Su estudio busca comprobar la seguridad y eficacia de los glucocorticoides para reducir la mortalidad y la necesidad de ventilación mecánica y de terapias biológicas de rescate.

Desde Urgencias del CHN, la investigadora NereaBerrade trabaja en un proyecto cuyo fin es valorarla la eficacia y seguridad de la hidroxicloroquina como profilaxis en profesionales sanitarios altamente expuestos al COVID-19 para disminuir el contagio medido como desarrollo de anticuerpos. Por último, BeatrizLacruzEscalada, del servicio de Medicina Interna, en colaboración con la empresa Eversens, estudia una nueva técnica que permite comprobar si el paciente tiene una inflamación de la vía área, una característica de los enfermos con coronavirus, siendo un indicador de pronóstico y selección terapéutica. Este método FeNO, que supone una alternativa a los tradicionales rayos X, TAC o análisis de sangre, es inocuo, indoloro no invasivo e inmediato por lo que se podría usar de forma extensiva en enfermos de COVID-19.

UPNA

Técnicas de diagnóstico y el impacto económico

Los proyectos en los que está implicada la UPNA no versan sólo sobre el ámbito sanitario sino que también abordan los efectos económicos. El investigador del instituto SmartCitiesFermínMallor plantea en su proyecto el desarrollo e implementación de un modelo de simulación computacional que integra métodos de previsión de nuevos pacientes que requieren hospitalización, el modelado del flujo de pacientes, el uso de recursos limitados y políticas para la gestión de recursos. Desde el Institute Advanced Research in Business and Economics, MikelCasares participa en un proyecto sobre el impacto de la pandemia en la economía. El trabajo, en el que participan investigadores de la Universidad de Alicante y de Carleton University, busca proporcionar evidencia empírica y generar predicciones de modelos cuantitativos que puedan guiar las iniciativas de salud pública y la política económica para abordar los problemas a corto plazo asociados con la pandemia.

Asimismo, la UPNA participa junto a otras 16 universidades en un proyecto que analizan las consecuencias negativas en la salud, calidad de vida y rendimiento académico que puede acarrear la reducción de la actividad física en la población universitaria durante el confinamiento. El objetivo del estudio, que en la UPNA lidera IdoyaLabayen, del instituto IS-FOOD, "es conocer como ha adaptado el alumnado universitario sus hábitos de actividad física y salud, así como los determinantes y las consecuencias de los mismos. Por último, el investigador Humberto Bustince, del instituto SmartCities, forma parte de un proyecto que aspira a desarrollar una herramienta de diagnóstico complementaria del COVID-19. El trabajo, presentado por un consorcio de NAITEC, UPNA y CHN, expone que entre el 26% y el 32% de los enfermos deriva en casos críticos con una tasa de mortalidad del 61%. Su objetivo es diseñar una herramienta predictiva que, usando imágenes radiológicos del pacientes y con técnicas de deeplearning, inteligencia artificial y ciencias de datos, ayude a mejorar el diagnóstico precoz, predecir complicaciones y e determinar un mejor tratamiento.

Idisna

Antivirales, nuevas terapias y vacunas

El Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (Idisna), agrupación público-privada, para el fomento de la investigación biomédica, ha remitido nueve proyectos. Uno de ellos es la propuesta de JesúsCastilla, del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, que ya sabe que podrá contar con los 117.000 euros solicitados. Su trabajo se centra en estimar el efecto de las características sociodemográficas, enfermedades crónicas y otros condicionantes de salud en el riesgo de infección, hospitalización y formas graves de COVID-19. Para ello, se calcularán las tasas de incidencia de casos con sospecha clínica, de infección confirmada mediante PCR, de hospitalizaciones, de ingresos en UCI, de ventilación asistida y de mortalidad. El segundo proyecto del sector público es el de Natalia RamírezHuerto, investigadora de Oncohematología de Navarrabiomed, que lidera un proyecto sobre inmunoterapia adoptiva con linfocitos T específicos de SARS-COV-2. Su estudio analiza si este tratamiento podría generar efectos clínicos beneficiosos a corto plazo en pacientes con neumonía grave.

La Clínica Universidad de Navarra aporta cuatro iniciativas. El doctor JoséLuisdelPozo lidera el proyecto CAPrICORn, que busca determinar el efecto terapéutico del andrografólido, basado en su efecto inhibidor de IL6, en enfermos con coronavirus. Se propone un ensayo clínico en pacientes con COVID-19 con dos cohortes: unos con neumonía y otros sin ella. También desde la CUN y con la participación prevista del CHN, el investigador RamónLecumberri explora la eficacia del empleo de dosis anticoagulantes plenas de heparina de bajo peso molecular en pacientes ingresados por COVID-19. "La inmensa mayoría de pacientes hospitalizados reciben dosis bajas de heparina para prevenir complicaciones trombóticas. Pese a ello, un porcentaje relevante las desarrollan. Creemos que el empleo de dosis más altas podría reducir la cifra de pacientes que sufren deterioro respiratorio o precisan ingreso en UCI".

El equipo de José Ramón Yuste trabaja en un ensayo clínico con la ivermectina, un antiviral de amplio espectro. Este medicamento, que tiene un excelente perfil de seguridad, se administraría a pacientes con infección por SARS-CoV-2 no complicada y sin factores de riesgo de enfermedad grave. "Si el tratamiento temprano contribuye a reducir el transporte viral nasal después de siete días, el medicamento podría usarse para reducir la transmisión a nivel comunitario y podrían considerarse dos ensayos adicionales para evaluar su uso potencial como tratamiento o profilaxis", avanza. Su colega Alejandro Fernández Montero lidera un proyecto que consiste en desarrollar una plataforma on line Reg COVID-19 pensada para la recogida e informatización automatizada de todas las características clínicas de pacientes con coronavirus hospitalizados tanto en planta como en la UCI. La información obtenida permite comprender mejor los determinantes y predictores necesarios para estratificar a los pacientes y predecir su mortalidad, validar el uso de tratamientos y evaluar las causas de mortalidad asociadas.

Asimismo, la Cínica ha presentado directamente un proyecto de Fernando Redondo que investiga la aparición de exantemas y otras manifestaciones cutáneas en pacientes con COVID-19. Son pacientes asintomáticos y se pretende estudiar si los exantemas podrían guardar relación con el estado inmunológico en la infección.

Por último, el Cima ha remitido tres proyectos. Uno de ellos es el de los investigadores Cristian Smerdou y Josep MªArgemí, que proponen la evaluación del potencial antiviral contra el SARS-COV-2 de diferentes fármacos que se están usando en clínica para otras indicaciones, y ensayarse en pacientes con coronavirus. El segundo proyecto, de Juan José Lasarte y Pablo Sarobe, trabaja en la identificación de regiones inmunogénicas en las proteínas del SARS-COV-2 para desarrollar vacunas de subunidades. Se trata de una vacuna sintética, formada por fragmentos o regiones del virus, cuya administración induciría una respuesta de anticuerpos neutralizantes que impediría la infección.

Predecir complicaciones adversas del COVID-19 y los beneficios de las terapias inmunomoduladoras basadas en la presencia de hematopoyesis clonal. Este es el proyecto de los investigadores del Cima Borja Sáez y Ana Pardo-Saganta, que consideran que predecir precozmente qué pacientes con COVID-19 van a desarrollar una enfermedad severa permitiría una intervención clínica temprana, evitando complicaciones, reduciendo la mortalidad y aliviando la presión sobre las UCI". Su estudio analiza si la presencia de hematopoyesis clonal, que está asociada a una enfermedad pulmonar crónica, aumenta el riesgo de tener un cuadro clínico. De ser así, aseguran, existen tratamientos con resultados prometedores, que podrían usarse en pacientes de forma precoz o incluso preventiva.

Sector privado

Otras iniciativas del ámbito empresarial

A los proyectos presentados tanto desde instituciones públicas como desde el Idisna (centro mixto público-privado), el Gobierno foral tiene contabilizados otros nueve proyectos ideados por empresas y centros del sector privados. El centro tecnológico Lurederra ha presentado dos propuestas y NAITEC (Centro Tecnológico de Automoción y Mecatrónica), una. Completan el listado Cocuus System Iberica S.L, DNA Catcher S.L, Bionanoplus S.L. Ikan Biotech S.L Nucaps Nanotechnology S.L y Claverpy Machine Learnin S.L.

datos de interés

No hay fechas límite de presentación. No hay fecha tope de presentación de proyectos ni en el Instituto de Salud Carlos III ni en el Gobierno foral. El primero cerró temporalmente la ventanilla ante la avalancha de solicitudes (más de 1.300), pero su intención es reabrirla. Hasta el momento, este instiuto ha aprobado una veintena de proyectos y ha concedido poco más de 5 millones de los 24 dispuestos en la convocatoria. El Instituto Carlos III valora los proyectos y aquellas propuestas navarras que logren la valoración positiva pero no el 100% de la financiación solicitada, recibirán la subvención complementaria del Gobierno foral

las cifras

24

millones. La convocatoria del Fondo COVID-19 del Instituto de Salud Carlos III asciende a 24 millones de euros.

700.000

euros. Por otra parte, el departamento de Universidad, Innovación y Transformación Digital anunció recientemente la decisión de presentar una convocatoria de ayudas complementaria a la estatal que asciende a 700.000 euros, "ampliable en función de las necesidades".

noticias de noticiasdenavarra