Libre el joven de Olite al descartar la autopsia que golpeó a su padre

El informe forense concluye que Genaro Ruiz Orradre pudo sufrir algún problema cardiaco

05.06.2020 | 01:53
Exterior de la vivienda en la que ocurrieron los hechos el pasado martes.

PAMPLONA – La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Tafalla decretó ayer la puesta en libertad provisional sin fianza del hijo de Genaro Ruiz Orradre, el vecino de Olite que murió el pasado martes en su domicilio en el transcurso de una discusión. La autopsia ha confirmado que el hombre, de 57 años, no sufrió ningún traumatismo y concluye que posiblemente falleció al padecer un accidente de tipo cardiaco.

El joven, de 27 años, fue detenido por agentes de la Guardia Civil el pasado martes por la noche en su domicilio familiar, situado en el barrio olitense de Venecia, después de que su padre hubiera fallecido. Fuentes de la Delegación del Gobierno de Navarra informaron esa misma noche de que la víctima habría sido agredida por su hijo con "un objeto contundente".

Sin embargo, en el curso de las pesquisas desarrolladas por la Unidad Orgánica de la Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil, la declaración prestada por el hijo menor del fallecido horas después del hecho ya apuntaba a que el hombre podría haber sufrido algún problema de salud, como un infarto, y no una agresión a manos de su hijo.

Este joven, hermano menor del detenido, declaró que se encontraba en su cuarto cuando escuchó una discusión entre su padre y su hermano, y dijo que acudió al salón para interponerse entre ellos. Al parecer, el hombre estaba intentando contener a su hijo contra el sofá, dada la actitud agresiva que mostraba y, en un momento dado, acabó tendido en el suelo, en parada cardiorrespiratoria y aunque los hijos intentaron reanimarle, los servicios sanitarios que se trasladaron a la vivienda solo pudieron certificar el deceso.

CONCLUSIONES FORENSES En el mediodía de ayer, el joven fue conducido hasta el Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 1 de Tafalla para comparecer ante su titular, investigado por un delito de homicidio y dos delitos de lesiones en el ámbito familiar. La magistrada, a la vista de las conclusiones remitidas por la médico forense, resolvió su puesta en libertad dado que el fallecimiento se debió a una "posible causa cardiaca", por lo que descarta que el deceso tuviera origen traumático, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

A tenor de las conclusiones alcanzadas por la médido forense, en la comparecencia celebrada tras la declaración del investigado, el representantes del Ministerio Fiscal no solicitó ninguna medida cautelar, por lo que el joven fue inmediatamente puesto en libertad sin fianza, con la única obligación de comunicar al juzgado cualquier cambio de dirección y comparecer si se le volviese a requerir.