El Gobierno de Navarra señaliza cuatro nuevos 'lugares de la Memoria'

Las Fosas del Alto del Perdón, el Parque de la Memoria del Etxauri, la Fosa del Alto de las Tres Cruces de Ibero y la carretera Igal-Vidángoz

19.06.2020 | 16:58
Celebración del aniversario del 'Memorial Fosas de la sierra del Perdón' en homenaje a las personas asesinadas en la sierra del Perdón

El Gobierno foral ha señalizado cuatro nuevos "lugares de la Memoria" histórica de la Comunidad Foral: el Memorial de las Fosas del Alto del Perdón, el Parque de la Memoria del Etxauri, el Memorial de la Fosa del Alto de las Tres Cruces de Ibero y la carretera de Igal a Vidángoz.

Todos ellos cuentan ahora con atriles, tótems y banderolas que explican a la ciudadanía el pasado traumático vivido en esos espacios, con el objetivo de transformarlos en lugares de transmisión de valores de convivencia, explica el Gobierno de Navarra en un comunicado.

En la carretera de Igal a Vidángoz se han instalado paneles tanto en el barracón de prisioneros que se reconstruyó durante el campo de voluntariado juvenil desarrollado en el verano de 2018 como en el monolito instalado en 2005 en el Alto de Vidángoz.

En este lugar estaba previsto celebrar el próximo sábado el homenaje anual que organiza la asociación "Memoriaren Bideak", pero debido a la situación provocada por el coronavirus ha tenido que ser suspendido y trasladado al espacio virtual.

En este sentido, el Instituto Navarro de la Memoria ha querido sumarse a la conmemoración con la publicación de un nuevo vídeo que permite a la ciudadanía realizar una visita virtual a la carretera que une las dos localidades y en la que trabajaron 2.354 prisioneros del franquismo durante cuatro años.

Estas actuaciones del Departamento de Relaciones Ciudadanas tienen como objetivo dar a conocer la memoria histórica entre la ciudadanía navarra y a aquellas personas interesadas en ella que visitan la Comunidad Foral, y propiciar que sean sentidos como patrimonio de toda la Comunidad.

Una herencia que comenzó siendo testigo de un "pasado de terror" para convertirse en "espacios para el recuerdo y la memoria", y para la "transmisión de valores de convivencia y compromiso con una sociedad más ética y más justa".