Raimon Pèlach | Vocal de la ANPE

"A los niños y niñas la rutina les normaliza y les favorece. Que no pudieran ir al colegio sería perjudicial para su neurodesarrollo"

13.09.2020 | 02:45
Raimon Pèlach Pánike, pediatra jubilado y vocal de la Asociación Navarra de Pediatría.

Raimon Pèlach Pánike, vocal de la Asociación Navarra de Pediatría, pide a la Administración que invierta en test rápidos y en investigación para hacer frente a la covid-19

pamplona – A pesar de haberse jubilado en 2017, Raimon Pèlach Pánike sigue estando volcado en su pasión: la atención a la infancia. Primero lo hizo como presidente y ahora como vocal de la Asociación Navarra de Pediatría (ANPE) y asegura que a él le ha tocado, si la hay, "la parte de buena de la pandemia", y es que ahora tiene tiempo para dedicarse al estudio del virus y además no está "agobiado por el trabajo" directo como pediatra en Atención Primaria, "una pieza fundamental para hacer frente al covid-19 en la que hay que hay que confiar".

¿Qué nos ha enseñado la pandemia sobre los niños?

–Los niños nos han confirmado que de lo banal suelen hacer un problema, se dan un golpecito y parece que se mueren, y lo importante lo resuelven siempre con una capacidad impresionante. Además, el confinamiento nos ha enseñado que los menores se han adaptado mucho mejor de lo que pensábamos. Han respetado, han seguido las normas, se han lavado las manos como auténticos cirujanos y se saben las medidas de prevención, y de los adultos depende que no bajemos la guardia y que les sepamos transmitir lo que tienen que hacer. A los niños le puedes decir una cosa y te pueden hacer poco caso, pero imitan muchísimo. Me preocupa ver malos comportamientos sociales y que los menores puedan coger ejemplo de ellos.

Desde luego la situación epidemiológica de la Comunidad Foral no es la mejor manera de empezar el curso. ¿Qué me puede decir de la alta incidencia del virus en Navarra?

–Lo primero: no alarmemos porque no sirve de nada. Los adultos tenemos que enseñar a los más pequeños a convivir con el virus. Es fundamental no decirles "no hagas", sino "haz esto con cuidado, ten en cuenta aquello", porque no podemos paralizar la sociedad. Ahora no hay tantas muertes, pero tenemos que seguir insistiendo en los mayores, que empezamos a descuidarlos otra vez, y por eso tenemos que tener cuidado con los niños con los que conviven. Habrá que decir a muchos padres que busquen otros recursos, que los abuelos no pueden ser el salvavidas para todo como lo han sido hasta ahora, porque su hijo puede salir del colegio posiblemente asintomático pero ser positivo.

¿Cuál debería ser el criterio para someter a un menor a una prueba?

–Ahora el coronavirus va a empezar a convivir con muchos otros virus iniciado el curso escolar. No todos los niños tienen que hacerse una PCR, tendrán que hacérsela los chavales con síntomas claros. Y digo claros porque el resfriado y un poquito de tos no es un covid. Si un niño presenta algún síntoma de estos lo dejaremos en casa un par de días, le daremos paracetamol, mucho líquido y se le irá controlando. Solo si los síntomas siguen apareciendo se indicará una PCR, porque el sistema no puede asumir este tipo de pruebas sin discriminar. En cambio, sí podemos tener muchas medidas de control.

Como decía, ahora con el otoño es muy común que los niños y niñas lleguen a casa con catarros, mocos, tos y algo de fiebre. Derivado de esto habrá muchas cuarentenas que no sean por coronavirus.

–Lo que no puede pasar es lo de todos los años: si un niño tiene un poco de fiebre le doy apiretal y lo mando al cole. No valía antes y ahora tenemos que de ser más estrictos. Los pediatras teníamos las consultas de rebosamiento a partir de la una del mediodía, porque algunos padres habían llevado por la mañana al niño con un paracetamol al colegio. Como le hacía efecto no pasaba nada, pero ya después del recreo el colegio llamaba a casa y venían a las consultas. Ahora habrá que ser más estrictos, pero esto no quiere decir que se tenga que hacer una PCR en el primer momento, sino que tendremos que llevar a cabo los cuidados habituales para un catarro y sobre todo habrá controlar del estado general del menor para ver si empeora.

Entonces, ¿cree que está justificado que un niño haga cuarentena si no es por covid-19 confirmado?

–La cuarentena se tiene que hacer si sale una PCR positiva, pero si no se le ha hecho la prueba y se ha curado de un cuadro sintomático que era un poquito de mocos, febrícula y algo de tos, a los 3-4 días de estar asintomático ese menor tiene que volver colegio como se ha hecho siempre. Después de seis meses en casa un niño no puede estar más tiempo sin ir a clase, porque el colegio es socialización. Solo si se ha confirmado el positivo por PCR se entraría en el protocolo del coronavirus y tendría que hacer cuarentena.

¿Recomienda hacer otro tipo de pruebas que no sean PCR?

–Me gustaría hacer una llamada a la Administración porque tenemos test de diagnóstico rápido y no deberíamos quedarnos solo con la posibilidad de las PCR. La gripe y otros virus también tiene su tests y muchas veces en medicina podemos, si no diagnosticar, descartar. Gastar dinero en test rápidos sería mucho más efectivo que hacer test PCR a todo el mundo, que es inasumible.

Decía que la covid-19 va a tener que convivir con otros virus y precisamente ahora empieza la campaña de vacunación de la gripe. ¿Recomienda a la población general que se vacune o se dirige a un sector específico?

–Sabemos que los virus se pueden potenciar unos con otros, por eso, cuanto más podamos proteger, mejor. Sí se recomienda hacer una vacunación, si no masiva, teniendo en cuenta muchos factores que ahora hay que aumentarlos, por ejemplo, con quien convive un niño pequeño. Porque podemos decir que el abuelo no vaya a buscarlo al cole, pero no lo podemos echar de casa. Si el abuelo se está vacunando y el niño puede ser un factor de riesgo, también sería conveniente vacunarlo. Lo que se quiere con la vacuna es que haya menos circulación salvaje. Este sería el ejemplo de los padres y madres que están en contra de vacunar a sus hijos y que llevan a la guardería y su niño se favorece de la inmunidad de grupo. También hay que ver las convivencias, porque no es lo mismo convivir cuatro en una casa que diez. Por lo tanto, todo lo que sea prevenir, adelante, sin olvidar las medidas principales que son la higiene de manos y la distancia.

¿Se podría pensar que la vacuna contra la gripe pudiera proteger también ante la covid-19?

–Del coronavirus estamos aprendiendo sobre la marcha. Todavía no está claro, aunque sí sabemos que pudiendo ser los virus en este caso de familias similares, el proteger a uno por lo menos hace que no se estimule el otro. Hay que entender que se está investigando sobre la marcha y está claro que hay que invertir mucho más en investigación y en salud pública.

Hay estudios que hablan de la baja capacidad de transmisión del virus en los niños. ¿Qué influye para este escaso contagio?

–Los niños transmiten la enfermedad igual, lo que pasa es que tienen mayor respuesta porque su sistema inmune todavía no está estable y está entrenado para defenderse. Sí sabemos que pasan la enfermedad más leve y que su carga viral puede ser más baja y, por lo tanto, que su capacidad de transmitir sea menor.

En Navarra algunos colegios abrieron sus puertas el pasado día 4 y la gran mayoría lo hicieron el 7. ¿Cree que es acertada la decisión de volver al cole de forma presencial?

–Estoy de acuerdo porque a los niños la rutina les normaliza y les favorece. No veamos el colegio solo desde un punto de vista académico, veámoslo también desde el punto de vista del neurodesarrollo, porque la definición de salud es un bienestar físico, psíquico y social. Lo que pasa es que el coronavirus nos obliga a implementar medidas como que haya que bajar ratios, saber ventilar las aulas o aumentar el profesorado de los centros. Si a los niños se les explica la situación acorde a su edad y con un buen tono de voz lo entienden todo, pero también es seguro que se saltarán las normas como lo hacen siempre. Por eso, hay que explicarles en su idioma, con el juego cuanto más pequeños sean y, cuanto más mayores, dándoles las responsabilidades en positivo. Los niños van a responder seguro, yo confío mucho en ellos.

¿Echa en falta alguna medida más respecto a las que ya se están aplicando en los centros?

–En este caso es de sabios ir adaptándose. No podemos tener a los niños en una burbuja estéril. Los escenarios cambian y estamos aprendiendo sobre la marcha. Lo importante es que lo veamos todo en positivo, porque la alarma no nos deja hacer bien las cosas.

Desde el punto de vista pediátrico, ¿el exceso de prohibiciones o medidas como el confinamiento podrían tener alguna consecuencia negativa en la infancia?

–Pediatría por definiciones desarrollo, por lo tanto, todo lo que no sea ayudar al desarrollo es perjudicial.

¿Qué recomendaciones tiene para las familias frente a la vuelta al cole?

–La asociación de pediatras y el Colegio de Médicos de Navarra hemos hecho un comunicado porque sabemos que va a venir una avalancha de familias que nos van a pedir que les facilitemos una nota para que sus hijos no vayan al cole, ya sea porque su vecino tenga covid o un conocido se haya hecho una PCR. Esto no se puede hacer. Pido a las familias que confíen en los pediatras de Atención Primaria, porque somos nosotros los que determinaremos cómo es la salud de los niños y qué hacer al respecto.

"Me preocupa ver malos comportamientos sociales y que los menores puedan coger ejemplo de ellos"

"Recomiendo una vacunación contra la gripe, si no es masiva, teniendo en cuenta muchos más factores"

"Los niños transmiten el virus igual, pero tienen mayor respuesta inmune y su carga viral es más baja"