Recuerdo a los 16 vecinos de Villava asesinados hace 84 años en Ripa (Odieta)

26.11.2020 | 12:57
Imagen de detalle de una ofrenda floral

La Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra AFFNA36 recuerda este 26 de noviembre a los 16 jóvenes de Villava asesinados hace 84 años en las tapias del cementerio de Ripa (Odieta) y en sus inmediaciones, al tiempo que reivindica apoyo e implicación institucional para localizar y exhumar los cuerpos "hoy todavía tirados, hoy todavía perdidos".

"No queremos nunca más y para nadie aquellos horrores", señalan en un comunicado en el que indican que debido a las restricciones actuales, no convocan un acto de homenaje en esta fecha, pero en la tapia de ese cementerio de Ripa no faltaran unas flores en homenaje y recuerdo.







Familiares de estos villaveses y AFFNA-36 vuelven en esta jornada a pedir la colaboración necesaria para lograr dar con el paradero de sus antepasados desaparecidos y en ese sentido sostienen que "cualquier aportación en forma de testimonio, datos o documentación será bienvenida".

En relación con estos asesinatos, apunta que las investigaciones y los intentos llevados a cabo por los familiares para localizar sus restos y darles una sepultura digna, no han dado un resultado positivo hasta la fecha.

Una de estas tentativas se desarrollo en el año 2012 cuando impulsada por la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra AFFNA-36 y el Ayuntamiento de Villava-Atarrabia, la Sociedad de Ciencias Naturales Aranzadi realizó una prospección y se sondeó en el interior del cementerio en un espacio que entró a formar parte del camposanto cuando éste fue ampliado en los años noventa.

En el transcurso de esta investigación, se localizó un cuerpo y ante la imposibilidad de identificar los restos, y por lo tanto de su entrega a los respectivos familiares, estos fueron inhumados en el Panteón habilitado a tal fin en el Cementerio de Pamplona.

En este sentido, desde la asociación se invita a familiares de víctimas a aportar sus muestras al banco de ADN, por difíciles que puedan resultar sus casos y como ejemplo cita la reciente identificación de Claudio Doroteo Diéguez Loza, vecino de Etxarri-Aranatz.

Añade al respecto que todavía hay restos óseos procedentes de exhumaciones que no ha sido posible identificar porque no está en el laboratorio la muestra que lo permita.
noticias de noticiasdenavarra