alerta sanitaria

Salud insta a "no apurar" los márgenes de las normas

Induráin insistió que en esta Navidad "hay que juntarse lo menos posible los menos posibles"

10.12.2020 | 01:03
Imagen de recurso de un grupo brindando

pamplona – "Estas van a ser unas Navidades diferentes, juntándonos lo menos posible, los menos posibles y con las mayores precauciones y medidas preventivas posibles", insistió ayer Santos Induráin, que se mostró contenta por la evolución de los datos pero que resaltó que todavía hay que tener "cautela" ante las fechas festivas que se presentan.

En una semana que calificó de "corta pero intensa", la consejera explicó que éste es un periodo "intervalo entre los puentes y Navidad" ideal para "tomar perspectiva y hacer balance" de los datos, que aunque son buenos "nos tienen que reforzar en el sentido de que el esfuerzo merece la pena".

Asimismo, Induráin aconsejó "evitar desplazamientos y encuentros innecesarios" en esta época, ya que esto es "la mejor manera de proteger a quienes queremos" e instó a "no apurar" los márgenes de las normas "hasta el máximo", remarcando que "aunque las normas permitan cosas, no significa que sea obligatorio" llegar hasta el límite de las mismas. "Salimos de la segunda ola y ya nos advierten de una tercera. Hay que mantener el pulso con el virus", avisó.

Según indicó, no hay que bajar la guardia, ya que "la situación sigue siendo complicada y ya tenemos experiencia de lo fácil que es romper estas tendencias y más en la etapa más compleja del año", calificando a enero como "un mes complicado" por el aumento de las reuniones sociales y la interferencia del covid con otros virus.

"Aunque vamos en la buena dirección, no hay que relajarse ni equivocarse", advirtió, ya que "si tropezamos correremos el riesgo de caer en un continuo volver a empezar y a estas alturas de la pandemia ni la sociedad ni el sistema sanitario y económico están para muchos derroches de energía y recursos", subrayó.

En esta línea, incidió en que "la tendencia es clara, pero al mismo tiempo hay que ser muy cautos y poner otros elementos en la balanza, como el hecho de que todavía tenemos incidencias y positividades notables y, sobre todo, están muy lejos de lo que se podían considerar escenarios de riesgo aceptables".

Según dijo, "algo parecido sucede con el sistema sanitario". Los datos son muchos mejores, pero la actividad covid sigue teniendo bastante peso", remarcó, por lo que "tenemos que redoblar el esfuerzo por mantener y recuperar al máximo la actividad ordinaria", comentó.

Sobre cómo ha podido afectar el puente foral a la situación, Induráin afirmó que en estos momentos es "complicado y prematuro" realizar un balance y manifestó que para el arranque de la próxima semana "tendremos una mayor perspectiva del puente foral y tendremos un análisis que será útil para seguir tomando medidas".
 

Navarra y otras CCAA estudian excluir a los 'allegados'

Navarra, la CAV, La Rioja, Aragón, Castilla y León y Cantabria estudian conjuntamente excluir el término "allegado" de las justificaciones para poder cruzar las fronteras entre ellas de cara a las fechas navideñas.

Si bien el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ya adelantó que desde el 23 de diciembre hasta el 6 de enero los confinamientos perimetrales se relajarán para facilitar el "reagrupamiento familiar", estas comunidades continúan conversando para llevar una propuesta conjunta al Consejo Interterritorial que aparte este término de cara a concretar más las medidas que impiden viajar entre sus fronteras.

La consejera de Salud, Santos Induráin, confirmó ayer en rueda de prensa que "se está trabajando" con estas comunidades vecinas en ser "más restrictivas" dentro del acuerdo estatal y así "acotar más" la movilidad de cara a una fecha clave para la que existe temor en las instituciones de cara a que la gran cantidad de reuniones familiares puedan desembocar en una tercera ola.

Induráin explicó que Navarra y las otras cinco comunidades están "valorando" qué postura van a mantener de manera colegiada de cara a las Navidades y que están meditando "si incluimos allegados" en los supuestos que se permiten para cambiar de comunidad por "la dificultad de gestión" a la hora de justificar esa figura.

Además, según desembrolló, al mismo tiempo se estudia también la posibilidad de que el ámbito temporal de movilidad permitida, del 23 de diciembre al 6 de enero, se pueda dividir en dos épocas diferentes, "acotándose a fechas más concretas, Nochebuena-Navidad y Nochevieja-Año Nuevo". Induráin también habló de los posibles justificantes para cruzar la frontera, que podrían ser "fotocopias del DNI" o "empadronamientos", aunque reconoció que "faltan por pulir elementos", por lo que "se seguirá trabajando" con estas comunidades.

illa sigue defendiendo el término El ministro de Sanidad, Salvador Illa, continuó defendiendo ayer tras el Consejo Interterritorial la pertinencia de la introducción del término "allegado" en las excepciones de las personas que podrán desplazarse entre comunidades.

"Todos entendemos quién es un allegado, ¿alguien está en contra en que personas que mantienes una relación afectiva que no cae en una definición clásica de familia pueda reunirse en Navidad o Nochevieja? Creo que todo el mundo lo ha entendido", señaló.

En su intervención, el ministro recordó que el plan aprobado por Navidad y las comunidades el pasado miércoles establece que "no hay movilidad entre ellas, excepto para los casos incluidos en el estado de alarma y un encuentro con un familiar o allegado". Sin embargo, la última palabra la siguen teniendo las comunidades, y Navarra no parece compartir su idea.

"Salimos de la segunda ola y ya nos advierten de una tercera. Hay que mantener

el pulso con

el virus"

santos induráin

Consejera de Salud