Navarra recibirá 232.000 euros para buscar fusilados durante la Guerra Civil

29.03.2021 | 15:45
Fosa localizada entre Burutáin y Ostiz con los restos de seis presos fugados del fuerte de San Cristóbal - Ezkaba en 1938

Navarra recibirá 232.000 euros del Gobierno de España para la búsqueda, identificación y dignificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura.

La vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha presidido este lunes la constitución formal de la Conferencia Sectorial de Memoria Democrática, un órgano creado para la cooperación entre administraciones con el fin de llevar a cabo tareas consultivas, decisorias y de coordinación entre el Estado y las Comunidades Autónomas en todo lo relativo a las políticas de Memoria Democrática.

La I Conferencia Sectorial de Memoria Democrática, en la que están representadas las 17 Comunidades Autónomas y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, ha acordado los criterios de reparto, así como el propio reparto, de los 3 millones de euros, previstos en los Presupuestos Generales de 2021, para la búsqueda, identificación y dignificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura. De esa partida total, Navarra recibirá 232.881,27 euros.

La consejera de Relaciones Ciudadanas del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, ha asistido a la conferencia y ha destacado en su intervención el "compromiso del Gobierno de Navarra con el impulso de políticas de memoria, siendo un referente con programas como Escuelas con Memoria, o la política de exhumaciones e identificación a través de la creación de un banco de AND público".

La partida de 3 millones de euros se compone de dos partes. Dos millones para la localización, exhumación e identificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura y un millón para actividades de divulgación de trabajos efectuados y resultados conseguidos, y de dignificación de los lugares de enterramiento y promoción de los lugares de memoria asociados a los mismos.

En lo que se refiere a la financiación para actividades de localización, exhumación e identificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura, el reparto fijado establece un fijo de 20.000 euros para cada Comunidad Autónoma o ciudad con estatuto de autonomía, si al menos tiene una fosa para exhumar. Un total de 1.660.000 euros se reparten en función del número de fosas pendientes de intervenir en cada CCAA o ciudad autónoma.

Por lo que se refiere a actividades de divulgación de trabajos efectuados y resultados conseguidos, y de dignificación de los lugares de enterramiento y promoción de los lugares de memoria asociados a los mismos, se fijan 600.000 euros repartidos a partes iguales para todas las Comunidades Autónomas y ciudades de Ceuta y Melilla, y 400.000 euros repartidos en función del número de fosas intervenidas con metodología científica desde el año 2000 hasta 2020 en cada Comunidad Autónoma y las ciudades de Ceuta y Melilla.

Una vez aprobados formalmente los criterios de reparto y la cantidad finalmente asignada a cada Comunidad Autónoma, éstas deberán presentar su propuesta de proyectos a financiar, que se aprobará de común acuerdo con el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática.

A partir de ahí, las transferencias con los pagos correspondientes se efectuarán de manera trimestral, abonándose conjuntamente las cantidades correspondientes a los dos primeros trimestres, una vez aprobados de común acuerdo los proyectos a financiar junto con la relación certificada de los mismos.

El plazo de ejecución comprenderá todo el ejercicio 2021. Las Comunidades Autónomas deberán presentar la certificación de las actuaciones realizadas antes del 31 de marzo de 2022.

El Gobierno de España ha explicado que el reparto de estos 3 millones de euros se enmarca dentro del Plan Cuatrienal 2020/2024, que pretende "dar respuesta a las recomendaciones dirigidas a España por los principales organismos internacionales de Derechos Humanos, con el fin de impulsar de forma decidida las políticas de Memoria Democrática, especialmente en lo relativo a la búsqueda, e identificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la posterior dictadura".

El plan identifica actuaciones que se deben impulsar para lograr el máximo impacto en un plazo de cuatro años. La intención sería intervenir en un total de 557 fosas en todas las Comunidades Autónomas, excepto en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde no hay actuaciones pendientes de exhumación.