Condenado por herir con una botella rota a un joven en Pamplona

Tres años y 5 meses de prisión a A.E.J., que será expulsado cuando cumpla un tercio de la pena - El acusado lleva cuatro meses en prisión provisional y fue condenado por delitos de lesiones, hurto y amenazas

29.04.2021 | 21:01
Fragmento de la botella de cristal que cogió el acusado para agredir a la víctima.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona ha condenado a 3 años y 5 meses de prisión a un joven, A.E.J., de nacionalidad marroquí, por los delitos de lesiones agravadas, amenazas y hurto en grado de tentativa tras haber herido a un joven de 22 años con una botella rota en el cuello en Pamplona y haber amenazado de muerte a un vigilante de seguridad en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN). Asimismo, deberá indemnizar con 2.700 euros a la víctima y será expulsado de España cuando cumpla un tercio de la pena de prisión, con la prohibición de entrada en territorio español durante 8 años.

Los hechos ocurrieron sobre las 21.50 horas del 2 de enero de 2021, cuando el acusado, junto a otro compatriota, ambos en situación irregular, se encontraban en la esquina de la calle Yanguas y Miranda con la plaza de la Paz, acompañados de tres personas más, y vieron pasar por delante de ellos a dos jóvenes. "Con ánimo de obtener un lucro ilícito de mutuo acuerdo", se acercaron por detrás, y uno de los acompañantes del acusado intentó meter la mano en los bolsillos de la víctima.

Tras darse cuenta uno de los jóvenes, el acusado y su acompañante empezaron a increparles con palabras como "españoles de mierda" y a seguirles. A la altura del paso de peatones, el compañero del acusado se abalanzó sobre uno de ellos, lanzándole un patada, por lo que ambos cayeron al suelo, donde fue golpeado, hasta que fue ayudado por su amigo.

Paralelamente, A.E.J. se acercó a una de las papeleras de la estación de autobuses y sacó una botella rota que esgrimió diciéndoles "quieres tener una herida" y volvió a perseguirles de nuevo hasta que ya en el inicio del camino de vuelta del Castillo se volvió uno de los jóvenes para que los dejaran en paz. En ese momento, este chico fue agredido por el compañero del acusado, con quien forcejeó y recibió diversos golpes, mientras que A.E.J. fue agarrado por el otro joven y ambos cayeron al suelo, donde se produjo un forcejeo en el que con "trató en varias ocasiones de clavarle el cristal de la botella en la zona de cara y cuello", y consiguió alcanzarle en el cuello. En este momento aparecieron agentes de Policía Nacional que detuvieron a los tres implicados.

AMENAZAS A UN VIGILANTE


El acusado fue trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra, donde con actitud agresiva y desafiante se dirigió a un vigilante de seguridad al que dijo "voy a ir a casa de tu madre, hijo de puta y te voy a matar, que te conozco del otro día", quitándose continuamente la mascarilla y tratando de escupir a él y a todos los que estaban incluido el personal sanitario.
Como consecuencia de los hechos, uno de los agredidos sufrió golpes en cara y cabeza, mientras que el otro presentaba una herida incisa de 3 centímetros en el cuello.
El titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona ha condenado al acusado a 2 años y 8 meses de prisión por un delito de lesiones agravadas; a 6 meses de prisión por un delitos de amenazas; y a 3 meses de prisión por un delito de hurto en grado de tentativa. Cuando cumpla 13 meses de prisión –actualmente lleva 4 meses en la cárcel– será expulsado por un periodo de 8 años. l

noticias de noticiasdenavarra