El Gobierno de Navarra traslada a Maya que los delitos de menores tutelados han disminuido

El alcalde insiste en su "preocupación por la mayor inseguridad" en el entorno de ocio juvenil en Pamplona

25.01.2022 | 14:07
Mari Carmen Maeztu, consejera de Derechos Sociales, Enrique Maya, alcalde de Pamplona, y Javier Remírez, vicepresidente.

Ayuntamiento y Ejecutivo han acordado seguir trabajando de forma conjunta para mejorar la situación

La consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Mari Carmen Maeztu, ha trasladado al alcalde de Pamplona, Enrique Maya, que los delitos cometidos por menores no acompañados tudelados por el Ejecutivo han disminuido.

Así lo ha hecho la consejera este martes en una reunión con Maya en el Ayuntamiento de Pamplona, tras la que ha declarado a Efe que "ambas partes hemos constatado el buen trabajo que se viene haciendo en los programas con estos menores".

Maeztu ha constatado que el clima del encuentro ha sido positivo: "Nuestro objetivo es reconducir una polémica que nunca tenía que haber existido y creo que lo mejor que podemos hacer es seguir trabajando por la integración social y laboral de estos jóvenes".

La consejera ha hecho hincapié en que no desea entrar en una "guerra de cifras" y confía en que el encuentro haya servido. Aunque no se haya fijado una fecha en agenda para volver a reunirse, ambas administraciones continuarán trabajando de forma conjunta.

Maya ha facilitado a la consejera todos los datos de que dispone el Ayuntamiento, "en los que se aprecia que hay un problema creciente de seguridad en la ciudad y avalan la comisión de delitos por personas tuteladas por el Gobierno de Navarra", según apunta el Consistorio en una nota.

En el transcurso del encuentro han analizado la situación que se ha podido generar en algunas zonas de la ciudad en torno al ocio al aire libre y los colectivos que han podido estar implicados.

Ya desde este mes de enero se ha reforzado la coordinación de Policía Municipal de Pamplona, Policía Foral y el Cuerpo Nacional de Policía, articulando un procedimiento de vigilancia de agentes de paisano y patrullas uniformadas en la Vuelta del Castillo.

Esta mayor presencia policial busca tener un efecto disuasorio para los delincuentes, dotando de más seguridad y confianza a la ciudadanía que reside en la zona o que a diario recorre sus paseos peatonales.
noticias de noticiasdenavarra