Más feminismo, mejor democracia

08.03.2022 | 08:39
Más feminismo, mejor democracia

Se acerca un nuevo 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, en un momento donde es más importante que nunca recordar que solo un sistema democrático es el camino para una sociedad más igualitaria. Lo sucedido en las últimas semanas tras la invasión de Rusia a Ucrania, nos debe hacer valorar más si cabe, el estado de derecho en el que vivimos. La apuesta española y europea por unas democracias fuertes, es una apuesta por la paz, la libertad, la igualdad y la convivencia.

La democracia a la que aspiramos los socialistas hunde sus raíces en valores como la igualdad y el feminismo. Las mujeres no somos un colectivo, somos más de la mitad de la humanidad, y, por tanto, la desigualdad y opresión que sufrimos por ser mujeres golpea directamente al corazón de nuestras democracias ya que impide el desarrollo pleno de nuestra condición de ciudadanas. Es por ello, por lo que consideramos que, frente a quienes niegan, vulneran y atacan los derechos de las mujeres, es el momento de agrandar nuestra democracia apostando más que nunca por una ciudadanía plena para todas las mujeres.

El Partido Socialista es un partido feminista con 143 años de historia, que siempre ha defendido la lucha de las mujeres por el reconocimiento de sus derechos y libertades. Nuestra acción política no se entiende sin una apuesta firme por la igualdad, por resolver los problemas reales de las mujeres y por llevar a cabo la agenda feminista. Para los socialistas la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres es el horizonte al que aspiramos y el feminismo el camino que debemos transitar. Entendemos el feminismo como la herramienta más transformadora que tenemos para mejorar nuestra sociedad. Un motor generador de derechos y libertades que nos ha permitido corregir muchas de las desigualdades y el que, sin duda, nos hará avanzar en todos los retos que tenemos por delante.

Es en esos retos en los que trabajamos los socialistas, tanto en el Gobierno de España como de Navarra. Lo hacemos impulsando políticas dirigidas a cerrar las brechas de desigualdad que todavía tenemos pendientes: la laboral y salarial, la brecha digital o la desigualdad en el ámbito de la corresponsabilidad. Y por supuesto la lucha contra las violencias machistas en todas sus manifestaciones es nuestro principal objetivo político.

La reforma laboral aprobada por el Gobierno de Pedro Sánchez, además de recuperar derechos para todos los trabajadores/as, es sin duda un gran avance feminista. Nos va a permitir combatir la precariedad laboral de las mujeres, porque somos nosotras las que más trabajo a tiempo parcial y temporal soportamos. Pero además la subida del SMI es un paso fundamental para reducir la brecha salarial.

La pandemia que hemos vivido estos dos últimos años ha sacado a la luz muchas de las costuras de nuestro sistema de bienestar. Pero sin duda, uno ha sido la necesidad de abordar el modelo de cuidados actual cimentados sobre el trabajo gratuito, invisible o precario de las mujeres. Se requiere con urgencia un cambio de paradigma que conlleve una transformación en el enfoque y abordaje de los cuidados donde la corresponsabilidad sea el eje fundamental. Consciente de esta urgencia, el Gobierno de Navarra está trabajando en un Pacto Foral de los cuidados. Un pacto que ofrezca una respuesta integral a los roles de género, que perpetúan la división sexual del trabajo, a desigualdades en el acceso y la condiciones laborales de las mujeres y a la organización de dichos cuidados.

Pero además este 8 de marzo los socialistas queremos hacer un llamamiento al consenso social y político por la abolición de la prostitución. La trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual y la prostitución son dos caras de una misma realidad que no se pueden separar y ambas son una de las formas más terrible de violencia contra las mujeres. La sociedad a la que aspiramos los socialistas es incompatible con una sociedad donde los cuerpos de las mujeres y niñas puedan ser objeto de consumo al servicio de los deseos de otras personas. Los cuerpos de las mujeres no pueden venderse ni alquilarse ni 9 minutos, ni 9 meses. Tenemos que ser capaces de garantizar los derechos de todas las mujeres y dar respuesta a la pobreza, la explotación y el racismo que rodea a las mujeres víctimas de esta salvaje violencia machista.

Para el Partido Socialista no hay otro camino posible que seguir avanzando. No vamos a dar ni un paso atrás. Somos socialistas y somos feministas. Hacemos política desde los principios de igualdad, libertad y justicia social. Hemos transformado en logros reivindicaciones feministas que parecían imposibles hace años, pero que han hecho de nuestro país, un país más digno y más libre.

Frente a quienes menosprecian y atacan a las mujeres y al feminismo, los socialistas nos comprometemos en seguir avanzando para agrandar nuestro estado democrático con una ciudadanía plena para todas las mujeres.

La autora es secretaria de Igualdad y Diversidad del PSN-PSOE y parlamentaria foral

noticias de noticiasdenavarra