La acusación particular habla de un concierto previo en el que todos sabían lo que hacer

El letrado informa que la familia de Cáseda agradece al jurado su labor y que no han acudido a la vista por "dolor"

28.05.2021 | 12:58
El abogado de la acusación particular, en primer termino los abogados de los acusados y detrás los tres procesados.

La acusación particular, que ejercen las víctimas a través del abogado Ignacio Rodríguez Ruiz de Alda, abundó en que el ánimo de matar de los procesados era "claro" y que existía "un acuerdo previo de todos ellos de ir con objetos y armas" a Cáseda y "con un simple saca, saca Emilio sabe perfectamente lo que tiene que sacar", por lo que consideró los tres "coautores" de los hechos. "Si Emilio estaba en el interior del vehículo y, tras escuchar esas palabras, tiene que sacar la escopeta cargada y ponerla a disposición de su padre... eso está decidido con anterioridad. Hay un concierto previo y un conocimiento de dónde está el arma y cómo está", aseguró, para exponer que el hijo y hermano de las víctimas "nunca se ha contradicho".

LEA TAMBIÉN El fiscal del triple crimen de Cáseda: "Los acusados iban armados hasta los dientes con un claro ánimo de matar"

El letrado señaló que la familia de las víctimas no ha acudido estos días al juicio porque "no lo podían soportar" y expuso que "el dolor que tienen es inconmensurable". Según subrayó, "no saben los días que llevaba" el hijo y hermano de las víctimas "sin dormir antes de venir aquí –a declarar como testigo–". "En nombre de la familia, quiero homenajear a las víctimas y agradecerles –al jurado– que vayan a hacer justicia en su nombre y en nombre de la sociedad; que la familia tenga el gran consuelo de que la sociedad ha hecho justicia", dijo. Sobre el modo de llegar de los acusados a Cáseda, el letrado indicó que lejos de ir a hablar "lo primero que hace es golpear" a la hija y hermana y al yerno y cuñado. "¿Eso es hablar?, ¿esa es la intención pacífica?, ¿esa es la manera que entiende de entablar una conversación?", planteó. A su juicio, "el ánimo de matar es claro, disparar con postas a una distancia de dos metros..., después disparar a Cristian otro tiro mortal, un chaval de 17 años que no había hecho nada, y después a 10 metros no le da opción, dispara un tiro y como falla le dispara otro; no dispara al aire, al suelo, a las piernas...".

LEA TAMBIÉN Los acusados del crimen de Cáseda piden "perdón" a la familia de las víctimas y le dan su pésame
noticias de noticiasdenavarra