Merkel lamenta la represión a los manifestantes de Bielorrusia

La ONU pide a las autoridades del país “abstenerse” de usar la fuerza en las protestas

13.09.2020 | 02:44

berlín – La canciller alemana, Angela Merkel, lamentó ayer que en Bielorrusia se estén "literalmente pisoteando" las ansias de democracia de los manifestantes pacíficos que protestan contra el presidente del país, Alexandr Lukashenko.

Merkel hizo estas declaraciones en su habitual videomensaje de los sábados, dedicado en esta ocasión a la democracia por la celebración, el próximo martes, de su día internacional, según Naciones Unidas.

La canciller alabó la "valentía y decisión" de los manifestantes pacíficos y mostró su simpatía por quienes exigen "libertad y estado de derecho". Señaló además que algunos sistemas autoritarios pueden ser "económicamente exitosos", pero a costa de "derechos fundamentales". "Ése no es el modelo europeo", apostilló la canciller.

Merkel reconoció que las restricciones introducidas por la pandemia pueden molestar a algunos ciudadanos y recordó que en Alemania todo el mundo puede criticar las decisiones del gobierno y manifestarse pacíficamente en su contra.

Además, reivindicó no obstante la efectividad de estas medidas en la contención de la pandemia y señaló que "la gran mayoría" de los alemanes las apoya y cumple: "Creo que podemos estar orgullosos de esto".

no usar la fuerzaEl secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, pidió el pasado viernes a las autoridades bielorrusas que se "abstengan" de utilizar la fuerza contra aquellos que participen en reuniones pacíficas.

Mediante un comunicado difundido por su portavoz, Stephane Dujarric, Guterres mostró su "profunda preocupación" por la situación que se vive en Bielorrusia y puso el foco en el "continuo" uso de la fuerza contra "manifestantes pacíficos" y la "detención" de personas que ejercen "sus legítimos derechos democráticos".

Guterres también solicitó a las autoridades de Bielorrusia que garanticen que las denuncias sobre tortura y otros malos tratos sufridos por las personas detenidas se investiguen y aborden "plenamente". Asimismo, aludió a las informaciones sobre "tácticas de intimidación contra los civiles, los medios de comunicación y las figuras de la oposición".