Emotiva despedida a Colonna, el líder corso muerto en prisión

Símbolo del independentismo, su agresión provocó fuertes disturbios en Córcega

26.03.2022 | 00:50
El féretro de Yvan Colonna, rodeado de banderas corsas, en el funeral celebrado en Cargèse. Foto: Afp

París – Cargèse, un pueblo a unos 50 kilómetros de la capital de Córcega, Ajaccio, organizó un emotivo y multitudinario entierro a uno de sus más célebres habitantes, Yvan Colonna, condenado por terrorismo y quien murió el pasado día 21 tras la brutal agresión que había sufrido el 2 de marzo por parte de un preso islamista.

En una ceremonia religiosa en la que se podían ver muchas banderas corsas, los restos de Colonna, considerado un símbolo del independentismo corso, fueron acogidos este viernes en la pequeña iglesia Latina de Cargèse antes de su inhumación.

Colonna, de 61 años y padre de dos hijos, falleció el 21 de marzo en un hospital de Marsella (sur) al que había sido ingresado entre la vida y la muerte fruto de un estrangulamiento por parte de otro recluso en la prisión de Arlès, al que la Fiscalía ha pedido investigar por asesinato "con motivaciones terroristas".

El activista corso cumplía allí una condena a cadena perpetua por el asesinato en 1998 del máximo representante del Estado francés en Córcega, el prefecto Claude Érignac.

Poco después de la muerte de Colonna, el Ejecutivo local, dirigido por nacionalistas moderados, puso las tres banderas oficiales (la corsa, la francesa y la europea) a media asta, un gesto que reprobó el presidente francés, Emmanuel Macron, al considerarlo una afrenta a la familia de Érignac y al Estado francés.

Oleada de protestas Desde que se conoció la brutal agresión el 2 de marzo, se desencadenó una oleada de protestas en Córcega por parte de los movimientos nacionalistas e independentistas, quienes achacaron al Estado francés no proteger a Colonna de ese ataque.

Los disturbios generaron destrozos materiales y decenas de heridos tanto entre los participantes como entre las fuerzas del orden.

Tras dos semanas de altercados, el ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin, se desplazó a la isla para amainar la tormenta.

MÁS AUTONOMÍA Gérald Darmanin escuchó las demandas de las autoridades nacionalistas en favor de más autonomía o las relacionadas con el acercamiento de presos corsos condenados por terrorismo y se fijó un calendario para encontrar soluciones.

Esta cuestión institucional "se comprometerá lógicamente durante el segundo mandato" del presidente Macron, si fuera reelegido en las elecciones presidenciales (10 y 24 de abril), señaló el ministro.

El titular de Interior también reconoció una parte de "responsabilidad" del Estado en el ataque al activista corso preso, Yvan Colonna en la prisión central de Arles: "Hay una responsabilidad del Estado como protector de las personas que están bajo su responsabilidad, en este caso los presos", dijo, comprometiéndose a hacer "la verdad sobre lo ocurrido".

Bloqueos de depósitos

Racionan

el carburante

Problemas. Las autoridades francesas decidieron racionar la venta de combustible en Córcega durante una semana ante los problemas de aprovisionamiento en la isla después de varios días de bloqueos de dos grandes depósitos por protestas. Las dos prefecturas de Córcega explicaron que se limitará la venta de carburante a 20 litros de gasolina por día y por vehículo y a 30 litros de gasóleo. En el caso de los camiones, podrán cargar hasta 50 litros cada día.

Existencias. Las prefecturas de la isla, que cuenta con unos 340.000 habitantes, lo justificaron porque las existencias de carburante en los depósitos de Lucciana y de Ajaccio "han disminuido rápidamente".

noticias de noticiasdenavarra