De Taylor Swift a Hillary Clinton, el festival Sundance se llena de estrellas

La cita con el cine independiente creada por Robert Redford celebra su 34ª edición

24.01.2020 | 06:16
Un fotograma del documental 'Hillary'.

los ángeles - De Taylor Swift a Hillary Clinton, el cielo indie de Sundance, el festival de cine independiente más famoso del mundo, aparece este año repleto de estrellas dentro de un programa que aspira, una vez más, a descubrir las próximas sensaciones de la gran pantalla. La gélida ciudad de Park City (Utah, EEUU) abrió ayer una nueva edición de Sundance, cuyas salas de cine, un refugio ideal para la nieve y el hielo de sus calles, acogerán todo tipo de actos como parte del festival hasta el próximo 2 de febrero.

Creado por Robert Redford, Sundance se ha convertido, con el paso del tiempo, en una aparente antítesis de Hollywood y en un lugar de reunión para nuevos talentos y experiencias cinematográficas fuera de lo absolutamente comercial. Quentin Tarantino, Steven Soderbergh, Kevin Smith, Jim Jarmusch o Darren Aronofsky son algunos de los cineastas que salieron a hombros de este evento. Tras una edición de 2019 a la que asistieron 120.000 espectadores, Sundance propone este año un cartel con más de 120 largometrajes llegados de 27 países. El festival, asimismo, continúa con su intento de los últimos años de favorecer la diversidad: de los 65 cineastas de las cuatro categorías competitivas, el 46% son mujeres, el 38% son personas de color y el 12% pertenecen a la comunidad LGBTQ+.

El primer plato fuerte de Sundance 2020 llegó ayer con Taylor Swift: Miss Americana, un documental de Lana Wilson sobre la estrella pop estadounidense y que es el plato más apetecible del menú de apertura del festival. Hay, al menos, otro documental que ha llamado mucho la atención de los medios en los días previos al certamen. Se trata de Hillary, un filme sobre la ex secretaria de Estado de EEUU y aspirante demócrata a la Casa Blanca en 2016, que ha firmado la directora Nanette Burstein. La asistencia de Clinton a Sundance, en medio de las primarias demócratas para elegir a su candidato, está asegurada.

Los límites entre cine y televisión y mainstream e indie, con el streaming como puente en ambos casos, son cada vez más tenues, por lo que no es de extrañar que cada vez más figuras consagradas de Hollywood se dejen ver por Sundance. Así, en el programa del festival aparecen estrellas del prestigio de Anne Hathaway y Ben Affleck (Su último deseo), Anthony Hopkins y Olivia Colman (El Padre), Jude Law (The Nest), Ethan Hawke y Kyle Maclachlan (Tesla), Michael Keaton (Worth), Evan Rachel Wood y Gina Rodríguez (Kajillionaire), Julia Louis-Dreyfus (Downhill) y Benedict Cumberbatch (Ironbark), entre otros.

el cine latino se hace hueco El cine latino tratará de hacerse hueco en Sundance, donde el año pasado triunfaron cintas como la colombiana Monos, la uruguaya Los tiburones o la mexicano-estadounidense Urgencias en México DF. En la categoría de drama internacional este año figuran la argentina Marea alta de Verónica Chen, la hispano-mexicana Sin señas particulares de Fernanda Valadez y la mexicana Blanco de verano de Rodrigo Ruiz Patterson. Y en la competencia de documental internacional aparecen la chilena El agente topo de Maite Alberdi y Once Upon A Time in Venezuela de Anabel Rodríguez Ríos, que cuenta con producción de Venezuela, Brasil, Austria y Reino Unido.

Otras cintas con marca latina dentro de los apartados estadounidenses son Blast Beat de Esteban Arango, Charm City Kings de Angel Manuel Soto, Zola de Janicza Bravo y Mucho mucho amor de Cristina Costantini y Kareem Tabsch.

Pero no solo habrá protagonismo latino dentro de la lucha por los premios que se celebrará hasta el día 2 de febrero en Park City. Falling, el debut en la dirección del actor Viggo Mortensen, es la película elegida para cerrar el festival fuera de competición. Además, el colombiano Rodrigo García presentará Four Good Days, donde aparecen Glenn Close y Mila Kunis; y el brasileño Wagner Moura y la cubana Ana de Armas desvelarán Sergio, cinta de Greg Barker sobre el asesinato del diplomático Sergio Vieira de Mello. - Efe

Más información