mirarte

El Drogas: "No siento más que débito hacia el público que hace que continúe en mi oficio"

Llega a las salas de cine el documental de Natxo Leuza sobre la figura del músico navarro

25.09.2020 | 01:29
Natxo Leuza y Enrique Villarreal, 'El Drogas', ayer junto a los cines Golem Yamaguchi de Pamplona.

 "Como un crío con zapatos nuevos". Así se siente Enrique Villarreal Armendáriz, El Drogas, con el documental que ha realizado en torno a su figura el pamplonés Natxo Leuza y que llega este viernes a las salas de cine de la mano de Golem Distribución. Una película cuya premiere se celebró el pasado sábado en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián y que, en palabras del director, traza un retrato de "la persona más influyente del rock en español de los últimos 40 años".

A través de imágenes de archivo que van de los años 70 a la actualidad, de entrevistas personales a Villarreal, a su compañera de vida o "socia", como la llama él, Mamen Irujo; a sus hijos –Gari y Araia–, y a otros músicos como Fito Cabrales, Kutxi Romero, Rosendo o Gorka Urbizu, El Drogas muestra a un hombre fiel a sí mismo, un "solitario" que defiende con palabras, letras, poemas y música aquello en lo que cree, eternamente curioso y en permanente búsqueda. Un tipo que vuelve a ser niño cuando juega con sus nietos, que ha aprendido a construir una nueva relación con Nieves, su madre, cuando el alzheimer amenazó con segar su vínculo y que asume su pasado. Es más, lo celebra, porque, y con esto le gustaría dejar de parecer "un cansino" con el tema de Barricada, "toda la gente que ha estado en el entorno del grupo ha aportado felicidad a mi vida". Y añade: "No quiero menospreciar a nadie".

 

ese andar torcido y mamen El documental comienza por el nacimiento de Enrique Villarreal, un 31 de agosto de 1959. Y cuenta por qué tiene ese andar torcido tan característico y que se debe a que tenía dañado el nervio de un ojo, lo que le obligaba a mirar y a moverse de una manera inclinada para ver las cosas rectas, tal y como explica él mismo en la película. Las fotos en blanco y negro del niño que fue dejan paso poco a poco al joven del barrio de la Chantrea que empieza a interesarse por la música, formando primero Kafarnaún y después –previo paso por la mili– Barricada, que echa a andar en 1982.

Aunque antes de todo esto se produce el encuentro que ha marcado toda su vida. Tanto que, como dice su hija Araia, "El Drogas no existe sin Mamen y Mamen no existe sin El Drogas". Se refiere a Mamen Irujo, la "socia" del músico, con la que empezó a salir cuando ella aun no tenía 16 años y con la que ha superado situaciones "difíciles", incluidas las generadas por las adicciones, tal y como ambos confiesan ante la cámara. "Forman una unión perfecta", afirmó ayer Natxo Leuza ante la cámara, que confesó que Mamen fue "una de las personas que más me sorprendió" cuando inició el proyecto hace tres años, de ahí que tuviera claro que, "después de Enrique, iba a ser la protagonista" de esta historia. "Da gusto ver la relación que tienen; de hecho, si os fijais en los planos del documental, Mamen siempre está al lado de Enrique", apuntó el realizador, que junto con Andrés García de la Riva, coproductor ejecutivo y responsable de comunicación, quiso hacer esta película por estar convencido de que El Drogas es "la persona más influyente en el rock español de los últimos 40 años". "No me creía que no existiera un documental sobre la figura de Enrique. Lo que ha hecho él no lo ha hecho nadie; muy pocos elegidos nacen para luchar contra lo establecido, para dejar esa influencia en generaciones, y él es uno de ellos", como queda claro en los múltiples compromisos que ha adquirido con causas como la memoria histórica, que en la película debate con el fotógrafo Clemente Bernad. Además, "es un personaje súper apetecible para contar una historia, ya solo por su físico, su caminar, sus pintas, con pelo, sin pelo...", continuó el director. Villarreal, por su parte, añadió que aun no sabe muy bien por qué dijo que sí a la grabación y reconoció que en el proceso dudó de si era "una locura" o de si "a alguien le iba a interesar nuestras vidas". Pero se mostró satisfecho con el resultado, que, aclaró, que es "la visión de Natxo, que es el que sabe de cine". "El equipo nos ha hecho sentir muy cómodos", apostilló.

 

no hay temas difíciles En cuanto a los temas de los que habla en el documental, el músico dijo que no fue difícil porque ya los ha abordado en entrevistas y porque "me gusta poner en primer plano algunas cuestiones", caso, por ejemplo, del alzheimer que padece su madre. "Cuando se lo diagnosticaron fue un shock", sobre todo "cuando ves que empieza a derruirse el edificio vital que has creado con ella". Y para él fue un "bálsamo" empezar a hablar con personas que estaban pasando por lo mismo. "Esas conversaciones me llevaron a tener una relación más normalizada con mi madre; nunca la he abrazado ni la he hecho rabiar tanto como ahora".

Tampoco evita en el filme hablar de Barricada, del que fue expulsado en 2011, aunque no quiere resultar "cansino" en los medios con este asunto. "Toda la gente que ha estado metida en ese grupo y que me ha rodeado ha aportado felicidad a mi vida; pero, además, ese pasado es tan importante que vivo el presente que vivo gracias a ese pasado, y el futuro lo encaro con una ilusión impresionante precisamente también porque esos años tienen mucha importancia".

 

el corredor de fondo Con 40 años de carrera, Enrique Villarreal sigue explorando nuevos caminos. Como dice Kutxi Romero, El Drogas llegó hace tiempo, pero sigue corriendo, adelantando a todo el mundo. "Estoy acostumbrado a trabajar, me gusta mi trabajo y esto es muy complicado en un país en el que es muy complicado vivir de lo que a uno le gusta. No siento más que débito al público que hace que continúe en mi oficio", afirmó ayer Villarreal. "Lo que me gusta de esto es que todavía continuo buscando mi objetivo; seguramente no tenga ninguno, pero es la excusa para seguir moviéndome en muchos aspectos de la vida", experimentando con nuevos sonidos, ambientaciones. "Me gusta enredar en todo, es un lujo poder bucear en situaciones musicales que igual nadie se imagina, y lo que aprendo cada vez que me meto en un berenjenal nuevo". A veces el resultado de un nuevo proyecto no gusta a todo el mundo o llueven las críticas desde un lado del espectro musical, pero no pasa nada, "en este trabajo a la gente hay que sorprenderla para bien o para mal".

la película

Título. El Drogas.

Estreno. Hoy en 39 salas de todo el Estado de la mano de Golem Distribución.

Director. Natxo Leuza.

Guión. Natxo Leuza y Álex García de Bikuña.

Dirección de fotografía. Iñaki Alforja.

Música original. Mikel Salas.

Sonido directo y diseño de sonido. Danel Ciaurriz.

Producción ejecutiva. Rosa G. Loire, María Guzmán Ligorit, Andrés García de la Riva, Natxo Leuza, Álex García de Bikuña y Gentzane Martínez de Osaba.

en corto

natxo leuza "tengo ganas de empezar a recibir opiniones del público"

Después de tres años de trabajo, el equipo tiene dos objetivos claros. "El primero, que parece que lo hemos cumplido, es que Enrique y Mamen se sientan cómodos con la película", comentó ayer Natxo Leuza. El segundo es que el documental llegue al público. "Tengo muchas ganas de ver qué conclusiones saca y de empezar a recibir opiniones", agregó.

"Toda la gente que ha estado metida en Barricada ha aportado felicidad a mi vida"

enrique villarreal, 'El drogas'

Músico

"Enrique es la persona más influyente del rock en español de los últimos 40 años"

natxo leuza

Director del documental 'El Drogas'