Eusebio Unzué mánager del movistar

“Vamos al Tour con nuestro estado de ánimo elevado; la victoria es posible”

El mánager general de Movistar Team hace balance del gran Giro de su equipo y se muestra optimista con las opciones de Landa, Nairo y Valverde de cara al Tour

09.02.2020 | 14:55
Eusebio Unzué, mánager general del Movistar Team, junto al ciclista colombiano Nairo Quintana.

El navarro valora el gran Giro del equipo y se muestra optimista con las opciones de Landa, Nairo y Valverde.

pamplona - Movistar, con Eusebio Unzué (26/02/1955) a la cabeza, pasa por un momento dulce tras la victoria de Richard Carapaz en el Giro. El ciclista ecuatoriano no participará en el Tour, pero Unzué asegura que el equipo telefónico cuenta con nombres importantes para lograr el triunfo y prolongar su estado de gracia.

Tras la Vuelta de 2016, Movistar vuelve a ganar una gran vuelta.

-Sí, es algo que no es fácil de conseguir. Normalmente solemos estar cerca, en la pelea, como en 2017 y 2018. Este año la victoria ha llegado gracias a la explosión definitiva de Richard. Es una victoria muy importante y, además, con gente de casa.

¿Pensaba que iba a llegar a través de Carapaz estando Landa?

Tanto el uno como el otro podían llevárselo por edad y cualidades. Mikel había sido tercero en el Giro, cuarto en el Tour?. Con él y con Richard queríamos perder el menor tiempo posible para que luego, en la montaña, viéramos a qué podíamos aspirar. Ahí vimos a un contundente Richard, que ya avisó de cómo se encontraba con la victoria en la quinta etapa del Giro. Cuando llegó a la montaña fue confirmándose cada día, ganando de manera brillante y cogiendo el maillot rosa para defenderlo luego con todo el equipo.

¿El Giro es una carrera idónea para Carapaz?

-Tenía el antecedente del año pasado, donde ganó una etapa de manera espectacular. Fue cuarto y peleó hasta el último minuto el maillot blanco con López. Dejó su tarjeta de presentación y dio razones para que no extrañe tanto su victoria este año.

¿Y el Tour?

-El Tour es una carrera diferente, también por los rivales. Está hecha para grandes corredores y ofrece otro tipo de favoritos, como Mikel o Nibali. Es importante conocer la carrera y saber llevar el estrés que genera.

Él ha dicho que lo intentará en dos o tres años.

-De momento quiere digerir esta gran victoria y tener un merecido descanso. Ha ido a su tierra, donde ha sido recibido como un héroe. Tras descansar, comenzará los entrenamientos pensando ya en la Vuelta a España.

Tanto él como Movistar han recalcado que el Giro ha sido una victoria de equipo.

-Es una realidad. Todos han funcionado como una orquesta y él ha sabido dar ese toque diferenciador entre los mejores. Se ha movido cinco veces pero con mucho criterio, dos para conseguir grandes victorias de etapa y las otras tres para adquirir más diferencia sobre los rivales. El equipo ha estado sensacional y Richard ha tenido la suerte de contar con un compañero como Mikel. Su consejo y sus movimientos en carrera han ayudado a asegurar su victoria.

Hablando de equipo, vaya lujo el Lizarte: Carapaz, Pedrero, Carretero...

-No te puedes hacer una idea. Todas las victorias son importantes y emotivas pero cuando las consigues con gente que ha empezado contigo, que viene de la cantera de Lizarte, el grado de satisfacción se multiplica. El buen trabajo siempre da sus frutos.

15ª victoria en una grande, seis meses después del Mundial de Valverde. Momento histórico para el Movistar Team.

-No somos un equipo de muchas victorias, pero solemos conseguir cosas muy importantes de vez en cuando. Ganar una gran vuelta, aunque sea la decimoquinta, sigue siendo algo emotivo. El modelo de trabajo de este equipo es apostar por clasificaciones generales y por corredores de resistencia. De momento, nos está funcionando. Los éxitos son la motivación para el sacrificio que todos hacemos.

Un momento histórico que puede continuar con un triunfo en el Tour.

-Por supuesto. Cada año lo peleamos, aunque no siempre con igual acierto. Nuestra suerte sigue siendo que vamos a poder estar con hombres que han estado cerca de ganar el Tour como Nairo, Alejandro o Mikel, que quedó cuarto un año. Vamos con hombres que conocen la carrera, que es importante. Es difícil, tenemos otro tipo de rivales pero vamos a la línea de salida con nuestro estado de ánimo muy elevado porque nuestros corredores se encuentran bien y la victoria es posible.

Tras la desgraciada caída de Froome, el panorama ha cambiado drásticamente.

-En el mundo del deporte, estas cosas pasan pero cuando le ocurre a un grande la conmoción es mayor. Es un gran deportista, un gran caballero y un hombre que lleva diez años en la élite. Cuando se cae un grande, sufre todo nuestro deporte.

¿Les beneficia su ausencia?

-Sí, todo el mundo ha adelantado un puesto. Es el hombre que ha dominado esta carrera y será extraño no verle en esta edición. Ahora será una carrera más abierta y vamos a ver si somos capaces de ganar.

Quintana, Landa y Carapaz terminan contrato próximamente, ¿hay preocupación en su equipo?

-No, ya sabemos cómo funcionan estas cosas. Unas veces toca renovar a unos y otras a otros. En este mundo, unas veces quieres y no puedes. Nosotros vamos a hacer lo que más interese al equipo, siempre tratando de retener y traer corredores.

¿A quién espera mantener?

-Descartado no está nadie. Ahora estamos valorando todo tipo de opciones y costos. Es algo que quedará por concretar en los próximos días.