Pablo Castrillo sigue hollando cimas míticas

memorial valenciaga El del lizarte triunfa en arrate tras ganar en Gorla hace quince días

11.04.2022 | 00:23
Castrillo, vencedor. Foto: Valenciaga

donostia – El ciclista oscense Pablo Castrillo (Jaca, 2001), del Equipo Lizarte, se adjudicó ayer con brillantez en Arrate la 51ª edición del Memorial Valenciaga. Castrillo, cuyo hermano Jaime es profesional con el Kern Pharma y logró en su día buenos triunfos como amateur en Euskadi (por ejemplo la Loinazko Proba de Beasain), continúa así hoyando cumbres míticas del ciclismo euskaldun. Hace dos semanas se adjudicó la subida a Gorla, en Bergara, y en esta ocasión inscribió su nombre en el palmarés de ganadores del santuario eibartarra.

La victoria del aragonés se fraguó en la subida final a la propia cima de Arrate, cuando lanzó desde el selecto pelotón un ataque duro y seco para intentar dar caza a la cabeza de carrera. En ella figuraba, en solitario, el espectacular Davide Piganzoli (Eolo Kometa), quien había puesto la carrera en jaque con una lejana ofensiva a 39 kilómetros de meta, en la primera ascensión a Ixua. Recién neutralizada la fuga del día, una avanzadilla de siete ciclistas en la que figuraban Iker Barandiaran (Eiser Hirumet) y Nicolás Alustiza (Laboral Kutxa), el italiano demarró con fuerza para marcharse sin compañía y llegar a disfrutar de una renta máxima de minuto y medio.

Todo llegó a parecer perdido para un pelotón comandado por el Equipo Lizarte y del que trataron de salir al contraataque los locales Xabier Berasategi (bajando Ixua) y Enekoitz Azparren (en el tramo final del descenso de Urkaregi). Las intentonas de la dupla del Laboral Kutxa, sin embargo, no fructificaron, ante un Piganzoli que marchaba muy sólido por delante y un grupo trasero que, sin perder los papeles pese a la ventaja del escapado, mantenía la unión y un ritmo constante. La escuadra navarra supo conservar la calma, mantener a la fuga a una distancia alcanzable y llevar a Pablo Castrillo en carroza durante el pestoso tramo que conduce a Eibar desde Elgoibar, una de las claves de su éxito.

Ya cuesta arriba, el a la postre vencedor dejó atrás al reducido pelotón cuando la renta de Piganzoli era todavía de 1:15. Sin embargo, los segundos empezaron a caer sobre el transalpino como una losa, mientras Castrillo se le acercaba completamente desatado. Le atrapó cuando el tramo más duro de la subida ya había quedado atrás. Dio igual. Las rampas del 4% con las que finaliza el puerto resultaron suficientes para que el corredor del Eolo perdiera la rueda a las primeras de cambio. El propio Castrillo, tal y como hiciera su excompañero Pau Miquel (ya promocionado) en 2021, se adjudicó un triunfo de postín que debería significar, a final de curso, el reclutamiento por parte del Kern Pharma. Ya lo dice el refrán txirrindulari: quien gana el Valenciaga, sube a profesionales. En la Aiztondo Klasika ya había acreditado piernas trabajando para el ahora lesionado Mikel Retegi. Gorla y Arrate las han confirmado.

Memorial Valenciaga

Clasificación

1. Pablo Castrillo (Lizarte) 4h01:10

2. Davide Piganzoli (Eolo) a 31"

3. José Luis Faura (Valv. Team) a 52"

noticias de noticiasdenavarra