Tajonar no se detiene

cantera / los departamentos de metodología y preparación física coordinan el trabajo de la base

21.04.2020 | 01:45
Un jugador de la cantera se ejercita en su domicilio. Foto: Osasuna

pamplona – La puerta cerrada ya no significa fin de actividad. La tecnología ha hecho que muchas actividades puedan llevarse a cabo a pesar del confinamiento generado por la expansión del COVID-19. Tajonar es un buen ejemplo. Las competiciones terminaron el fin de semana del 7 y 8 de marzo y los entrenamientos se suspendieron días después. Pero eso no significa vacaciones. Ninguno de los conjuntos de la cantera de Osasuna ha detenido su actividad, ya que los jugadores reciben tareas semanales con el objetivo de continuar con su preparación. Según dio a conocer el club, se trata de trabajo adaptado a un espacio reducido y a las condiciones propias del confinamiento.

Desde hace dos semanas, el departamento de Metodología, con Iñaki Pacheco como responsable, ha trabajado en coordinación con el departamento de Preparación Física con el objetivo de dotar a los jugadores de todos los equipos de la base de sesiones de entrenamiento. En ese ámbito de la preparación física, Iokin Lobo ha sido el encargado de coordinar el trabajo de los equipos de División de Honor juvenil, Liga Nacional juvenil, Cadete A, Cadete B, Infantil A e Infantil B.

Desde su casa en Alsasua, el preparador físico diseña entrenamientos, realiza vídeos explicativos y atiende a todas las dudas que puedan tener los jugadores. "La situación ha hecho que tengamos que adaptar nuestra manera de trabajar. El apartado físico ahora mismo es lo que une al jugador con Tajonar, con Osasuna y con esa sensación de equipo. Diseñamos sesiones que puedan realizar, te pones en la piel de ellos para entender las dificultades que pueden tener en sus casas para realizar las tareas y con eso elaboramos la sesión", explica Lobo.

El escenario ha cambiado y Iokin Lobo ha sabido adaptarse. Acostumbrado a trabajar en las instalaciones de Tajonar, su casa se ha convertido ahora en su centro de trabajo. Sin embargo, eso no ha impedido el seguimiento de todos los jugadores en estas semanas de confinamiento.

Gracias a diferentes tecnologías de comunicación supervisa las sesiones, corrige fallos e incluso realiza sesiones en directo en las que él mismo desarrolla la sesión, sirviendo como ejemplo a los jugadores. "Tienes que reinventarte. Hemos cambiado el balón por pelotas de papel y demás alternativas que pueda haber en casa. Eso algunas familias lo agradecen (ríe). Las videollamadas son ahora nuestra sesión presencial y a ellos les da mucho. Tratamos de hacerlo ameno, que además de trabajar se rían y disfruten. Hay rondas de chistes antes de acabar la sesión", relata.

Para los más pequeños este confinamiento puede resultar todavía más duro. Por ello, las sesiones de trabajo se han convertido en un verdadero estímulo, que las familias no dudan en agradecer. "Lo más importante es que las familias nos sientan cerca, que vean que Osasuna sigue ahí pendiente de sus jugadores. El tiempo que los chicos pasan haciendo los ejercicios es un momento de ilusión, de felicidad, y así nos lo hacen saber las familias. Hacemos trabajo de técnica individual y condicional adaptado al espacio. Nos grabamos haciendo el ejemplo y recibimos vídeos de todos los jugadores para ver si es necesario corregir", explica Iñaki Pacheco.

aprovechar el tiempo El director de Tajonar, Ángel Alcalde, remarca que esta iniciativa trata de aprovechar el tiempo de los chavales en una situación adversa que nadie podía prever. "Cuando vimos que no íbamos a poder pisar Tajonar decidimos plantear diferentes propuestas para seguir trabajando con los jugadores de la cantera. No sabemos cuándo va a ser la vuelta, pero nos parece importante que cuando lo hagan hayan aprovechado este tiempo. Que no pisar Tajonar no sea un tiempo perdido, siendo conscientes también de las particularidades y dificultades generadas por esta situación", comenta el responsable de la cantera de Tajonar.

Sin embargo, Alcalde destaca que el contacto del club con los jugadores va más allá de la preparación física. "El club ha estado pendiente de ellos en todo momento, no únicamente preocupados por el apartado deportivo, también por el personal. Entrenadores y responsables han estado en comunicación con ellos", explica el director de Tajonar.

Las competiciones han parado. No hay entrenamientos en los campos, ni partidos, ni resultados el fin de semana, pero Tajonar sigue muy vivo dentro de sus casas. Los métodos de entrenamiento han cambiado y las reuniones ahora son a través de una pantalla, pero todo ello no impide que jugadores y profesionales de la cantera rojilla continúen trabajando a la espera de poder volver a disfrutar de lo que más les gusta.

"Se trata de que no pisar Tajonar no sea tiempo perdido. El club ha estado pendiente de ellos"

ángel alcalde

Director de Tajonar

"El tiempo que los chicos dedican a hacer ejercicio es su momento de ilusión"

iñaki pacheco

Responsable del Departamento de Metodología