Sin complejos

Supercopa/ El Sevilla lucha por el título ante el temible Bayern (21.00h.)

24.09.2020 | 01:41
Navas y Rakitic, en el entrenamiento del martes. Foto: Efe

bayern - sevilla

Bayern Neuer; Pavard, Süle, Alaba, Davies; Kimmich, Goretzka; Sané, Müller, Gnabry; y Lewandowski.

Sevilla Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Escudero; Fernando, Joan Jordán; Ocampos, Rakitic, Suso; y De Jong.

ÁrbitroAnthony Taylor (Inglaterra).

Estadio Puskas Arena (Budapest)

Hora/tv21.00 / Movistar LC

sevilla/Berlín – El Sevilla afronta sin complejos su primer partido oficial de la temporada con la ilusión de sumar un nuevo título, el de la Supercopa de Europa, pero para ello deberá superar hoy en Budapest al potente Bayern de Múnich, campeón de la Liga de Campeones y de la Bundesliga y que inició este curso el torneo doméstico con un contundente 8-0 ante el Schalke 04.

La espectacular trayectoria reciente del conjunto bávaro es muy respetada en el seno del club andaluz, pero el Sevilla se ha ganado también un puesto de prestigio en el continente, como lo demuestra que en agosto conquistara su sexto título de la Liga Europa al derrotar en la final al Inter de Milán, o antes en semifinales a otro equipo de gran historial como el Manchester United.

Bayern y Sevilla están igualados en la Supercopa de Europa, que han ganado cada uno en una ocasión: los españoles en 2006 ante el Barcelona (0-3), en el primero de sus hasta ahora cinco intentos; y los alemanes frente al Chelsea en 2013, en la última de las cuatro ocasiones que tuvieron.

El Puskas Arena, con una capacidad que supera las 60.000 localidades, estará abierto en un 30% de su aforo y la UEFA facilitó a cada club contendiente 3.000 entradas, de las que el Sevilla ha hecho uso de medio millar y el Bayern de unas 2.000.

En el plano deportivo, el conjunto andaluz llega a esta Supercopa con poco más de dos semanas de pretemporada, periodo en el que ha disputado tres amistosos con formatos atípicos, uno ante el Levante y dos frente al Athetic.

Tuvo además el preparador sevillista, Julen Lopetegui, el inconveniente del positivo por covid-19 del delantero Munir El Haddadi, quien tuvo que quedarse en cuarentena y que no se ha unido al trabajo del grupo hasta el pasado domingo, por lo que es poco probable que esté en el mejor tono para medirse al conjunto germano.

El Sevilla, que ha perdido al argentino Éver Banega, y al lateral izquierdo Sergio Reguilón, se ha reforzado con Iván Rakitic, Marcos Acuña y el mediapunta Óscar Rodríguez.

Mientras, el Bayern llega al duelo por la Supercopa tras su espectacular estreno en la Bundesliga con una goleada de estrépito por 8-0 ante el Schalke, con la que amplió a 22 su racha de victorias seguidas.

El triplete de títulos puede convertirse en dos semanas en quintuplete, con la Supercopa de Europa y la Supercopa alemana, lo que es un motivo más de expectación para este duelo en Budapest.

Contra el Schalke, el entrenador Hansi Flick tuvo que prescindir de Alphonso Davies y de David Alaba por problemas musculares, aunque han vuelto a los entrenamientos y se prevé que estén disponibles, así como de Kingsley Coman, en cuarentena debido a un positivo de coronavirus en una persona de su entorno.

En el último entrenamiento también estuvo el goleador Robert Lewandowski, que había hecho una pausa por precaución, pero cuya participación en la Supercopa, según el club, nunca ha estado en peligro.